Conecta con nosotros

A Fondo

WD My Cloud Pro PR4100, análisis

Publicado el

WD My Cloud Pro PR4100

WD My Cloud Pro PR4100 es una solución de almacenamiento en red de alta capacidad que nos permite guardar todo tipo de archivos con acceso desde cualquier sitio a través de Internet, realizar copias de seguridad automáticas, editar y compartir contenido y transmitir multimedia en alta definición con transcodificación de hardware.

Un potente NAS (Network Attached Storage) de cuatro bahías que se encuadra en la gama alta del catálogo del fabricante y que puede utilizarse por distintos segmentos de mercado, sea una Pyme, un profesional, oficina en casa o hasta un consumidor exigente que quiera dotarse de una nube personal y al tiempo de un servidor multimedia, aprovechando las ventajas de un sistema de almacenamiento externo conectado a la red local al que pueden acceder (directa o remotamente desde Internet) todos los dispositivos conectados a la misma (PCs, smartphones o tablets) y con independencia del sistema operativo que utilicen.

Esta tecnología nos ofrece soluciones de almacenamiento y conectividad mediante protocolos de red (normalmente TCP/IP), sumando las ventajas de un disco duro externo y las de un servicio de almacenamiento en nube (OneDrive, Dropbox, Google Drive…). Además, resuelve las cuestiones de seguridad y privacidad que todavía persisten en torno al Cloud centralizando el contenido en un único lugar bajo nuestro control, sin entregar los datos a a una empresa externa.

WD My Cloud Pro PR4100

Características WD My Cloud Pro PR4100

La línea “My Cloud” de WD ha evolucionado a lo largo de los años desde los modelos personales Home o Mirror, hasta los Expert EX2 y EX4100. WD ha subido el nivel con los más avanzados PR2100 y el PR4100, que hemos tenido oportunidad de analizar mediante una unidad que nos ha cedido el fabricante.

Un NAS versátil que WD comercializa en dos tipos de soluciones. Sin discos duros para que el usuario monte los suyos en las cuatro bahías disponibles o en sistemas preconfigurados listos para conectar y usar, con cinco opciones según capacidad de almacenamiento desde 8 a 40 Tbytes, incluyendo unidades diseñadas específicamente para NAS: WD RED.

El hardware interno está basado en un procesador Intel de la serie Braswell, un modelo bien capacitado para este tipo de equipos con sus cuatro núcleos de procesamiento. La memoria instalada es de 4 Gbytes, aunque permite actualizaciones hasta 16 Gbytes. En el apartado de la conectividad, encontramos doble conector Gigabit LAN y puertos USB 3.0 adicionales para la conexión de unidades externas y un detalle a destacar, doble alimentación redundante de energía.

Por supuesto, ofrece múltiples configuraciones RAID, protección con contraseña, cifrado de volumen AES de 256 bits, transcodificación de vídeo por hardware y un sistema operativo propio muy sencillo de utilizar.

WD My Cloud Pro PR4100

Te dejamos las características técnicas de la unidad probada:

  • Modelo: WD My Cloud Pro PR4100 (WDBNFA0400KBK-EESN)
  • Procesador: Intel Pentium Intel Pentium N3710
  • Memoria: 4 GB DDR3L (ampliable)
  • Almacenamiento: Cuatro bahías para 40 TB
  • Discos duros: WD Red – WD100EFAX de 10 Tbytes
  • Conectividad: 2 RJ-45 GbE LAN – 1 USB 3.0 frontal, 2 USB 3.0 traseros – 2 PSUs
  • Seguridad: Bloqueo Kensington
  • Temperatura operativa: de 0 a 35 grados centígrados
  • Temperatura no operativa: de -40 a 70 grados centígrados
  • Dimensiones y peso: 232 mm x 170 x 192 – 6 kg
  • Requisitos: Enrutador / Hub con conexión a Internet. Sistemas operativos Windows 7 o superior. Mac OS X 10.8 o superior
  • Navegadores: IE 10, Safari 6, Firefox 30, Chrome 31 o versiones superiores
  • Sistema operativo: My Cloud OS

Instalación WD My Cloud Pro PR4100

La instalación de este NAS no puede ser más sencilla. Como el modelo analizado es uno de los preconfigurados e instala sus discos duros solo es cuestión de conectar y funcionar. WD incluye en el paquete de venta la propia unidad, el adaptador de alimentación externa, un cable Ethernet LAN y una guía rápida.

WD My Cloud Pro PR4100

Desde el mismo desempaquetado comprobaremos que esta unidad da un salto en potencial sobre los WD Cloud personales para acercarse a lo que ofrecen especialistas en NAS como QNAP y Synology. Su chasis de metal es más robusto, cuenta con mejor ventilación tanto en la parte trasera como en el lateral, dispone de una pantalla LED con información en tiempo real, ofrece un puerto USB 3.0 frontal con copia de un solo toque que no incluyen sus hermanos menores, diversos niveles de RAID, intercambio de discos duros en caliente y otras funciones avanzadas.

En la parte trasera se dispone de un ventilador de generoso tamaño para refrigeración que automáticamente aumentará o disminuirá la velocidad de rotación según la carga de trabajo del NAS. Dispone de dos conectores Ethernet LAN de 1 GBe que admiten la agregación de enlaces, llegando a duplicar las velocidades de lectura y escritura del propio dispositivo. También incluye dos puertos USB 3.0 adicionales, un botón de reinicio, una ranura de bloqueo Kensington y doble fuente de alimentación que sirve para garantizar la alimentación energética. La idea no es nueva, pero pocos NAS de escritorio lo ofrecen. Es opcional. El conector existe, pero el adaptador externo se vende por separado.  

WD My Cloud Pro PR4100

En cuanto al hardware interno, destaca una placa con procesador Intel Pentium de cuatro núcleos a 1.6 Ghz. Esta CPU es compatible con transcodificación HD y 4K, cifrado AES de 256 bits, transferencias de archivos y tareas múltiples. La CPU cuenta con gráfica integrada y se acompaña de 4 Gbytes de memoria DDR3 que podemos ampliar de manera sencilla retirando la cubierta. 

La unidad probada monta cuatro discos duros WD Red de 10 Tbytes. Merecen mención aparte. Y positiva porque esta serie de almacenamiento especializada y optimizada para NAS es de lo mejor que se puede utilizar, sea en este NAS o en cualquiera de otro fabricante. Tienen un formato estándar de 3,5 pulgadas, 256 Gbytes de caché, una velocidad de rotación de 5.400 rpm y trabajan con una interfaz Serial ATA III.

WD ofrece otros modelos (desde 2 Tbytes) por si no necesitas tanta capacidad y quieres rebajar el precio del equipo. O comprarlo vacío si quieres utilizar los tuyos propios. En cualquier caso, el montaje de los discos es muy sencillo sin necesidad de ninguna herramienta y solo necesita tirar de un pestillo de cada compartimento para montar las unidades.

Con una unidad preconfigurada, solo tenemos que localizar un buen punto en el escritorio para situarlo, conectar la alimentación energética, el o los cables Ethernet a la red local y encender este My Cloud Pro PR4100 con su botón frontal. Pronto veremos como se encienden las luces LEDs que nos indican la sincronización y funcionamiento de cada unidad de almacenamiento y un display frontal que se maneja con un pequeño pulsador y que nos ofrece distinta información, como el estado de cada unidad, la capacidad libre total disponible, la velocidad de rotación del ventilador, la temperatura y la IP local de conexión. Durante su funcionamiento podrá indicarnos distintos avisos de gestión o mantenimiento en tiempo real.

Software WD My Cloud Pro PR4100

El proceso de configuración en línea se realiza escribiendo en un navegador http://mycloud.com/setup o directamente la IP local que veremos en el display de la unidad. Por ambas vías accederemos al sistema operativo para NAS de WS. Es muy simple, más limitado en comparación con el DSM de Synology o el QTS de QNAP, aunque a cambio ofrece una interfaz de usuario muy limpia, intuitiva y fácil de usar, desde un menú superior con las opciones principales.

La gestión de usuarios es tan sencilla como todo lo demás en este NAS. Se pueden añadir usuarios individuales o grupos, definir cuotas y accesos a cada una de las carpetas, lo mismo que la configuración de archivos compartidos.

Otra función importante como en todo NAS son las copias de seguridad, disponibles en un dispositivo USB, copias remotas en otros servidores dentro o fuera de la red, copias internas, en una nube pública o específicas para dispositivos como cámaras. Soporta el software de backup de Apple, Time Machine. También la configuración de acceso a la nube desde dispositivos móviles con soporte para Android o iOS al generar un código para cada uno de ellos y desde ahí asociarlos a la unidad.

También se gestiona desde el mismo menú el apartado del almacenamiento y estado de los discos. Se puede optar por varios niveles del RAID, incluidos 0, 1, 5, 10 y JBOD, y cuenta con otras opciones avanzadas como crear y gestionar destinos iSCSI, y virtualizar volúmenes.

El sistema es claro, pero no exento de potencia y el apartado de configuración ofrece innumerables opciones para personalizarlo según cada necesidad, en el apartado de red como servidor remoto, servicio de enrutamiento de puertos o servicios de Windows. Dispone de varias utilidades de diagnóstico del sistema y mantenimiento, escaneo de discos o formateo, además de la actualización directa del firmware.

En cuanto a las aplicaciones, ofrece un poco de todo propias y de terceros, aunque en un número muy inferior al de los mencionados QNAP o Synology, tanto para el propio NAS como en apps móviles. Contamos con la destinada a los servicios de almacenamiento en nube Amazon S3, Dropbox o ElephantDrive, además del mencionado soporte para el Time Machine de Apple y propias de WD para copias de seguridad como SmartWare Pro. También dispone de clientes P2P como Transmission  y Amule; el CMS WordPress o el gestor phpBB; software de vigilancia Milestone; función de backup (de pago) Acronis True Image o servidores de descargas HTTP, FTP y P2P.

Entre las opciones de transmisión multimedia destaca Plex aunque ofrece otras como Icecast y cuenta con soporte para DLNA, Media Center y como servidor del iTunes de Apple.

Experiencia de uso y rendimiento

Hemos probado la unidad con un enfoque de oficina en casa y el resultado ha sido muy satisfactorio, como solución de almacenamiento y respaldo de datos avanzados y también como servidor multimedia. Las pruebas se han realizado sobre un sobremesa HP Omen de gama alta (procesador Intel Core i7, gráfica NVIDIA GTX 1080, 32 Gbytes de RAM, SSD NVME PCIe y Windows 10) aunque el funcionamiento de un NAS es independiente del equipo y es más importante una buena red. Obligatorio un router/hub con velocidad de Gigabit y la mejor conexión a Internet disponible.

Una vez conectadas alimentación y LAN, accedemos vía web al sistema del NAS para realizar la configuración principal en un sistema simple y fácil de manejar, pero que también cuenta con funciones avanzadas. El RAID está establecido por defecto en un nivel 5 que mantenemos por equilibrado en seguridad de datos y rendimiento, aunque puedes optar por otros compatibles. (Nos ha extrañado que WD no ofrezca RAID 6 como otra opción). Con RAID 5 el sistema ofrece más de 29 Tbytes libres para el usuario. Las unidades se pueden cifrar con AES de 256 bits y WD ofrece un antivirus que puede instalarse para escanear y monitorizar la unidad para prevenir infecciones.

También es muy sencillo añadir los usuarios que podrán acceder al NAS, gestionar cuotas y compartir o no los accesos para cada una de las carpetas. Su función principal de copia de seguridad se maneja con el más sencillo Sync y el más avanzado SmartWare Pro. En equipos Mac con Time Machine. El PC con Windows 10 donde hemos probado el NAS reconoce automáticamente la conexión del dispositivo a la red local y permite manejar los archivos desde el explorador de Windows como cualquier otra unidad, simplemente tras conectarla como unidad de red sin necesidad de ninguna otra configuración.

Hemos simulado un error en uno de los discos para comprobar la capacidad de intercambio en caliente y ello se realiza de forma precisa. La unidad se cambia de manera muy sencilla sin necesidad de herramientas y el equipo reconstruye la matriz del RAID.

Hemos probado la copia de un disco USB con el botón dedicado en el frontal y no puede ser más sencillo. El NAS crea una nueva carpeta y copia automáticamente todos los archivos de la unidad. Lo mismo podemos hacer con el contenido de una cámara digital, lo que gustará a un creativo de la fotografía que trabaje con aplicaciones como Lightroom o Photoshop porque la máquina de WD tiene soporte directo para la nube de Adobe, Creative Cloud.

WD no ofrece demasiadas apps móviles, pero la más importante sí es muy completa. My Cloud en Android ofrece acceso remoto a la unidad después de emparejar el dispositivo móvil de manera segura.

Además de acceder al contenido mediante copia y descarga de archivos, ofrece otras funciones como sincronización, información de actividad y gestión. No se puede administrar por completo la unidad desde esta app, pero es bastante completa para la mayoría de usuarios.

En cuanto al rendimiento, el WD My Cloud PR4100 alcanza cotas en transferencia de datos secuenciales de 118 y 117 Mbytes por segundo, en una medición simple con CrystalDiskMark:

Muy buenos valores para un NAS que se confirman en cualquier tamaño de archivo como vemos con el ATTO Disk Benchmark. La velocidad de descarga desde un terminal Android utilizando la red Wi-Fi obtiene medias de 25 MBps.

Mención especial para la capacidad de transmisión multimedia de este equipo, lo que le acerca a los usuarios domésticos o como en nuestro caso de uso de oficina en casa, ya que nos permite ampliar las funciones más profesionales con las de entretenimiento. El procesador Intel Pentium de cuatro núcleos hace su trabajo y la transcodificación por hardware con resoluciones hasta 4K hacia un televisor conectado a la red local se realiza sin cortes ni retardos. Y es capaz de manejar varios flujos simultáneos (hasta cuatro).

A ello ayuda la gestión del doble conector LAN y de un soporte para un software fantástico como PLEX, nuestro servidor de medios favorito por su potencia y precio. También ofrece transmisión de medios a través del estándar DLNA y el iTunes de Apple. La transcodificación no se limita solo a los archivos multimedia y puede extenderse a archivos de procesamiento de textos regulares y archivos PDF complejos. Obviamente, ningún profesional compraría una NAS solo para utilizarlo como servidor multimedia, pero este modelo ofrece un gran resultado para esa función.

WD My Cloud PR4100 es bastante ruidoso en el arranque, si bien en un funcionamiento normal el nivel emitido se reduce a niveles más normales en un NAS. También suenan los discos especialmente a plena carga. La temperatura, sin embargo, se mantiene bajo control en todo momento. 

Conclusiones

Un NAS sólido, potente y adecuado para múltiples segmentos de mercado, desde una empresa, una oficina en casa, un profesional creativo, hasta un usuario doméstico exigente que quiera las ventajas de un medio de almacenamiento en red con el añadido de un excelente funcionamiento como servidor multimedia. El WD My Cloud PR4100 es de gran tamaño, pero su chasis es robusto y el frontal es atractivo e informativo con la pantalla en tiempo real. Los discos WD Red que incluye son de lo mejor que se pueden utilizar en un NAS, su montaje es muy sencillo y pueden ser intercambiados en caliente. El sistema operativo es muy fácil de manejar, pero no es tan potente como el de otros fabricantes especializados ni ofrece tantas aplicaciones.

Lo mejor: 

  • Conectar y funcionar
  • Chasis robusto, bien diseñado, acabado de calidad
  • Sistema operativo intuitivo, muy sencillo de utilizar
  • Hardware interno. Gran rendimiento. Destacado en transcodificación de hardware y uso con PLEX
  • Discos duros sobresalientes
  • Conectividad. Doble LAN y PSU. Posibilidad de ampliar memoria RAM
  • Múltiples opciones de capacidad a elegir. Versión sin discos

A mejorar:

  • Pocas aplicaciones. Sistema operativo menos avanzado que otros especialistas en NAS
  • Ruido del ventilador en el arranque y discos a plena carga
  • Precio elevado en la versión de alta capacidad probada

WD My Cloud Pro Series PR4100 está disponible en el canal especializado español a través de minoristas como Amazon. La unidad probada, tope de gama de la serie con 40 Tbytes, tiene un precio de 2.334 euros. Un precio a la altura de su altísima capacidad de almacenamiento, pero que consideramos debería ser revisado por el fabricante. Simplemente, es bastante más económico adquirir la unidad sin discos y comprar éstos por separado, aunque conviene citar que en las unidades pre-configuradas WD amplían la garantía estándar (dos años) a tres años y deja todo preparado para conectar y funcionar.

Como la mayoría de usos para esta unidad, sea una pequeña oficina o un usuario que busque este tipo de unidades, puede no necesitar tanta capacidad de almacenamiento, WD ofrece otras opciones con 32, 24, 16 y 8 Tbytes de capacidad con un precio más contenido que parte de 764 euros.  Aunque los discos duros montados (WD Red) son simplemente excelentes y una apuesta segura para trabajar con estos equipos, el cliente puede optar por montar los suyos propios. WD también atiende a esta necesidad con la mencionada versión sin discos que tiene un precio de 475 euros. Finalmente, mencionar que el fabricante también ofrece el My Cloud Pro Series PR2100, con el mismo hardware, pero reduciendo la capacidad a dos bahías y en su versión sin discos por 405 euros.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de las soluciones TI para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!