Conecta con nosotros

A Fondo

Siete películas que nos preparan para un futuro en realidad virtual

Publicado el

Todavía no ha llegado el momentum en el que la realidad virtual se cuele de forma masiva en los hogares de los usuarios. Y sin embargo cuando hablamos con compañías como HTC o Facebook, la sensación que transmiten es que están cada día más cerca.

Los precios han bajado, los dispositivos comienzan a ser más sencillos y la llegada del 5G podría convertirse en todo un «game changer» que esta vez sí que sí, nos introdujera a casi todos en nuevos mundos virtuales. ¿Pero cómo hemos llegado hasta aquí? Como con otras tecnologías, en la ciencia ficción y en Hollywood tenemos la respuesta. En las últimas décadas no han sido pocas las películas que han hecho de la realidad virtual su principal argumento. Cierto es que por su calidad, no son muchas las que se salvan. En MCPRO hemos seleccionado siete a las que podéis dedicarle parte de vuestro tiempo libre en este puente de mayo.

MCPRO Recomienda

Aprende a realizar streaming de vídeo de forma eficaz Leer
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

Matrix (1999)

Aunque han pasado más de 20 años desde que las ahora hermanas Wachowski sorprendieran al mundo con Matrix, esta sigue siendo la película que mejor refleja las posibilidades de la realidad virtual. De acuerdo, es muy probable que nunca aprendamos a pilotar un helicóptero al instante, o seamos capaz de dominar todo tipo de artes marciales, pero sí que es mucho más factible que la realidad virtual acabe convirtiéndose en ese espacio en el que adquirir habilidades nuevas.

Sin ir más lejos, en esta época de confinamiento obligado, han surgido aplicaciones como Supernatural (desarrollada por la propia Oculus), que gamifican tanto  los entrenamientos, que hacer deporte en casa se convierte en una experiencia similar a la que vivía Neo en el «dojo» de su nave.

eXistenZ (1999)

Con eXistenZ, David Cronenberg («Promesas del este», «Una historia de violencia») convenció a Jude Law y a Jennifer Jason Leigh que la realidad virtual tenía elementos de sobra para construir una de esas historias que no te dejan respirar. En esta película, las personas se divierten en sus «game pods», consolas de juegos de realidad virtual biotecnológicas que se conectan directamente a la espina dorsal de los jugadores gracias a implantes quirúrgicos.

Con estas premisas, dos compañías, Antenna Research y Cortical Systematics, compiten entre sí mientras que una resistencia formada por los «realistas» hacen lo posible para evitar que se deforme esa realidad que aún se puede tocar y saborear.

Ready Player One (2018)

Para muchos, la promesa de la nueva realidad virtual era el mundo que describe Ernest Cline en «Ready Player One» y que posteriormente, Ruben Fleischer (con la productora de Steven Spielberg) llevaría al cine: un mundo VR completamente abierto y prácticamente infinito que se constituye como una versión mejorada de la realidad y en el que se puede jugar, ir a la universidad, ver películas, hacer turismo, ir de compras, establecer relaciones, etc. de la misma forma en la que uno haría en la vida real.

Los chicos de Second Life intentaron construir esta nueva realidad con su proyecto Sansar, que finalmente acabó siendo vendida el pasado mes de marzo a Wookey Project Corp. Pero el proyecto más serio en estos momentos es el de Facebook, que con «Facebook Horizon», quiere que nuestras vidas virtuales no se despeguen de Oculus.

Tron (1982)

La primera película cuyo argumento gira en torno a la realidad virtual es Tron. Producida por Disney, es además una de las primeras cintas en la que se utilizan gráficos generados por ordenador, lo que la elevó a «película de culto» entre los fans de las nuevas tecnologías y un hito para el mundo de la animación digital.

En esta un joven Jeff Bridges encarga la figura de un programador de videojuegos que trabajaba para la empresa Encom, hasta que descubre que ha sido engañado por un directivo, que le ha robado la autoría de su trabajo. A partir de aquí comienza una historia bastante «loca» en el que en el proceso de descubrir pruebas sobre este ladrón de la propiedad intelectual, Bridges es «capturado digitalmente» por el centro de datos de la empresa y tiene que hacer lo posible para escapar.

Desafío Total (1990)

Año 2084. Douglas Quaid ( Arnold Schwarzenegger) es un obrero de la construcción al que todas las noches le atemoriza el mismo sueño: siempre es transportado a Marte. Son tantas las ganas que tiene de viajar al planeta rojo que finalmente se dirige a las instalaciones de Memory Call, una compañía que vende implantes de memoria de modo que el cliente tenga la sensación de haber realizado un viaje (que no ha realizado en realidad) recordando todos los detalles. Por supuesto las cosas no salen como se esperaba.

Desafío Total se ha convertido en uno de los grandes clásicos de la ciencia ficción e introduce muchos temas que más allá de su hilo narrativo, merece la pena reflexionar, como el desarrollo de vehículos autónomos o la forma en la que la ciencia puede manipular nuestros cerebro. No es baladí. Baste recordar que hace unos meses Elon Musk anunciaba el desarrollo de Neuralink, un dispositivo que debería permitir conectar nuestro cerebro con una computadora.

El juego de Ender (2013)

El «Juego de Ender» es una película basa en la novela homónima de Orson Scott Card. Es el año 2070 y tras una invasión alienígena, los humanos luchan por su supervivencia y evitar que la Tierra caiga en manos de los «Insectores».

Para llevar a cabo su cometido, los terrícolas crean la Flota Internacional (FI), una unidad militar formada por un ejército de élite cuya misión es acabar con los invasores. En estas unidades se desarrolla el «juego» ejercicios tácticos y militares que se desarrollan en entornos de realidad virtual, de modo que los soldados estén preparados para responder cuando sea necesario. Y una vez más, nada es lo que parece.

El cortador de césped (1992)

No solemos asociar la realidad virtual al terror…hasta que vemos «El cortador de césped». En esta descubrimos al Dr. Lawrence Angelo, un científico que comienza a experimentar con animales para intentar aumentar su inteligencia. Y todo va bien hasta que decide dar un paso más y comenzar a experimentar con humanos.

Se fija para ello en su vecino, un «cortador de césped» que sufre de una seria discapacidad intelectual. Tras invitarle a su casa y drogarle, le introduce en una potente plataforma de realidad virtual que consigue convertirle en un genio…hasta que todo se descontrola.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!