Conecta con nosotros

Noticias

La censura China va más allá: quiere controlar todos los mensajes que se publiquen en internet

Publicado el

La censura China va más allá: quiere controlar todos los mensajes que se publiquen en internet

Que la libertad de expresión y China no se llevan del todo bien es algo por todos conocido. De hecho, en 2012 la Universidad de Harvard publicó un estudio donde afirmaba que el país comunista dispone de entre 20.000 y 50.000 de los llamados “policías de internet” para controlar qué se publica en la red. Pero la cosa no acaba ahí, también dispone de cerca de 300.000 personas encargadas de publicar comentarios de forma masiva que sean positivos para el gobierno chino.

Hace escasos días, se publicó un borrador sobre las nuevas políticas chinas en este sentido y la cosa, lejos de mejorar, van de nuevo para atrás: la máquina de censura china aumentará drásticamente su control y lo haré proponiendo cambios en la forma de regular los miles de millones de comentarios que se publican cada día en el país. Y por parte de unos ciudadanos que cada vez se muestran más abiertamente críticos contra el gobierno.

Dicho borrador afecta a la normativa de 2017 “Disposiciones sobre la Gestión de los Servicios de Comentarios de Publicaciones en Internet” y ha sido publicado por el organismo regulador de la red de redes en el país del sol naciente, el Cyberspace Administration of China (CAC). En él se señalan cuáles son las responsabilidades específicas de las plataformas y los creadores de contenido a la hora de gestionar los comentarios en línea. Uno de los puntos más controvertidos es el que obligará a que todos estos comentarios deberán revisarse antes de publicarse, lo que viene siendo una censura sin paleativos.

“Las revisiones propuestas actualizan la versión actual de las reglas de comentarios para alinearlas con el lenguaje y las políticas de autoridad más reciente, como son las nuevas leyes sobre la protección de la información personal, la seguridad de los datos y las normas generales de contenido”, informa Jeremy. Daum, miembro principal del Centro Paul Tsai China de la Facultad de Derecho de Yale.

La nueva normativa afecta a la inmensa mayoría de comentarios que se vierten en internet, como son comentarios en videos, publicaciones y mensajes en foros, así como sus respuestas pertinentes, GIFs, imágenes compartidas, audios, vídeos e incluso emoticonos. Un control absoluto.

Pero, ¿ha habido algún detonante que ha empujado al gobierno chino a tomar esta decisión? En principio, parece que sí. Weibo es un popular site de microblogging donde a través de él, los ciudadanos pueden estar al día con todas las noticias de China en tiempo real. Desde hace algún tiempo, son numerosos los comentarios que o bien mienten o simplemente rechazan la “narrativa oficial” del gobierno, lo que ha hecho que el CAC tome cartas en el asunto… aunque estén lejos de la libertad de expresión.

Las plataformas ya se están autocensurando

China. Población: 1.403.000 millones de habitantes. Una población inabarcable difícil de controlar en redes sociales… pero no imposible. Al menos esto es lo que se propone el gobierno chino. Las multas y la censura han ido en aumento en los últimos años y, en un intento de sobrevivir, muchas plataformas no han tenido otra que asumir como propias desde el minuto uno. Este es el caso de otra de las más populares, ByteDance, que ya dispone de miles de revisores de contenido antes de autorizar publicar comentarios. Las hay, incluso, que subcontratan empresas para hacerlo, algunas de éstas están alineadas con el partido chino. Un esfuerzo que prevé el aumento en las contrataciones de personal solamente dedicado a leer y censurar o no, millones de mensajes cada día.

Por ejemplo, Weibo -también conocido como el Twitter chino- lo que hace es que aplica un control más estricto sobre aquellas cuentas que ya con anterioridad han violado estas reglas de censura. Una medida que en 2017 solo aplicó en los comentarios sobre noticias de actualidad pero que se espera se extienda ahora a todo tipo de contenido. Algo que obligará a las plataformas a aumentar sus costes en mantenerlas a parte de una enorme responsabilidad para cumplir con la exigente censura china.

La pandemia por la Covid-19 ha supuesto un antes y un después en este sentido. La ciudadanía china se muestra cada vez menos sumisa e internet ha ayudado a que se lleven a cabo tanto protestas sociales en línea como, más tarde, en las calles como los videos sobre las represalias en los confinamientos forzosos.

Aunque de momento es un borrador y no hay fecha oficial sobre si el endurecimiento de estas políticas se llevará finalmente a cabo, lo que pretende China es también un toque de atención a las plataformas. A que éstas, se esmeren en filtrar los contenidos y las opiniones de los ciudadanos, sobre todo si te trata de criticar al gobierno comunista chino. “Aunque internet en China es uno de los más censurados del mundo, todavía hay espacio para discutir temas delicados. Las personas pueden jugar al gato y el ratón con los censores y hacer uso de su creatividad”, asegura William Nee, coordinador de investigación y defensa de Chinese Human Rights Defenders.

La censura en China aún no ha dicho la última palabra, al menos que sus autoridades dictaminen cuáles serán éstas.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!