Conecta con nosotros

A Fondo

Tik Tok se rebela: tres grandes obstáculos para la compra de Microsoft

Publicado el

TikTok

El culebrón del verano. Es en lo que puede convertirse el intento de compra de TikTok por parte de Microsoft. Y es que lo que en otras circunstancias podría haberse resuelto como un “amistoso” acuerdo entre las partes, en las actuales cualquier paso en falso adquiere tintes más que dramáticos.

En primer lugar, tenemos ese 15 de septiembre, fecha limite que ha puesto Donald Trump a la compañía de Satya Nadella (o a cualquier otra, como puede ser Twitter) para formalizar la compra de la compañía china. En segundo,la orden ejecutiva que acaba de firmary por la que prohíbe el uso de TikTok por parte de usuarios y empresas americanas a partir de esa misma fecha.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Pero a las negociaciones y a las amenazas de Trump, se añaden una serie de ingredientes que va haber que considerar y que se han dado a conocer en las últimas horas, a saber: las dificultades técnicas, los aspectos éticos de la compra y la voluntad de TikTok de litigar.

Las dificultades técnicas

En el acuerdo que Microsoft quiere llegar con Bytedance y que contaría con el visto bueno de la Administración Trump, los de Redmond se harían con la división internacional TikTok, que deberá permanecer aislada y ser completamente independiente de su “matriz” china. Todo el código y los datos procesados por la aplicación deberán permanecer en suelo americano.

Lo que se ha demostrado en los últimos días es que esto es más fácil decirlo que hacerlo. Tanto, que según una información que publica Reuters, los de Microsoft querrían negociar un periodo de transición de hasta un año, una vez se firme el acuerdo de venta.

Técnicamente, TikTok es prácticamente idéntica a Douyin, la aplicación original que ByteDance promociona en China. Además comparte determinados recursos tecnológicos tanto de la propia Douyin como de otras herramientas y aplicaciones de ByteDance.

Es verdad que para acomodarse a las leyes de la Unión Europea, ByteDance lleva meses realizando una separación técnica de ambas aplicaciones y por ejemplo, ha inaugurado un centro de datos en Irlanda.

El problema es que aunque el código de de la app, el que determina el look and feel de TikTok se ha separado por completo del de Douyin, ambas aplicaciones siguen compartiendo código a nivel de servidor, en áreas como el almacenamiento de los datos, los algoritmos con los que se moderan los contenidos y la gestión de los perfiles de los usuarios.

Para asegurarse un servicio ininterrumpido, Microsoft debería en un primer momento confiar en el código que ByteDance le proporciona, mientras a la vez lo revisa, lo modifica y lo traslada a nueva nueva infraestructura. Esto sin embargo podría ser inaceptable para el Comité de Inversiones Extranjeras en Estados Unidos que prohíbe cualquier relación comercial con la empresa china a partir del 15 de septiembre. Y aquí tenemos el primer gran problema.

El dilema ético

Que Microsoft pueda efectivamente comparar TikTok, nos lleva a preguntarnos si realmente debería hacerlo. Es una pregunta que cada vez con más personas se están haciendo en el seno de la multinacional americana. Sin ir más lejos Bill Gates definió la posible adquisición como “un cáliz de veneno” en el que “nadie sabe lo que puede pasar”.

Por otro lado, muchos empleados de Microsoft han empezado a mostrar cierta preocupación por las consecuencias. En este sentido, se ha filtrado una encuesta interna en la que se pregunta a los trabajadores de la multinacional si Microsoft debería adquirir la empresa. De los 250 empleados que han participado en la misma, un 63% se ha mostrado abiertamente en contra.

En los comentarios y el foro de discusión que acompañan al estudio de opinión, muchos empleados se preguntan sobre la conveniencia de “seguir el juego a Donald Trump”, sobre todo cuando el mandatario americano ha dejado caer que cualquier acuerdo de venta debe incluir un pago adicional a las arcas públicas. Así la palabra “soborno” es una de las que más se han repetido y son muchos los empleados que se cuestionan la imagen que Microsoft ofrecería como compañía si acaba transigiendo.

La acción judicial

Así las cosas y ante un probable fracaso de las negociaciones, NPR informó este fin de semana que TikTok se estaría preparando para denunciar la orden ejecutiva firmada por Trump y llevar el caso todo lo lejos que la justicia americana le permita.

La demanda argumentará que la orden firmada es inconstitucional, ya que la justificación que da basada en la protección de la seguridad nacional “es infundada, basada en pura especulación y conjeturas; no tiene conclusiones de hecho y solo reitera la retórica que sobre China se ha estado haciendo en los últimos tiempos” ha asegurado una fuente cercana al caso.

Al mismo tiempo, directivos de TikTok han señalado que la orden ejecutiva “deja claro que se ha confiado en informes que no se citan, temores sin fundamento de que la aplicación pueda ser utilizada para campañas de desinformación y una preocupación sobre la recopilación de datos, que es el estándar en la industria para miles de aplicaciones móviles en todo el mundo”.

Con estos argumentos, si el caso finalmente llega al tribunal supremo, la Administración va a tener que demostrar exactamente en qué se basa para prohibir el uso de la aplicación en Estados Unidos y no parece que vaya a tener demasiado sencillo el poder hacerlo.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!