Conecta con nosotros

Noticias

Los inversores demandan a NVIDIA por ofrecer cifras de ingresos «engañosas»

Publicado el

La sombra del «boom» del minado de criptodivisas sigue acechando a NVIDIA. La compañía que dirige Jen-Hsun Huang afronta una demanda interpuesta en el Estado de California por sus inversores, en la que acusan a la empresa, y al CEO de la misma, de manipular los resultados de ingresos durante la época dorada de las criptomonedas.

Esta demanda data de 2017, fecha en la que la burbuja de las criptomonedas ya se había empezado a desinflar y las ventas de tarjetas gráficas para montar equipos de minería experimentaron una caída enorme, algo que afectó tanto a NVIDIA como a AMD, y que tuvo consecuencias muy importantes en el mercado de las tarjetas gráficas de consumo general a nivel global.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Cuando el valor de las criptodivisas alcanzó su punto álgido y se produjo una auténtica fiebre por el «oro digital» NVIDIA y AMD vieron como las ventas de sus tarjetas gráficas de consumo general, dirigidas al sector gaming, vivían un aumento de la demanda masivo y totalmente anormal. Esto provocó una escasez importante de tarjetas gráficas y derivó en un aumento de precios enorme, tanto que el acceso de los consumidores a este tipo de productos se vio fuertemente limitado.

NVIDIA disfrutó del momento todo lo que pudo, de hecho aumentó la producción de tarjetas gráficas, especialmente de las series GTX 1060 y GTX 1070, ya que esperaba que la demanda siguiese creciendo. El caso es que la burbuja explotó y cogió tanto a NVIDIA como a AMD por sorpresa, y dejó a ambas con un enorme stock de tarjetas gráficas que han tenido que digerir un largo periodo de tiempo.

Con la caída del valor de las criptodivisas se perdió el interés en el minado de las mismas, lo que redujo la demanda de tarjetas gráficas a unos niveles «normales». Sin embargo se produjeron dos problemas, el primero fue la enorme afluencia de tarjetas gráficas al mercado de segunda mano, procedentes de equipos de minería desmontados, lo que devaluó el mercado de una manera notable, y el segundo el alto stock al que ya hemos hecho referencia.

NVIDIA hizo bien en aprovechar el momento, de eso no hay duda, pero los inversores no le reprochan eso en la demanda, sino el hecho de que integrara en sus resultados los ingresos provenientes de la venta de tarjetas gráficas para minería dentro de la categoría «gaming» y de la categoría «OEM», lo que hizo pensar a los inversores que sus productos no se veían afectados por la evidente burbuja de las criptodivisas. Obviamente la realidad era otra, y cuando dicha burbuja pinchó la caída afectó a NVIDIA y redujo el valor de sus acciones, haciendo que los inversores perdieran mucho dinero.

Esa es, en resumen, la base de esta demanda interpuesta contra NVIDIA y contra sus principales directivos, el hecho de que la compañía no desglosó bien los ingresos y generó confusión entre los inversores, que sufrieron, como hemos dicho, las consecuencias de esa etapa «posburbuja».

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!