Conecta con nosotros

Noticias

Telefonía IP: descubre sus ventajas para la comunicación de tu empresa

Publicado el

La telefonía IP es un sistema de comunicación a través de Internet que ha adquirido un gran impulso en las empresas a raíz de las restricciones provocadas por la pandemia. Sus ventajas con respecto a los sistemas de telefonía convencional para empresas son bastante notables y nacen precisamente de sus propias características.

La principal particularidad de la telefonía IP es que da la oportunidad de establecer todas las comunicaciones internas y externas en una empresa por Internet. En este tipo de comunicaciones, la transmisión de voz se realiza utilizando Voz sobre IP. Para ello, se toman las señales de voz analógicas emitidas al hablar por un sistema de teléfono tradicional y se transforman en información digital, que se envía por Internet a una dirección IP. Al llegar al otro extremo, se convierte de nuevo en señales de voz, lista para que el receptor de la información enviada puede escucharla.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Esto, por lo tanto, elimina la necesidad de contar con una línea fija de telefonía. Al emplear la conexión a Internet de una empresa, se puede eliminar la necesidad de tener líneas de teléfono exclusivas. Esto supone un ahorro de costes. Además, cada empresa puede utilizar el operador de telefonía IP que más le convenga. 

Con la telefonía IP se elimina la obligatoriedad de tener un teléfono fijo para responder a las llamadas. Se pueden contestar (y también hacer) desde el ordenador o con una app en el smartphone, lo que incide en el ahorro y permite simplificar las conexiones en los puestos de trabajo. Los sistemas que lo permiten, por otro lado, ofrecen diversos tipos de funciones de información e integración con sistemas, lo que hace que incluso se pueda ver información de la persona que hace la llamada. Esto facilita el contexto de una conversación telefónica. 

Gracias a la telefonía IP también se cuenta con más facilidades a la hora de configurar un sistema telefónico para una empresa. Generalmente, este tipo de sistemas cuentan con un proceso de configuración muy sencillo. Basta con unos cuantos clicks para poner en marcha una línea, e incluso se puede elegir un número fijo o móvil entre múltiples posibilidades. También es posible seleccionar números de otros países, siempre en función del operador elegido. Por tanto, no hay necesidad de contar con conocimientos avanzados o técnicos. Esto facilita también su mantenimiento y, nuevamente, reduce costes. 

Entre las posibilidades que ofrece la telefonía IP más apreciadas por las empresas está la de poner en marcha y desplegar centralitas virtuales. Con ellas se facilita la atención y reparto de llamadas dentro de una empresa, incluso con un sistema de operadora virtual que guíe al usuario por los menús de voz para automatizar la gestión de gran parte de las llamadas. Por otro lado, si quien debe atender una llamada está en su puesto de trabajo como si está teletrabajando o en una reunión fuera de la oficina. Solo necesita tener conexión a Internet y contar con un sistema de recepción de llamadas que esté conectado para utilizar el número y la extensión que tiene que recibir una llamada en un momento dado. Porque esa es otra de las ventajas de la telefonía IP: quien está utilizando un número de teléfono, aunque sea fijo, no tiene que estar pegado a un aparato de telefonía en su puesto de trabajo. Puede estar conectado al sistema que le permite usar su número desde cualquier punto, y responder y hacer llamadas desde su ordenador o su smartphone, desde una aplicación específica, que suele ser gratuita. Y para añadir nuevas extensiones o números al sistema no hay que realizar operaciones complicadas. Nuevamente bastarán unos pocos clicks para agregarlos, y que el sistema crezca al nivel que necesite. 

Las funciones de centralita virtual que se pueden conseguir mediante un sistema de telefonía IP van mucho más allá de las que permite una analógica. Así, además de un mensaje de bienvenida, la posibilidad de atender varias llamadas al mismo tiempo por parte de una operadora y la grabación de llamadas, se unen otras muchas. Por ejemplo, las facilidades para la creación de una multiconferencia o la posibilidad de configurar las rutas de redirección de llamadas desde la centralita por horas o días.

Además, la posibilidad de transferir una llamada a la persona adecuada en cada momento, aunque no esté en su puesto, mejora y facilita la atención al cliente. Y hace que no queden llamadas sin atender. Por todo esto, entre otras cosas, es por lo que la telefonía IP se abre paso a gran velocidad entre empresas de todos los tamaños y sectores. 

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!