Conecta con nosotros

Noticias

Astro, el nuevo robot de Amazon ¿endeble y problemático para la privacidad y la seguridad?

Publicado el

Astro, el nuevo robot de Amazon ¿endeble y problemático para la privacidad y la seguridad?

El nuevo robot Astro de Amazon, recién presentado por la compañía junto con otras novedades hardware en un evento de esta misma semana, llega con la etiqueta de ser un asistente impulsado por Inteligencia Artificial que puede ser útil sin renunciar a cierta dosis de atractivo. Pero parece que no es oro todo lo que reluce, y ya están apareciendo las primeras voces de que puede ser un robot bastante más endeble de lo que parece, además de entrañar cierto peligro para la seguridad y la privacidad.

Según diversa información que obra en poder de Vice, al parecer procedente de una filtración interna de documentación y grabaciones de vídeo de reuniones sobre Astro, el robot puede tener varios puntos flacos, que por supuesto Amazon niega. En un informe, un desarrollador asegura que incluso se tirará escaleras abajo en una vivienda si tiene ocasión, además de asegurar que el sistema de detección de personas del robot no es fiable, lo que erosiona su utilidad como dispositivo de seguridad doméstica.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Además, en los documentos también se refleja que sus componentes parecen demasiado frágiles para los fines que se le piensa dar. La fragilidad parece sobre todo afectar a la cámara principal, situada en el mástil del robot, y que le permite escanear lo que le rodea desde un punto más elevado.

Según un desarrollador de los que comparten estas preocupaciones, su catalogación con dispositivo útil para favorecer la accesibilidad, literalmente, «no tiene ningún sentido«, y es además «potencialmente peligroso para cualquiera que dependa de él«. Además, apuntan que el reconocimiento facial no responde todo lo bien que debería. Como era de esperar, Amazon niega todas las acusaciones y asegura que el robot se ha probado de manera exhaustiva.

Las dudas que plantea sobre privacidad

Pero el aspecto que parece más preocupante de Astro es el peligro para la privacidad que no pocos temen que suponga, porque va mucho más allá de lo que puede hacer un asistente inteligente en un dispositivo colocado en una habitación o el salón de una vivienda, como Amazon Echo. Astro se puede mover por una vivienda, y además el rastreo al que someterá a sus propietarios es mayor que el que pueden realizar los dispositivos estáticos. Por otro lado, es necesario que recopile una gran cantidad de datos para poder trabajar y funcionar.

Como se detalla en varios de los documentos recopilados por Vice, Astro necesita crear un mapa exacto de una vivienda y marcar los puntos en los que puede golpearse con un humano, una mascota, una pared o un mueble. Esto implica que el robot aprenderá en qué puntos se reúnen los miembros de la familia y por dónde se mueven. Escaneará por tanto estas zonas con sus cámaras en busca de peligros. También aprenderá a interactuar con los humanos que lo poseen y almacenará información de identificación visual para reconocerles.

El robot está pensado para convertirse en un dispositivo de vigilancia, y para que sus propietarios estén tranquilos. Así, rastreará a todos los que entren en la vivienda y a todos los que vivan en ella. Al comprarlo, es necesario que todos los que habitan en una vivienda y vayan a interactuar con él registren su rostro y voz, para que Astro pueda saber quién va a estar en la casa. Luego se encarga de vigilarla y moverse por ella, y si detecta a alguien que no reconoce, por ejemplo, después de haber notado ruidos extraños o de haberse activado una alarma, le seguirá por la casa cuando se cumplan una serie de circunstancias que tiene almacenadas para actuar, y registrará sus movimientos.

Como no puede ser de otra manera, esto implica que Astro tiene que almacenar muchos datos personales. Para muchos, demasiados. Y si funciona de una manera tan pobre como sugieren los documentos filtrados a Vice, puede que los riesgos que plantee superen a sus ventajas.

A estas dudas, Amazon asegura que Astro incorpora diversas funciones relacionadas con la mejora de la privacidad. Por ejemplo, se puede delimitar las zonas de la casa por las que puede moverse y por las que no. Además cuenta con funciones para no molestar y que Astro deje solos a los humanos. Y al igual que los Echo, su micrófono y su cámara llevan un botón de apagado. Cuando se pulsa, se desactivan sus micrófonos, sus sensores de profundidad y sus cámaras. No puede ni grabar sonido ni vídeo, ni tampoco moverse.

Además, la compañía asegura que la información recopilada por Astro se almacena de manera segura, y que todos los datos que se envían a los servidores de Amazon está ya cifrados cuando están en tránsito. Pero las dudas sobre la seguridad del robot, y la amenaza que puede plantear para la privacidad de sus propietarios sigue al acecho. No todos han quedado convencidos por las explicaciones de Amazon, que tendrá que esforzarse más para despejar las dudas sobre Astro.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!