Conecta con nosotros

Noticias

Bosch y Cisco ponen en marcha un consorcio de blockchain para IoT

Publicado el

Blockchain es una base de datos distribuida formada por cadenas de bloques diseñadas para evitar su modificación una vez que un dato ha sido publicado. El concepto de cadena de bloque fue aplicado por primera vez en 2009 como parte de Bitcoin y de ahí la importancia que está adquiriendo esta tecnología, siendo el sector financiero el que más se benefició de su implantación, de cara principalmente a securizar transacciones.

Pero, ahora, son las compañías que trabajan con Internet de las Cosas las que parecen dispuestas a adoptar blockchain, como muestra el consorcio que Bosch, Cisco y otras empresas han puesto en marcha, tal como apunta Reuters.

En el grupo hay compañías grandes como Gemalto, startups relacionadas con blockchain, como Consensus Systems, BitSE y Chronicled, entidades bancarias, como el Banco Mellon Corp de Nueva York, etc. Sus miembros trabajarán de manera conjunta para desarrollar un protocolo de blockchain compartido para Internet de las Cosas.

En la actualidad, objetos cotidianos como las lavadoras o los frigoríficos empiezan a conectarse a Internet y a enviar y recibir datos, lo que ofrece muchas ventajas para empresas y consumidores, pero también aumenta el peligro de hackeo. Precisamente para reducirlo sirve blockchain, que no es más que un registro distribuido y seguro de transacciones, mantenido por una red de ordenadores conectados a Internet, y securizado mediante técnicas de cifrado avanzado. Sus defensores piensan que puede utilizarse para mejorar la seguridad y permitir una mejor identificación de las funciones de gestión en las aplicaciones de Internet de las Cosas.

Dirk Slama, responsable de Alianzas de una de las compañías impulsoras de este grupo, Bosch Software Innovations, ha comentado que los miembros ven “un potencial tremendo para la aplicación de blockchain en casos de uso industrial. La posibilidad de crear un historial seguro de cómo se fabrican, mueven y mantienen los productos en redes de valor complejo con muchos miembros es una posibilidad crítica“.

Por su parte, Joe Pindar, director de Estrategia de Producto de Gemalto, ha comentado que “la securización de la identidad en los campos de la propiedad física y del packaging va a ser una gran oportunidad de negocio a lo largo de la próxima década. Las áreas de mayor valor de la cadena de suministros logística y de industrias reguladas como la energía, la farmacéutica y la cadena de frío podrían ver cómo se introduce en ellas un componente de blockchain“.

Pero este grupo es solo uno de los esfuerzos colaborativos que han puesto en marcha muchas grandes empresas de cara a sacar más partido a la tecnología blockchain. A pesar de que algunos ya lo han abandonado, en la actualidad más de 40 entidades bancarias forman parte del consorcio de blockchain R3 CEV. Por otra parte, compañías como IBM e Hitachi forman parte de otro grupo que tiene al frente a la Linux Foundation. Y aunque los bancos van más adelantados en el uso de esta tecnología, este podría ser el año en el que las tecnológicas dan el gran salto hacia su uso masivo.

Las inversiones en blockchain están creciendo mucho en los últimos tiempos, pero muchos escépticos avisan de que esta tecnología puede estar sobrevalorada, y de que pueden pasar bastantes años antes de que las empresas puedan ver los frutos de su inversión.

Foto: Davidstankiewicz

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!