Conecta con nosotros

Noticias

Tim Cook: “El impacto de la Realidad Aumentada será comparable al de los smartphones”

Publicado el

Google y Apple siguen su pugna por ver quién de los dos se lleva la victoria en cuanto a tecnología de Realidad Aumentada. La competencia entre ambos es cada vez más estrecha, sobre todo desde esta semana, ya que Google acaba de presentar varias herramientas pensadas para desarrollar apps de Realidad Aumentada para dispositivos móviles con sistema operativo Android. Los primeros terminales en los que estará disponible esta tecnología, de nombre ARCore, son los Galaxy S8 de Samsung y el Pixel de Google.

Google espera que ARCore esté al alcance de al menos 100 millones de usuarios de smartphone, tal como ha manifestado en un post recogido por Reuters. No obstante, todavía no ha dado fechas para su lanzamiento a gran escala.

Apple le lleva algo de delantera en este campo, ya que presentó su propio sistema de Realidad Aumentada el pasado junio. Se llama ARKit, y sus planes pasan porque esté disponible a partir de este otoño para “cientos de millones” de dispositivos.

De esta manera, tanto Apple como Google competirán por la atención de los consumidores y de los desarrolladores de software encargados de crear programas y juegos destinados a sacar el máximo partido a la Realidad Aumentada. Gracias a ella, los teléfonos compatibles podrán mostrar objetos digitales sobrepuestos en pantallas sobre escenas del mundo real. Su popularidad se ha disparado gracias a títulos como Pokemon Go, que se lanzó el verano pasado.

Muchos líderes de la industria apuestan por un futuro en el que tanto las gafas como los parabrisas de los coches y otras superficies sean capaces de mostrar información y objetos digitales entre las imágenes del mundo real. Por ahora, tanto Google como Microsoft han hecho ya pruebas con gafas de Realidad Aumentada.

Cook y la Realidad Aumentada

Pero Apple no se queda atrás en interés por ella. Su CEO, Tim Cook, que cree que su impacto será comparable al que en su día tuvo el smartphone, ya habló con sus inversores sobre el tema a principios de agosto. En sus palabras, la Realidad Aumentada es un tema “grande y profundo. Y es una de esas cosas que harán que miremos al pasado y nos maravillemos ante sus comienzos“.  Tanto Apple como Google se han propuesto llevar esta tecnología al mercado, para lo que han tenido que ponerse determinados objetivos

En el caso de Apple, su directiva decidió hacer que su sistema de Realidad Aumentada funcionase con dispositivos compatibles con iOS 11, la próxima versión de su sistema operativo móvil, que se lanzará este otoño. Esto quiere decir que será compatible con el iPhone a partir del modelo 6s, que tiene una cámara en su parte trasera y sensores de movimiento convencionales, en lugar del sistema de cámara dual que llevan los modelos de iPhone más nuevos, como el iPhone 7 Plus. Eso va a limitar el rango de imágenes que podrá mostrar este terminal más antiguo.

En cuanto a Google, intentó solucionar este problema con un sistema de Realidad Aumentada denominado Tango. Este sistema utiliza un sensor de profundidad especial, pero hasta ahora solo son compatibles con él varios modelos de smartphone de dos fabricantes. Con el lanzamiento de AR Core, Google ha variado su rumbo para conseguir que la Realidad Aumentada funcione en teléfonos sin sensores de profundidad. Eso si, la fragmentación del sistema operativo Android plantea varias dificultades a los de Mountain View.

Para que su sistema de Realidad Aumentada se implemente en otros teléfonos aparte del Galaxy S8 y el Pixel, la compañía tiene que dar con la clave para que la variedad de cámaras de móvil para Android pueda mostrar información digital sobre la real, aunque también puede hacer que los fabricantes tengan que utilizar componentes específicos para que sea posible.

Aquí Apple tiene ventaja, puesto que sabe exactamente qué componentes hardware y qué software están en el iPhone, y calibrarlos para que funcionen con Realidad Aumentada. Desde fuera, se le ve como un sistema sólido como una roca. Así lo ha manifestado un desarrollador de IKEA, Michael Valdsgaard, que afirma que gracias a él puede estimar el tamaño del mobiliario virtual colocado en una habitación con un 98 por ciento de precisión. Y sin tener sensores especiales.

Para Jan Dawson, fundador y principal analista de Jackdaw Research, “este es un ejemplo más de cómo la propiedad de Apple de todo el hardware y el software es una ventaja sobre los fabricantes de dispositivos que dependen de Android y de la amplia cadena de vendedores de componentes“.