Conecta con nosotros

A Fondo

Claves para una buena migración al cloud

Publicado el

Claves para una buena migración al cloud

Contratar un servicio basado en la nube ofrece una ventaja competitiva en el mundo actual. Cada vez, más empresas eligen la seguridad y la efectividad que una migración al cloud les puede asegurar. Pero, trasladar todos los datos y adaptarse a una nueva forma de gestionar dicha información puede ser complejo. Es por esto por lo que hoy analizaremos cuáles son las claves para lograr una buena migración al cloud.

La migración al cloud debe estar bien planificada

Una de las primeras claves para una migración al cloud exitosa es que esta debe estar planificada con la suficiente antelación. Es un error creer que un cambio tan drástico para una empresa se pueda hacer de la noche a la mañana. No es así. ¿Qué hay que tener en cuenta en el momento de planificar? El equipamiento del que se dispone, la información que se trasladará a la nube y cómo garantizar la seguridad.

Asimismo, también hay que abordar aspectos importantes tales como la forma en la que estarán disponibles esos datos cloud. Puede que haya que establecer diferentes maneras de acceder y que dependiendo del rango se tenga acceso a una información más completa o a una más genérica. Además, puede ser interesante ver si las aplicaciones cloud se pueden integrar con algunas que ya tenga la propia empresa.

Hay que elegir lo que se migrará y lo que no

La segunda de las claves para una migración al cloud satisfactoria es que hay que elegir aquellas cargas de trabajo que se necesite migrar. Por ejemplo, aplicaciones concretas, servidores o almacenamiento. Cada empresa tendrá unas necesidades diferentes que deben quedar claras desde el principio. De esta forma, se podrá planificar mucho mejor esa migración al cloud que se adaptará por completo sus requerimientos.

Puede que haya que revisar las aplicaciones

La tercera clave de una adecuada migración al cloud tiene que ver con esas aplicaciones de las que hablábamos antes de que puede tener una empresa desde siempre. En ocasiones, se encuentran obsoletas o cuentan con un software tan antiguo que es complicado que puedan migrarse a la nube. En este tipo de situaciones puede haber una solución: el rediseño de esas aplicaciones o incluso el cambio.

Esto es fundamental tenerlo en cuenta en ese primer momento de planificación antes de empezar a hacer nada. La razón principal es que puede que la migración al cloud presente determinados límites y que un negocio no le pueda sacar todo el partido que tiene debido a estas aplicaciones obsoletas. Por ello, para que la migración a la nube sea realmente rentable, hay que prestarle atención a este punto en concreto.

La seguridad es un aspecto principal

Entre las claves de una buena migración al cloud, la seguridad ocupa un papel protagonista. No se debe dejar para tratar en el último momento y es que es indispensable que la nube sea infranqueable e inatacable por hackers o virus. Invertir dinero en esto será positivo a largo plazo para mantener los datos a salvo y sentirse confiado con la nube. Con una seguridad adecuada no habrá nada que temer.

Se debe analizar lo que necesita cada empresa

Una cuarta clave para una buena migración al cloud es saber lo que necesita cada empresa. La razón está en que es escalable, es decir, va a permitir a cada negocio crecer y que la propia nube se adapte a sus necesidades. No importa que el día de mañana les haga falta un servicio distinto dentro del propio cloud. Lo tendrán, porque la nube se adapta a lo que cada negocio demanda en cada momento.

Pero, para que esto sea realmente fructífero conviene saber lo que necesita cada empresa desde el minuto uno. Preguntas como ¿por qué me interesa migrar a la nube? o ¿qué me ayudará a obtener? son algunas que pueden hacerse sin demora. La gran mayoría de los negocios necesitan una migración al cloud y es que en la actualidad no hay forma más segura y efectiva de poder trabajar.

Elegir el tipo de nube importa

La quinta y última de las claves para migrar al cloud es elegir el tipo de nube. Está la Community Cloud en la que distintas organizaciones pueden compartir un mismo espacio para alcanzar un objetivo común. También, HPC Cloud  está destinada a aplicaciones que requieren de un elevado rendimiento. Multi Cloud es otra opción que integra varias nubes que puede usar una empresa ofreciendo una gran flexibilidad.

Una vez estas claves estén claras, ya será posible iniciar la migración al cloud con éxito. Al tener gran parte del trabajo hecho puede que la implementación sea más rápida de lo esperado. Cuando se hace un planning adecuado, el resto es muy sencillo. La nube ofrece muchas posibilidades para las empresas y es que la seguridad, la escabilidad, el almacenamiento y la optimización de costes importan.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!