Conecta con nosotros

Noticias

Huawei se prepara para superar los nuevos obstáculos que le pondrá la Administración Trump

Publicado el

Estados Unidos lleva un tiempo barajando la adopción de nuevas restricciones contra Huawei, una compañía a la que acusa de ser un peligro para la seguridad nacional desde hace ya un tiempo, pero lo cierto es que todavía no han presentado pruebas contundentes que demuestren, de forma indubitada, esas graves acusaciones.

Una de las medidas más importantes y más graves que ha planteado la Administración Trump supondría limitar a Huawei el acceso a los grandes fabricantes de semiconductores que utilizan maquinaria procedente, en todo o en parte, de Estados Unidos. Para entender mejor el impacto de esta sanción basta pensar, por ejemplo, en la importancia que tiene TSMC como fabricante de los SoCs Kirin que diseña HiSilicon, filial de Huawei.

MCPRO Recomienda

Aprende a realizar streaming de vídeo de forma eficaz Leer
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

Bajo la nueva normativa de Estados Unidos todas las compañías que utilicen equipamiento y maquinaria de origen estadounidense en la fabricación de semiconductores tendrán que solicitar una autorización antes de suministrar chips a Huawei, un problema que la compañía china está empezando a resolver antes de que se establezca de forma definitiva.

Estados Unidos todavía no ha aprobado esta medida, pero Huawei no se ha quedado a verlas venir. La compañía china ya empezó en 2019 a mover a algunos de sus ingenieros clave a SMIC (Semiconductor Manufacturing International Corporation), un fabricante de semiconductores chino que tiene su sede en Shanghái y que será el encargado de fabricar los chips que necesite Huawei si esta no puede recurrir a TSMC.

SMIC no tiene el nivel de experiencia ni la capacidad de TSMC, eso está claro, pero es la única alternativa real que Huawei tiene si Estados Unidos decide sacar adelante el proyecto de ley que impediría a la compañía china acceder con total libertad al gigante taiwanés.

Si dicha normativa sale adelante Huawei no será la única perjudicada. El gigante chino representa entre un 13% y un 15% de los ingresos de TSMC, lo que significa que esta última recibirá un daño considerable. Pero eso no es todo, algunos expertos ya han avisado de que seguir presionando a Huawei podría acabar siendo contraproducente para Estados Unidos y para muchas empresas dedicadas al sector tecnológico, ya que se obliga a la compañía a reforzar sus inversiones locales para reducir su dependencia del exterior.

De momento SMIC no está preparada para fabricar SoCs Kirin de última generación, pero los modelos anteriores serían perfectamente viables, así que Huawei solo tendría que estrechar su colaboración con esta empresa para avanzar y dar forma a un proceso que permita producir con una tasa de éxito aceptable los modelos más recientes. No es fácil, pero tampoco  imposible.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Click para comentar

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!