Conecta con nosotros

Noticias

Intel Apollo Lake, Internet de las Cosas según Intel

La serie de procesadores Intel E3900 Apollo Lake con tecnología de 14 nanómetros, donde la E se refiere a embedded, son procesadores especialmente diseñados para el endpoint de Internet de las Cosas.

Publicado el

Intel Apollo Lake

Hace solo unos meses, con el anuncio de la reestructuración de Intel, algunas voces pusieron en duda el interés de la compañía en el desarrollo de Internet de las Cosas, principalmente por la cancelación de los planes de producción de algunos procesadores para dispositivos móviles.

El tiempo ha servido, sin duda, para demostrar que se equivocaban, y que en Intel tienen muy clara la diferencia entre smartphones y tablets, y la enorme plétora de dispositivos en los que se sostiene, en realidad, el futuro de Internet de las Cosas. Y es que aunque smartphones y tablets tienen su importancia, el verdadero desarrollo de IoT no vendrá de estos, sino de otros muchos (en tipo y en cantidad) de dispositivos.

Patrick Moorhead dedica una tribuna en Forbes a analizar la estrategia de Intel con respecto a esta tendencia y, la verdad, no podría estar más de acuerdo con su opinión, ya que plantea que, tras la dudas que se pudieron producir en aquel momento, a día de hoy resulta más que evidente que la apuesta de la empresa por ese campo es firme. Y lo que es más interesante, que los campos en los que ha decidido centrarse son, probablemente, los más adecuados y, por lo tanto, en los que tiene más posibilidades de apuntarse un gran éxito. Y se resume en dos letras: E y A. Cada una de ellas detalla los dos campos por los que apuesta Intel de manera más clara.

E de embebido

El anglicismo, que tiene su origen en embedded, tiene una razón de ser, y es la serie de procesadores Intel E3900 Apollo Lake con tecnología de 14 nanómetros. Y es que la E que precede su nombre se refiere precisamente a eso, a embedded. Es decir, son procesadores especialmente diseñados para el endpoint de Internet de las Cosas, dispositivos en los que se combina la necesidad de procesar datos en tiempo real, un bajo consumo de energía y la flexibilidad para adaptarse a cualquier tipo de necesidad. Dicho en otras palabras, procesadores multipropósito específicos para IoT.

Así, los procesadores de la familia Intel E3900 son compatibles con los principales sistemas operativos (Windows, Linux, Android, RTOS, etcétera), configuraciones de dos y cuatro núcleos, consumos de entre 6 y 12 vatios y soportan hasta 8 gigabytes de memoria LPDDR4. En cuanto a funciones de seguridad, la serie E3900 soporta funciones como arranque seguro (secure boot), cifrado AES-NI acelerado por la propia CPU, HDCP para protección de contenidos de audio y vídeo y ECC (control de corrección de errores).

A de automoción

Y si la E de E3900 viene de embedded, en la serie de procesadores Intel A3900 Apollo Lake con tecnología de 14 nanómetros la A viene de automotive. Es decir, se trata de una familia de procesadores diseñada, de manera específica, para el mundo del motor, tanto en sus sistemas de información y ocio (infotainment), como en funciones avanzadas relacionadas con la conectividad y las de conducción autónoma. Es conocido el interés de Intel en los vehículos del futuro, y ahora, con los procesadores especialmente diseñados para vehículos que tienen la conectividad a Internet en su mismo origen, queda más que claro que la presencia de Intel en Internet de las Cosas no hará sino crecer en el futuro.

El equipo de profesionales de MCPRO se encarga de publicar diariamente la información que interesa al sector profesional TI.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!