Conecta con nosotros

Noticias

Hikvision, la compañía de vigilancia que podría ser sancionada

Publicado el

Desde hace unos años, la protección de los datos es algo que preocupa y a lo que se está prestando mucha atención. Por eso, sorprende encontrarse con informaciones como estas en la que una compañía de vigilancia corre el riesgo de ser sancionada por algo, quizás, todavía más grave: la violación de los derechos humanos. Hay dos países implicados en todo esto, las dos potencias mundiales China y EE.UU.

Pero ¿qué es Hikvision? Conviene hacer un breve recorrido sobre esta compañía que empezó a trabajar por el año 2001 creando tarjetas de captura de vídeo, muy usadas en los sistemas de videovigilancia. Sin embargo, cuando pasaron 6 años decidieron empezar a sacar al mercado sus propias cámaras de vídeo para, posteriormente, centrarse en crear el hardware y software relacionados. Tuvieron mucho éxito.

Hikvision se convirtió en una compañía de vigilancia competente por los bajos precios que ofrecía. Esto hizo que se empezasen a fijar en ella, por ejemplo, el gobierno de China. De hecho, en 2018 consiguió un contrato para actualizar las cámaras de vigilancia que había en la ciudad de Xi’an. Muchas de ellas, debían incluir ya detección y reconocimiento faciales.

La salida al exterior de Hikvision y la desconfianza de EE.UU.

Dado el éxito que Hikvision tuvo como compañía de vigilancia, pronto comenzó a expandirse por otros países. El año pasado, en 2021, el grupo de investigación de Top10VPN decidió realizar un estudio con respecto a esto para saber, con la mayor exactitud posible, cuántas cámaras Hikvision había en otros países. El resultado fueron cerca de 4,8 millones en 191 países que están fuera de China.

Esto ha generado ciertas reticencias, sobre todo, por parte de EE.UU. La desconfianza de si los datos pudieran ser transferidos a China preocupaba y, por eso, en 2019 este país decidió aprobar una Ley en la que Hikvision no podía tener contratos con el gobierno Chino. Sin embargo, esto no se ha quedado ahí y en la actualidad EE.UU., planea nuevas sanciones para el gigante de la videovigilancia.

El problema, las políticas opresivas de China en Xinjiang

El estudio antes mencionado descubrió algunos escenarios que Hikvision, probablemente, buscaba ocultar. Se sabe que participó en las políticas opresivas de China en Xinjiang donde las personas musulmanas estaban en el constante ojo de mira. En esa vigilancia masiva tuvo un papel clave Hikvision, lo que contribuyó a que el gobierno pudiese ejercer un mayor control sobre la población musulmana.

Lo más grave, y que muchas personas todavía desconocen, es lo que ese control y vigilancia provocó en estas personas. Algunas fueron detenidas y sometidas a abusos y torturas que realmente enmudecen al mundo. La presión que el gobierno les hacía para que abandonasen su religión, idioma y costumbres culturales fue atroz. Una violación de los derechos humanos en toda regla.

No estamos equivocados al considerarlos verdaderos crímenes y las sanciones por parte de EE.UU., ya se han puesto en marcha. Estos hechos que se han dado a conocer pueden provocar la inminente caída de Hikvision, pues EE.UU., pretende que las personas que tras la emisión de la sanción trabajen con Hikvision también sean procesadas, lo que reducirá, notablemente, la cartera de clientes de la compañía.

¿Le seguirán a EE.UU., otros países?

La duda sobre si esta sanción la interpondrán otros países está todavía en el aire. Puede que haya países que no consideren las actuaciones de China tan graves como las ha entendido EE.UU. Sin embargo, esta sanción, cuando llegue a término, será un primer paso para emprender acciones contra Hikvision. Además, todavía quedan muchas preguntas sin responder, como los datos que puede guardar en la nube.

Es verdad que la tecnología ha cambiado nuestras vidas, pero también ha hecho que sea más difícil ejercer un férreo control sobre lo que pueda hacer Hikvision con los datos que hayan podido recopilar sus cámaras de vigilancia en otros países fuera de China. No obstante, ahora todos los esfuerzos se concentran en las sanciones y la compañía está, ahora mismo, en el punto de mira de todo el mundo.

El problema de todo esto es que se baraja la posibilidad de que las tensiones entre China y EE.UU., vayan en aumento después de esto. Su situación ya no es la idónea y siempre ha existido una ligera tensión entre estas dos grandes potencias mundiales. No obstante, no parece que EE.UU., vaya a dar marcha atrás a sus intenciones, por lo que tendremos que esperar a ver qué es lo que ocurre tras la sanción con Hikvision.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!