Conecta con nosotros

A Fondo

Siete desafíos que van a poner a prueba a los CIOS en 2022

Publicado el

El desarrollo de políticas adecuadas de teletrabajo y la implementación de tecnologías que asegurasen la continuidad de los procesos de negocio, fueron dos de las prioridades estratégicas a las que los CIOs tuvieron que responder el año pasado.

En 2022 en cambio, con una pandemia que pese a Ómicron ha entrado en una cierta fase de estabilización (en cuanto a las TIC se refiere), los máximos responsables tecnológicos de las empresas se encuentran en una situación de tener que dar respuesta a un creciente número de desafíos que tal vez había quedado aparcado en los últimos años y que van desde incrementar su apuesta por la ciberseguridad a la sostenibilidad medioambiental.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Analizamos a continuación siete áreas estratégicas en las que se va a desarrollar el trabajo del CIO a lo largo de los próximos 12 meses. ¡No te lo pierdas!

Vender tecnología como un generador de valor

Durante muchos años, el papel de los CIOs ha pasado por alinear la tecnología de la empresa al resto de la empresa. Esto en muchos casos ya no es así. La importancia creciente que tiene el elemento IT en la mayoría de las organizaciones, ha provocado que sea precisamente la tecnología uno de los grandes impulsores de los resultados de negocio.

En 2022 el CIO tiene por lo tanto que seguir progresando en ese viaje que le lleva de un papel técnico a un líder empresarial, cuya función es impulsar procesos de transformación digital que generen valor para la empresa, a la vez que comienzan a explorar nuevas posibilidades de generar ingresos en proyectos basados en IA, realidad virtual… etc.

Seguridad y gobernanza de los datos

Si algo hemos aprendido en 2021 es que las amenazas informáticas son cada vez más sofisticadas y tienen un potencial enorme para crear problemas serios a cualquier empresa.

El potencial daño financiero y de reputación que representan, implica que en 2022 las compañías deberán tomarse realmente en serio el desarrollo de buenas prácticas de seguridad e incrementar la contratación de personal tanto en este terreno, como en el de la gobernanza de unos datos que crecen de forma exponencial.

Llevar la experiencia de cliente a un nuevo nivel

El año que acaba de finalizar ha mostrado hasta qué punto los CIOs se han alineado con las necesidades de sus clientes, ya sea internos (por ejemplo desarrollando ambiciosas políticas de teletrabajo y flexibilidad laboral), ya sea externos (como puede ser reforzar la apuesta de la compañía por el comercio electrónico).

En 2022, uno de los retos más importantes para los CIOs es llevar esa experiencia de cliente a un nuevo nivel…en el que los datos tengan aún más importancia. A medida que tanto grandes empresas como startups cuentan con las herramientas necesarias para poder ofrecer experiencias cada vez más personalizadas, es de esperar que se ajusten a las necesidades de un cliente al que cada vez conocen más.

Retener el mejor talento

Con una demanda de profesionales IT en alza, atraer y sobre todo retener a profesionales con talento, es uno de los grandes desafíos que ya vimos en 2021, pero que se acentúa aún más si cabe en 2022.

Para atraer y retener al personal de TI, los CIO tendrán que pensar muy bien en las oportunidades que ofrecen. En lugar de ser un lugar al que ir, el trabajo en el departamento IT se va a convertir en una actividad que se realiza de forma colaborativa y en la que cada vez más, va a primar el teletrabajo y la flexibilidad laboral. En pocos departamentos de la empresa se va a asumir con más naturalidad este cambio en las formas de trabajar.

Automatización sí…pero con cautela

Herramientas para la automatización de procesos, RPAs, desarrollo de aplicaciones en low-code...cada vez son más las plataformas y soluciones que proponen a las compañías facilitar y simplificar sus esfuerzos a la hora de desarrollar software.

Y aunque es verdad que todas estas soluciones son capaces de aligerar la carga de trabajo a la que a diario se enfrentan los departamentos de IT, también lo es que es necesario que en esta automatización de procesos se tenga en cuenta cómo las nuevas aplicaciones garantizan que cumplen con estrictas normas de seguridad y fiabilidad.

El aumento de la automatización implicará en este sentido que los profesionales de TI pasen más tiempo supervisando que desarrollando, por lo que el CIO debe asegurarse que están preparados para un cambio de responsabilidades dentro del departamento.

Informática cuántica, metaverso…y cloud

Dos son los nuevos términos tecnológicos que más se han repetido en el último año: informática cuántica y metaverso. Aunque ninguno de los dos va a implicar una forma distinta de hacer las cosas a corto e incluso medio plazo, no está de más que los CIOs comiencen a estudiar de qué forma pueden llegar a impactar estas dos tendencias en su negocio o si tiene sentido comenzar a interesarse en dos áreas de futuro que desde luego tienen mucho potencial.

De la cuántica, los CIOs deben tomar nota sobre su capacidad de resolver problemas complejos o facilitar la toma de decisiones en industrias como la financiera, la química, el desarrollo de nuevos materiales, o la biomédica. Del metaverso, su aplicación más inmediata en el terreno de las empresas pasa por el desarrollo de gemelos digitales que permitan a las compañías analizar por ejemplo cómo está funcionando su cadena de suministro.

Con todo y ya con los pies en la Tierra, el cloud computing seguirá siendo en 2022 el gran «driver» tecnológico en la organización, especialmente en su modalidad híbrida y multicloud. En este sentido, consultoras como Gartner estiman que la mayoría de las empresas (85%) seguirán basando su estrategia tecnológica en el principio cloud-first a lo largo de los próximos cinco años.

La apuesta por la sostenibilidad

La creciente preocupación por el cambio climático, está llevando a cada vez más empresas a mostrar públicamente su preocupación por ser más sostenibles, así como su compromiso medioambiental.

Para muchos consumidores sin embargo, estas estrategias tienen más de marketing que de un auténtico compromiso con la salud del planeta; sobre todo en un sector como el tecnológico que tiene un pobre historial en materia de sostenibilidad. En la actualidad, el sector de las TI es responsable de cerca del 3% de las emisiones mundiales de carbono. Las contribuciones más significativas de gases de efecto invernadero en este sector son los centros de datos (45%), seguidos de las redes de comunicaciones (24%). Con más de tres cuartas partes (79%) de los consumidores dispuestos a cambiar sus preferencias de compra en función de la responsabilidad social, la inclusividad o el impacto medioambiental, los CIO deben trabajar para que la TI sostenible sea el núcleo de las actividades de su empresa.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!