Conecta con nosotros

Noticias

Las acciones de AMD reciben valoraciones positivas gracias a Zen 3

Publicado el

No hay duda de que, tras el buen hacer de AMD con Zen 2, las expectativas alrededor de Zen 3 estaban muy altas, una realidad que se vio impulsada por numerosos rumores que daban por sentado que la compañía de Sunnyvale iba a mejorar enormemente el IPC con esa nueva arquitectura.

Al final todo ha sido muy curioso, ya que la mayoría de los rumores que habíamos visto se han cumplido. AMD ha logrado mejorar el IPC con Zen 3 en un 19%, una cifra impresionante, tanto que ha superado incluso las expectativas de algunos analistas, que hablaban de un aumento de entre un 10% y un 15%.

MCPRO Recomienda

Estudio sobre ciberseguridad en la empresa española ¡Participa en nuestra encuesta y gana!
Garantiza la continuidad de tu negocio en el nuevo entorno de teletrabajo ¡Descárgate la guía!
Cloud computing: adopción, inversión y desafíos en la empresa ¡Descárgate el informe!

Gracias a esa mejora en términos de IPC, la arquitectura Zen 3 ha logrado superar el IPC de los procesadores Core de décima generación de Intel. Esto quiere decir que si enfrentamos a un Ryzen serie 5000 y a un Core serie 10 con el mismo número de núcleos funcionando a la misma frecuencia, el primer será más potente.

Los buenos resultados que ha conseguido AMD con Zen 3 han tenido un impacto muy positivo en el valor de sus acciones, y también en las previsiones de máximos que han lanzado algunos analistas importantes. Por ejemplo, Mitch Steeves, de la firma RBC, ha lanzado una previsión a corto plazo en la que espera que las acciones de AMD alcancen un máximo histórico de 92 dólares, una cifra muy buena que, en principio, podría cumplirse sin problemas.

No hablamos sin motivos. La arquitectura Zen 3 de AMD marca un salto importante, pero no solo vence a las alternativas de Intel en rendimiento monohilo, también se impone de forma abrumadora en rendimiento multihilo y tiene, además, una mayor eficiencia y una relación precio-prestaciones superior.

En el informe que ha presentado este analista vemos que una de sus principales motivaciones para impulsar la previsión del aumento del valor de las acciones de AMD hasta los 92 dólares, como anticipamos, se encuentra en una evolución optimista de la cuota de mercado de AMD en dos sectores clave: gaming y centros de datos.

Tiene sentido. Los nuevos procesadores Ryzen 5000, basados en la arquitectura Zen 3, llegarán el 5 de noviembre de este mismo año, y como dijimos superarán a todo lo que Intel tiene en el mercado. Deberían ser, por tanto, un gran éxito, y lo mismo aplica a los procesadores EPYC Milan, que deberían llegar a finales de este mismo año, y que ofrecerán un valor más sólido que los chips Intel Xeon equivalentes en precio.

No debemos olvidar, además, que AMD tiene pendiente el lanzamiento de sus nuevas tarjetas gráficas Radeon RX 6000, una generación que estará basada en la arquitectura RDNA 2 y que será presentada el 28 de octubre. Si logra poner en el mercado una línea capaz de competir con las RTX 30, aunque sea más a un nivel de calidad precio-prestaciones que de potencia bruta, la compañía de Sunnyvale podría mejorar enormemente su posición en el sector de las tarjetas gráficas de consumo general.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!