Conecta con nosotros

Noticias

Foxconn asegura al gobierno de China que no abandonará la producción en el país

Publicado el

Menos contratos en Foxconn por la baja demanda del iPhone 5

Pocos días después de que Foxconn anunciase que planeaba expandir sus operaciones en Estados Unidos, el gobierno chino ha mostrado su preocupación al respecto. Las autoridades temen que el grupo, que tiene al frente al multimillonario Terry Gou, reduzca su producción en China. Pero tal como recoge Bloomberg, Gou se ha apresurado a asegurarles que no tienen por qué temer, puesto que Foxconn no retirará capital del país, y tampoco rebajará su producción.

En el transcurso de la reunión Gou comentó al funcionario chino que los planes de inversión de Foxconn en Estados Unidos no están completamente definidos, ya que dependen de las políticas de la Administración Trump.

Por lo tanto, pase lo que pase, China seguirá siendo clave para las operaciones de ensamblaje a gran escala de Foxconn, una de las principales fuentes de empleo en el país asiático, que tiene cerca de un millón de trabajadores solo en ese país. Si esto cambiase y la empresa empezase a hacer despidos masivos a medida que desplaza parte de su producción a Estados Unidos, podría haber protestas, como ha sucedido en el pasado. Según James Yan, director de Investigación de Counterpoint en Pekín, “Gou quiere que los oficiales sepan que todavía ve a China como su mercado más importante. Foxconn depende mucho de China en las divisiones de ensamblado y consumo, y sus proveedores son también países asiáticos. Eso no va a cambiar por lo menos durante los próximos cinco años“.

Foxconn anunció una expansión en Estados Unidos varias horas después de que Masayoshi Son, del Grupo SoftBank, anunciase una inversión de 50.000 millones en Estados Unidos, que originaría la creación de 50.000 puestos de trabajo. En los documentos que Son entregó a la prensa después del anuncio de la inversión aparece el nombre de Foxconn, pero no está claro cómo podrían trabajar juntas ambas empresas, ni lo que se ha prometido a Trump.

En la actualidad, Foxconn tiene fábricas en varias ciudades chinas, entre las que están Zhengzhou, Shenzhen, Taiyuan y Wuhan. Como hemos comentado, es uno de los mayores creadores de puesto de trabajo de China, pero la situación laboral en el país, que está desembocando en un aumento de salarios y escasez de mano de obra, está consiguiendo que las empresas empiecen a mirar en otros mercados para sacar adelante su producción. Lenovo y Oppo son algunas de las que ya han puesto en marcha instalaciones en países del sudeste asiático. La propia Foxconn ha aumentado el uso de robots para reducir su dependencia de la mano de obra humana, y está considerando aumentar su presencia en la India.

Pero todos estos cambios llevan aparejados ciertos aumentos de costes. Por ejemplo, según la consultora IHS Inc, los componentes del modelo de entrada del iPhone 7 cuestan 224,80 dólares, y su ensamblado en China cuesta unos 10 dólares en la actualidad. Hacer lo mismo en Estados Unidos costaría entre 30 y 40 dólares. Varios rivales de Foxconn ya están sopesando la posibilidad de fabricar en Estados Unidos si es necesario. Como Pegatron, otro ensamblador de Apple, que podría triplicar o incluso quintuplicar su actividad en el país si lo desea. Pero Foxconn seguirá teniendo su principal base en China. Según Yan, “Foxconn puede expandir sus divisiones de investigación y desarrollo, así como parte de su producción de alta precisión, a los Estados Unidos. Pero la principal parte de la división de ensamblaje seguirá estando en China“.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!