Conecta con nosotros

A Fondo

¿Puede Australia vencer a las grandes tecnológicas?

Publicado el

¿Puede un país enfrentarse a las grandes tecnológicas y ganar la partida? No parece desde luego fácil, pero eso es precisamente lo que lleva haciendo el Gobierno australiano desde hace casi un año.

Y es que tras aprobar una ley que obliga a compañías como Google o Facebook a pagar a los medios por las noticias que enlazan, la batalla que se está librando en suelo australiano es de las históricas.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

El penúltimo capítulo se ha producido hoy mismo: tras meses de amenazas veladas (y no tanto), Facebook ha decidido que, desde hoy, restringirá a «los editores y a los habitantes de Australia la posibilidad de compartir o ver contenidos informativos australianos o internacionales».

En definitiva, lo que acaba de hacer Facebook en Australia, es exactamente lo que hizo Google en España en 2014, cuando dejó de ofrecer su servicio «Google Noticias» tras la aprobación de la reforma de la LPI. Adiós a las noticias en Facebook y en Instagram por lo tanto.

Cuando Google amenazó con retirar su buscador…

En el caso de Australia, el conflicto entre tecnológicas y Gobierno arranca hace casi dos años, cuando la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC) realiza un estudio de 18 meses con el objetivo de evaluar el peso de las plataformas digitales en la publicidad y publica un informe que pone de manifiesto la necesidad de revistar la normativa actual.

Ese informe se traduce poco más tarde, en la publicación de un código voluntario de conducta, pero ante los escasos resultados, en la norma de desata la polémica: la «Media Bargaining Code»

Google se tomó especialmente la noticia. Tanto que amenazó no solo con retirar Google News, sino con eliminar su buscador por completo. Dicho de otra forma, si la Ley se aprobaba, los australianos no tendrían más remedio que recurrir a Microsoft Bing, Duck Duck Go o cualquier otro. ¿Y en Android? Otro tanto.

De hecho, a lo largo del pasado mes de agosto, los aussies que entraban en Google, podían leer cómo el mensaje: «The way Aussies search every day on Google is at risk from new government regulation». Google iba tan en serio con la amenaza, que estuvo estudiando si la retirada de su buscador de ese mercado podía afectar a las funcionalidades de productos que sí se iban a quedar, como Gmail o Google Drive entre otros y qué medidas de contingencia se podían poner en marcha.

El caso es que Google sí que había llegado anteriormente a acuerdos en otros países, como el caso de Brasil, Alemania o incluso la propia Australia…pero consideraba que había algunos aspectos de la Ley que eran innegociables, como el tener que notificar a los medios, con 28 días de antelación, sobre cualquier cambio en el algoritmo que pudiera afectar al posicionamiento de sus noticias. De no hacerlo, se enfrentarían a sanciones económicas equivalentes al 10% de su facturación en Australia.

Y acabó reculando…de momento, mientras Microsoft se frota las manos

A falta de un acuerdo definitivo, ya os contamos hace un par se semanas cómo Google había decidido poner en marcha su programa «News Showcase» para compensar a los editores australianos.

Según Google, el programa de compensación económica se centra en los principales editores regionales y en los publicadores independientes y entre los beneficiados por este programa se encuentran medios como The Canberra Times, The Illawarra Mercury, The Saturday Paper, Crikey, The New Daily, InDaily o The Conversation.

La puesta en marcha del programa no es más que un «parche» temporal en realidad, ya que esa legislación, esa que tanto teme Google, sigue adelante. Esto quiere decir que si algún medio (sea o no beneficiario de este programa) decide interponer una demanda, no existe teóricamente ningún impedimento para que Google no acabe ante los tribunales.

¿Y quién está echando más gasolina a esta polémica? Nada menos que Microsoft. La semana pasada, los de Redmond se ofrecieron públicamente su ayuda al Gobierno australiano, afirmando que ellos no son mi mucho menos como Google o Facebook y anunciando en un comunicado que: «Microsoft se compromete a que su servicio de búsqueda Bing permanezca en Australia y está dispuesto a compartir los ingresos con los medios de comunicación, según las normas que Google y Facebook rechazan».

A la vez ha pedido a las autoridades de Canadá, la UE y Estados Unidos, que sigan el ejemplo australiano, y adopten medidas similares, de modo que se puedan «nivelar las condiciones de competencia entre las plataformas digitales y los editores de noticias”, y tratar de garantizar “una proporción mayor y más justa de los ingresos en línea para los medios”.

Pero la historia por supuesto, no termina aquí. ¿Puede entonces Australia ganar a las grandes tecnológicas? Como mínimo, hay esperanza.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!