Conecta con nosotros

Noticias

Gartner: en 2022, los robots sustituirán a profesionales cualificados en algunos sectores

Publicado el

La sustitución de los trabajadores, cualificados o no, por robots y sistemas de inteligencia artificial es un tema recurrente en los últimos tiempos. Muchos abogan porque la mayoría de los puestos de trabajo que se verán afectados, pero todo apunta a que los profesionales cualificados de varios sectores pueden tardar menos de diez años en verse afectados. Así lo estiman en Gartner, cuyos analistas aseguran que para 2022, las máquina inteligentes y los robots pueden reemplazar a empleados de alta cualificación en sectores como la medicina, el derecho y las tecnologías de la información.

Según lo ve Stephen Prentice, Vicepresidente de Gartner, “la economía de la Inteligencia Artificial y el machine learning desembocará en que muchas de las tareas que desempeñan en la actualidad los profesionales se conviertan en labores de bajo coste. Los efectos de la Inteligencia Artificial en distintos sectores forzará a la empresa a ajustar su estrategia de negocio. Muchos sectores competitivos con márgenes elevados se convertirán en algo más parecido a servicios a medida que la Inteligencia Artificial convierta en trabajo completo en un servicio cuantificado por el que las empresas paguen, como sucede con la electricidad“.

Los efectos de la Inteligencia Artificial en la empresa serán variables en función del sector, la empresa o los clientes. Un ejemplo, según Prentice, es el sector de la abogacía, en el que los aspirantes a abogado deben estudiar una carrera y pasar por un periodo de aprendizaje posterior. Cualquier empresa que contrata abogados tiene que pagarles un salario elevado. Si tomamos una máquina inteligente creada para sustituir un abogado, veremos que también necesita un largo periodo de aprendizaje. Pero una vez superado el entrenamiento de la primera, una empresa puede “contratar” todas las que quiera por un poco más de dinero. Nada de sueldos elevados.

Otro de los sectores en el que los robots podrían tener una buena entrada es el de los servicios financieros, ya que ciertos procesos, como la gestión de la concesión y seguimiento de préstamos, así como las reclamaciones a los seguros, se pueden automatizar.

A pesar de que este panorama puede resultar desalentador para los trabajadores de algunos sectores, será beneficioso para los de otros. Todo gracias a que la Inteligencia Artificial y la automatización se encargarán de las tareas rutinarias y repetitivas. Como consecuencia, los trabajadores de los sectores en los que proliferen los robots para liberarlos de este tipo de tareas tendrán más tiempo para otras, como mejorar los niveles de servicio o encargarse de otros aspectos más complicados del trabajo. Los robots incluso podrán contribuir a reducir los niveles de estrés en entornos de gran presión, puesto que liberarán de parte de sus tareas a los trabajadores.

La fecha que ha dado Gartner para la introducción de los robots en sectores como el legal o el financiero es 2022, por lo que tanto los trabajadores como las empresas de dichos sectores tienen tiempo para adaptarse. Y en este periodo de adaptación juega un papel muy importante el CIO de las empresas. Su misión es desarrollar un plan para conseguir que sus compañías tengan el equilibrio adecuado entre los humanos cualificados y la Inteligencia Artificial.

Un exceso de automatización podría derivar en una empresa menos flexible y con menor capacidad de adaptación a un panorama competitivo. Si se busca ese equilibrio, los trabajadores también tendrán más seguridad sobre en qué secciones se utiliza la Inteligencia Artificial en la empresa, y cómo se utiliza. Eso sí, hay que tener claro que sustituirá muchas tareas rutinarias en las compañías dedicadas a las tecnologías de la información.

Sobre todo, las relacionadas con roles administrativos y de gestión: soporte de aplicaciones, servicio técnico, administración de sistemas o gestión de proyectos. Algunos puestos desaparecerán, pero la Inteligencia Artificial permitirá más espacio para reducir la escasez de personal con ciertas habilidades. Además, las empresas de tecnología pasarán a centrarse cada vez más en las tareas con mayor nivel de creatividad, que serán las que diferencien a la compañía.

Según Prentice, “el CIO debería encargarse de ayudar al equipo que forma la arquitectura de la empresa a identificar qué papeles dentro de la organización se convertirán en servicios, y poner en marcha un línea de tiempo para ver cuándo pueden llevarse a cabo los cambios. También trabajar con Recursos Humanos para asegurarse de que la empresa tiene un plan para mitigar cualquier disrupción que vaya a ocasionar la inteligencia artificial, como ofrecer formación y mejora de capacidades a la plantilla dedicada a las tareas operativas para que pueda ocupar puestos más creativos“.

Tal como lo ve este directivo de Gartner, “al final, los humanos y la Inteligencia Artificial lograrán diferenciarse los unos de los otros. La Inteligencia Artificial tiene más éxito a la hora de ocuparse de problemas que estén bien definidos y tengan un objetivo claro. Por su parte, los humanos son mejores a la hora de definir y hallar los problemas que precisas solución, así como a la hora de solucionar los que resultan ser más complicados. Aportan gran cantidad de conocimientos y acumulan muchas habilidades, con las que pueden trabajar en la solución de problemas de muchas maneras. Pueden colaborar, y cuando las situaciones cambian de manera notable, los humanos se pueden adaptar“.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!