Conecta con nosotros

Noticias

Los nuevos impuestos de Trump acelerarían la adopción de la nube

Publicado el

Entre las muchas medidas que Donald Trump ha anunciado que tomará cuando tome posesión de su cargo está la imposición de impuestos a los productos fabricados fuera de Estados Unidos. Como sucede con otras de sus promesas electorales, nadie sabe a ciencia cierta si se quedarán en una amenaza o finalmente verán la luz. Por si acaso, varios analistas ya se han puesto manos a la obra para analizar las consecuencias de su hipotética puesta en marcha. Y según Computerworld su entrada en vigor puede acelerar la adopción de la nube en las empresas.

Esto se debería a la necesidad que tendrían los directivos de protegerse frente a mayores costes de hardware, lo que podría desembocar en una modificación de sus presupuestos, que pasarían de contar con un mayor gasto en tecnología a adjudicárselo a los servicios. Este cambio ya ha empezado, y estos nuevos impuestos solo lo acelerarían.

Por ahora, tal como hemos mencionado, el presidente solo ha mencionado este tema de forma imprecisa, y en muchos casos lo ha comentado a través de Twitter. Pero, durante la campaña, Trump anunció una tasa sobre el valor de cada producto fabricado por cualquier empresa que abandone los Estados Unidos y quiera volver a operar en el país pasado un tiempo.

Aún así, si esta tasa solo se aplica a las empresas que deslocalicen su producción, no afectará excesivamente a la industria tecnológica, según el analista de Gartner, John Lovelock. La mayoría de empresas que venden servidores en Estados Unidos son extranjeras, como Fujitsu, Lenovo, NEC o Huawei. Las estadounidenses, como HPE o Dell, llevan décadas fabricando en el extranjero, y dado que el impuesto no tendrá carácter retroactivo, no las afectaría, en principio.

En este sector también hay muchas empresas que siempre han fabricado sus productos fuera de Estados Unidos, como sucede con Apple, que ensambla el iPhone en China a través de contratos con fabricantes locales. Trump pretende hacer que Apple y estas compañías empiecen a fabricar los dispositivos que venden en el país en lugar de hacerlo en el extranjero, pero no ha dado pistas de cómo planea hacerlo.

¿Subirá el precio del hardware?

En cualquier caso, si el precio del hardware sube como resultado de las políticas de Trump, los compradores tomarán medidas. Según Lovelock, “ya estamos viendo el cambio de la propiedad al servicio, el mundo nos ha estado empujando en esa dirección. Incluso si la tasa no entra en vigor, los negocios deberían proceder al respecto como si lo hiciese“. Con esto, en lugar de, por ejemplo, comprar un servidor nuevo, una empresa puede utilizar un proveedor de alojamiento en la nube, o empezar a utilizar un proveedor de software como servicio.

El cambio de los servidores a la nube no es el único impacto que tendrían estos impuestos. Según David Wagner, vicepresidente de Investigación de Computer Economics, habría otras muchas, como una tasa menor de renovación de ordenadores, que en las empresas está en la actualidad en cuatro años de media. Según apunta, “los escritorios virtuales, el software como servicio y otras opciones en la nube pueden absorber varias de las tareas más pesadas de los PCs, lo que también puede hacer que los años que se tarda en renovar un PC aumenten“.

El cambio a la nube parece impulsado por el dato que ha puesto de manifiesto Computer Economics en su último estudio sobre las previsiones tecnológicas, que revela que las empresas de tecnología no van a aumentar sus gastos, lo que indica un aumento del uso de la nube. Wagner apunta, sin embargo, a que “como es obvio, las empresas en la nube tendrán que pagar el impuesto como cualquiea, pero la eficacia inherente a las configuraciones de los proveedores deberían permitirles absorber los costes mejor que otras organizaciones“.

Pero eso sí, el aumento de los costes de los programas de almacenamiento de grandes cantidades de información podría suponer un problema. Tal como afirma Wagner, “el almacenamiento económico es uno de los principales factores del Big Data. Si se hace desaparecer, algunas empresas podrían barajar la necesidad de volver a utilizar lo que un día decidieron abandonar”. Por ahora, todo lo relacionado con este impuesto y cómo afectará no son más que suposiciones, y habrá que esperar a que Trump tome posesión de su cargo y su administración comience a trabajar para ver si, finalmente, llega este impuesto y cómo se aplica.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!