Conecta con nosotros

A Fondo

Análisis Jabra Elite Pro 7: más calidad para tus llamadas

Publicado el

Como tal vez recordaréis, hace unas semanas analizábamos los Jabra Elite 85T., unos estupendos auriculares que nos habían impresionado por su tecnología de cancelación de ruido y su comportamiento durante las llamadas.

Hoy llega el turno en cambio, de dar un repaso a los que sin duda son sus justos sucesores: Jabra Elite Pro 7. Presentados hace escasas semanas, hablamos en este caso de unos auriculares TWS que incorporan buena parte de gran trabajo que lleva haciendo en este campo Jabra en los últimos años, pero que da un paso más al desarrollar su nueva tecnología Multisensor Voice. Gracias a los cuatro micrófonos que se reparten a lo largo del chasis de los auriculares, un nuevo sensor de de conducción ósea y renovados algoritmos inteligentes, lo nuevo de Jabra nos promete la mejor calidad en nuestras conferencias. 

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

A su vez, Jabra no renuncia a ofrecer en sus auriculares la que sin duda es una de las mejores tecnologías de cancelación de ruido del mercado, por lo que también resultan más que interesantes para aquellos usuarios que quieran disfrutar de la mejor música. Veamos qué más nos ofrece los Elite Pro 7 y para qué tipo de usuarios resulta más interesante apostar por unos auriculares, que con un precio recomendado de 200 euros, se sitúan en la gama media-alta para este tipo de dispositivos. 

Diseño más compacto y autonomía extendida

Comentábamos al analizar los Jabra Elite 85T, que la compañía había tenido que realizar ciertos sacrificios estéticos en favor de un diseño ergonómico, que al cubrir todo el pabellón auditivo, no solo ofreciese una mejor experiencia de audio, sino que resultasen más cómodos en sesiones prolongadas. 

En el caso de sus Elite Pro 7 en cambio, el fabricante ha conseguido entregar un diseño más compacto (16% más pequeños) sin renunciar a esa ergonomía que asegura una experiencia confortable. Para ello, la empresa no solo ha rediseñado el ajuste en el oído, sino que ha incorporado válvulas de alivio de presión (basadas en frecuencia), que consiguen que esa sensación de cierto “tapón” que podemos sentir cuando nos quitamos este tipo de auriculares desaparezca por completo. 

En este nuevo diseño, que Jabra ha bautizado como “Eargel”, cada auricular se construye tomando en cuenta un grosor diferente de gel exterior en función del tamaño, prolongándose a continuación hacia una punta más cónica que mejora la adaptación al oído. La sensación que tenemos en nuestro caso es un “agarre” más estable y firme que con los Elite 85T, suya superficie estaba pensada más para adaptarse al exterior del oído que en al propio pabellón. El nuevo diseño consigue ofrecernos además unos auriculares más discretos y que, con un peso de 5,4 gramos  consiguen que prácticamente podamos olvidarnos de que los llevamos puestos. 

Si esto llama la atención, aún lo hace más que en esta apuesta por ser más compactos, Jabra haya conseguido no solo mantener sino incluso aumentar la autonomía. Mientras que los Elite 85T nos ofrecen hasta 5,5 de autonomía y hasta 24 horas en su base de carga, los Elite Pro 7 alargan su “vida útil” hasta las 8 horas y las 30 horas en un estuche más plano y de reducido en sus dimensiones que en el modelo anterior.

Teniendo en cuenta que el número de micrófonos se mantiene (seis) cabe preguntarse de qué forma la compañía ha conseguido “regalarnos” unas horas más. Por supuesto podemos pensar como veremos a continuación que el desarrollo de algoritmos más eficientes tienen un menor impacto sobre el consumo energético, pero no es el único motivo. Tras haberse estrenado en los Elite 85T con un gran altavoz de 12 mm. pensado especialmente para ofrecer sonidos más profundos, especialmente en los graves, aquí la compañía recupera su altavoz “clásico” de 6 mm. 

Lo cierto es que no hace falta tener un oído especialmente entrenado o reproducir música de altísima calidad para percibir la diferencia…y si lo que más valoramos en unos auriculares es su calidad a la hora de reproducir música, probablemente quedarnos en los Elite 85T sea ligeramente una mejor opción, sin desmerecer el hecho de que también en lo nuevo de Jabra podamos disfrutar de una gran experiencia sonora. 

MultiSensor Voice y  cancelación activa de ruido

Afirma el dicho que si algo funciona, “no lo toques” a menos que puedas mejorarlo. Y eso es precisamente lo que ha hecho Jabra con su tecnología de cancelación activa de ruido (ANC): heredando ese aislamiento casi completo que nos lleva ofreciendo desde hace algunas generaciones de auriculares, le ha añadido su nueva tecnología “Jabra MultiSensor Voice” en la que se combinan cuatro micrófonos con el sensor Voice Pick Up (VPU) que nos promete “reinventar” las llamadas.

Para ello los sensores VPU se activan automáticamente cuando detectan condiciones adversas (como puede ser el viento) y utilizan tecnología de conducción ósea oara transmitir la voz por las vibraciones por las vibraciones de la mandíbula. A continuación los algoritmos detectan y cancelan el ruido (sea el del viento o cualquier otro que resulte molesto), asegurándonos una experiencia de voz más nítida, en cualquier lugar.

¿Lo consiguen? Según nuestra experiencia, la calidad de las llamadas que recibimos en el exterior, incluso en condiciones complicadas, mantiene un nivel más que notable en todo momento; por un lado, porque a la vez que nos aisla del exterior, nos permite escuchar nuestra propia voz con claridad y en segundo término, porque si la calidad de la señal es buena, no vamos a sufrir ni retrasos ni interferencias.

Curiosamente Jabra falla en ocasiones en un detalle tan “tonto” como el cambiar la fuente se salida de audio. En más de una ocasión, mientras escuchábamos música y recibimos una llamada, la voz no se desvía automáticamente a los auriculares, sino que nos vemos «forzados» a seleccionar esa opción en la pantalla (iOS 15). Más allá de lo anterior, la experiencia insistimos es buena, sin que de todas formas, nos haya parecido muchísimo mejor que la que ya podíamos disfrutar con los Elite 85T. 

Al mismo tiempo, se mantiene una tecnología HearTrough que nos permite escuchar lo que ocurre a nuestro alrededor, ideal para esos momentos en los que no deseamos aislarnos por completo. Lo mejor de todo, que desde la aplicación Sound+, podemos determinar hasta qué punto queremos aislarnos, creando fácilmente distintos perfiles de sonido para distintos escenarios. 

Sound+ ofrece además otras dos funciones interesantes: el poder “buscar” un auricular perdido (si bien solo lo hace en función de la última posición conocida registrada en la aplicación y no en un modo de comunicación directa), o consultar la autonomía restante tanto de los propios auriculares, como en el estuche de carga. En el caso de que dispongamos de un smartwatch, podremos localizar nuestros auriculares o consultar ambos parámetros desde nuestra muñeca

Volviendo a sus especificaciones técnicas, lo nuevo de Jabra mantiene su compatibilidad con los codecs AAC y SBC (apartándose de nuevo del más popular Qualcomm aptX) y actualiza su soporte Bluetooth hasta 5.2. Curiosamente, ese “made for iPhone” que reza en la caja debe tener algo que ver con esta compatibilidad con lo último de este standard, ya que justo es reconocerlo, el emparejamiento con los distintos dispositivos se realiza de forma rápida y completamente transparente, desapareciendo los problemas que con el ecosistema de Apple hemos experimentado en alguna ocasión. El pasar de uno a otro dispositivo sin embargo, puede seguir creando algunos problemas.

Conclusiones 

En la carrera por desarrollar el auricular si no perfecto, al menos el gran rival de los AirPods de Apple, Jabra sigue demostrando con sus Elite Pro 7, que son un rival a tener muy en cuenta. A su nueva generación premium le sienta de maravilla ese diseño más compacto, manteniendo un aislamiento acústico excepcional.

Su apuesta por la voz y las llamadas, aunque desde luego es buena, no es tan excepcional como cabría pensar, si lo que vamos a sacrificar es potencia en los graves para la reproducción de música, pero es una decisión que la compañía tenía que tomar y probablemente en este chasis, no podían convivir ambas realidades.

La pregunta del millón es por lo tanto…si ya tenemos unos Jabra Elite 85T, ¿merece actualizar al nuevo modelo? Depende. Si lo que buscamos es, insistimos un diseño más compacto que no solo no reduce, sino que alarga notablemente su autonomía, desde luego es una opción a considerar. Dicho de otra forma: si somos de los que necesitan utilizar los auriculares durante varias horas cada día y vamos a tener que atender con ellos muchas llamadas, podemos dar el salto.

En cambio, si lo que hacemos es un uso más ocasional y sobre todo utilizamos los auriculares para escuchar música, los 85T siguen siendo excelentes auriculares, mejores incluso que los Pro 7  en este apartado, por lo que en nuestra opinión, la inversión puede esperar. En cualquier caso, un producto más que recomendado y de cuya compra, si damos el paso, difícilmente nos vamos a arrepentir. 

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!