Conecta con nosotros

Noticias

La Unión Europea quiere que las tecnológicas paguen hasta un 5% de sus ingresos en impuestos

Publicado el

La Unión Europea quiere que las tecnológicas paguen hasta un 5% de sus ingresos en impuestos

Las grandes tecnológicas pueden enfrentarse en breve a un nuevo obstáculo en la Unión Europea, ya que la Comisión Europea quiere que paguen impuestos con base en donde se encuentran sus usuarios en lugar de hacerlo como hasta ahora, en función de la ubicación de sus sedes. Y según un borrador de la propuesta, al que Reuters ha tenido acceso, la Comisión propone que las tecnológicas paguen una tasa comprendida entre el 1% y el 5% de sus ingresos.

Esta propuesta es muy similar a una presentada en Francia, que tiene como finalidad armonizar y ecualizar los impuestos que pagan las tecnológicas en la UE, y que ha recibido el apoyo de algunos de los principales miembros de la UE. También busca aumentar los impuestos que pagan en la Unión compañías como Amazon, Facebook o Google. Los estados miembros de la Unión acusan a estas tres empresas, entre otras, de pagar demasiado poco en impuestos, ya que redirigen los beneficios que consiguen en los países en los que funcionan dentro de la UE a estados en los que los impuestos son más bajos, como sucede con Irlanda o Luxemburgo.

Según el documento, el tipo de impuesto que propone debe aplicarse a todas las empresas que cuentan con unos ingresos superiores a los 750 millones de euros en todo el mundo y con unos ingresos digitales dentro de la Unión Europea de un mínimo de 10 millones de euros anuales. Por ahora se trata solo un borrador, y puede sufrir cambios de aquí a que se haga público, lo que está previsto que suceda hacia la segunda mitad de marzo. De hecho, algunas de las cifras más importantes de la propuesta estaban todavía entre paréntesis cuando los de Reuters han accedido al texto, lo que indica que todavía se está trabajando con ellas para ajustarlas.

En el documento se cita expresamente que las empresas que venden publicidad online segmentada por usuarios, como Google, o que ofrecen espacio publicitario a anunciantes online, como hacen Twitter, Instagram y Facebook, estarían sujetas al impuesto. También las que cuenten con tiendas online de venta de productos digitales, como Amazon, así como las que ofrezcan servicios a través de Internet, como Airbnb o Uber. No obstante, los servicios de streaming como Netflix o HBO, o los medios de comunicación online, los juegos en Internet, los servicios de cloud computing o los tecnológicos, quedarán exentos de este impuesto.

Es muy probable que la propuesta de este impuesto se enfrente a la oposición de los estados en los que estas empresas pagan actualmente impuestos al ser menores que en otros países. Como hemos comentado, pagarían impuestos en función de dónde se encuentran sus usuarios. En el caso de la publicidad online, las empresas los abonarían en el estado en el que se muestre, y “donde se encuentran los usuarios que han proporcionado los datos que se venden“. En el caso de las compras online, el impuesto se recaudaría en los países “en los lugares en los que se encuentre el usuario que está pagando para poder acceder a la plataforma o realizar una transacción a través de ella“. Al parecer, esta tasa será temporal, hasta que se encuentre una solución mejor para que el pago de impuestos digitales. Y para aplicarla, deberán aprobarla todo los estados miembros.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!