Conecta con nosotros

Noticias

Intel® Xeon® E3-1200 v6, el mejor rendimiento para servidores de entrada

La familia de procesadores Intel Xeon E3-1200 v6, un integrado con ocho variantes, todas ellas basadas ya en Kaby Lake.

Publicado el

Intel Xeon E3-1200 v6

A la hora de escoger los diversos componentes de un sistema, siempre hay que realizar un ejercicio de equilibrio, buscando aquellos que se adecuen correctamente a las necesidades concretas de cada caso, dejando además un cierto margen de rendimiento aprovisionado, y que permita responder de manera adecuada si se produce a corto plazo un incremento en las necesidades.

Y no es fácil, pero es preciso hacer ese ejercicio, ya que en caso contrario seguramente no haremos la elección más adecuada. ¿Y en qué se traduce esto? Pues en que por ahorrar un poco nos podemos encontrar con un sistema que no cubre las necesidades previas (con los perjuicios y costes que esto puede provocar), o con haber hecho un gasto excesivo y que probablemente no llegaremos a amortizar nunca (por no hablar de que no podremos dedicar ese dinero «sobregastado» a otros fines mejores).

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Así, contar con componentes especialmente diseñados para cubrir necesidades muy concretas es, sin duda, un elemento clave para hacer siempre las mejores elecciones y, por lo tanto, afinar al máximo y contar exactamente con lo que necesitamos cuando lo necesitamos.

Con ese planteamiento muy claro, Intel lleva muchos años manteniendo y actualizando un gran catálogo de productos y, especialmente, de procesadores, para facilitar a los responsables de TI que siempre puedan contar exactamente con aquello que necesitan. Para ello no basta con mejorar las tecnologías ya existentes, además es necesario un profundo conocimiento del mercado, sus tendencias y las necesidades de las empresas de hoy en día.

La última muestra de los resultados de ese esfuerzo es la familia de procesadores Intel® Xeon® E3-1200 v6, un integrado con ocho variantes, todas ellas basadas ya en Kaby Lake (la nueva arquitectura de procesador de Intel que sustituye a Skylake), y que ha sido diseñado pensando específicamente en estaciones de trabajo de alto rendimiento y en servidores de la gama de entrada.

Todos ellos cuentan con 8 megas de caché L3 y su consumo oscila entre los 72 vatios (para los que no cuentan con gráficos integrados) y 73 para los que sí que disponen de esta función. La familia se compone de los modelos E3-1220 (3 GHz de frecuencia base y 3,5 GHz mediante turbo), E3-1225 (3,3 GHz – 3,7 GHz y gráficos Intel P630), E3-1230 (3,5 GHz – 3,9 Ghz), E3-1240 (3,7 GHz – 4,1 GH), E3-1245, similar al anterior pero con Intel P630, E3-1270 (3,8 GHz – 4,2 GHz), E3-1275, similar al anterior pero con Intel P630 y, como tope de gama, el Intel® Xeon® E3-1280 V6, con una frecuencia base de 3,9 GHz que llegan a los 4,2 mediante turbo.

Rendimiento en estaciones de trabajo

En lo referido a las estaciones de trabajo, el rendimiento que ofrecen los procesadores E3-1200 los convierte en una elección muy adecuada para el desarrollo profesional de entornos de realidad virtual, así como para servir los mismos en entornos de una demanda moderada en servidores de entrada.

Pero esta no es la única función para la que han sido optimizados, también son la elección indicada en entornos pyme, para dar respuesta a cargas de trabajo en senda de crecimiento, optimización de los flujos de trabajo en el entorno y, algo fundamental, mejoras en la inteligencia de negocio, que ayuden a mejorar y hacer más ágil la gestión diaria, la detección y explotación de nuevas áreas, etcétera.

Otro aspecto muy importante de esta nueva generación de Intel® Xeon® es la directamente relacionada con la seguridad. Cada día somos más conscientes de los riesgos a los que nos enfrentamos en el día a día, y procuramos protegernos de los mismos con todos los medios a nuestro alcance. A este respecto, extensiones de software Intel Software Guard Extensions (Intel SGX) proporcionan un conjunto de herramientas que permiten asegurar los datos que deben protegerse, tanto por el modo en el que son almacenados y gestionados, como en lo referido al acceso a los sistemas en los que se trabaja.

De esta manera, es posible implementar todo tipo de medidas de seguridad de una manera sencilla y, así, contar con toda la seguridad que necesitamos hoy en día. Además, mediante Intel Authenticate Solution, es posible establecer sistemas de acceso basados en varios pasos (contraseña, identificación biométrica y dispositivo adicional), con los que blindar por completo un sistema, aunque el atacante tenga acceso físico al mismo.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!