Conecta con nosotros

Noticias

Microsoft desarrolla un tejido inteligente capaz de detectar objetos y gestos

Publicado el

Microsoft desarrolla un tejido inteligente capaz de detectar objetos y gestos

¿Te imaginas tener una camisa que interactue como si tuviera vida propia? ¿o que tu traje pudiera dar órdenes? La ropa tecnológica, o ropa de última generación, parece algo más propio de la ciencia ficción. Pero ojo, porque podría estar más cerca de lo que creemos. No, no hablamos de colocar sensores a unos vaqueros y ya está. La cosa va más allá, o al menos es lo que pretende Microsoft.

El sector textil ha cambiado sobremanera en los últimos años. Ahora es un sector que ha decidido dar un paso al frente y apostar por telas inteligentes, materiales mucho más ecológicos, duraderos y fáciles de mantener. También utiliza procesos tecnológicos en su producción con los que los últimos avances, la inteligencia artificial y el 3D han tenido mucho que ver. Sin embargo, la nueva patente de Microsoft no va exactamente por estos derroteros. Publicada bajo el nombre de “Tejido inteligente que reconoce objetos y entrada táctil”, podría significar una auténtica revolución no solo en la producción textil, si no en el propio uso de los tejidos por parte de los usuarios.

Así funciona el tejido inteligente de Microsoft

Los de Redmond aseguran este tejido puede reconocer e identificar objetos cercanos. Se trata de textiles que incorporan, entre otras cosas, sensores y conductores. Es decir, la tela tiene incrustadas capas de sensores conectados capaces de reconocer un objeto e incluso un simple gesto. Pero no se trata de coser sensores y ya está. La patente habla del desarrollo de circuitos de procesamiento de datos. Es decir, de un tejido inteligente que puede recibir, procesar y transmitir datos.

Por otro lado, el tejido también sacaría partido a un sistema informático que recibe y procesa los datos entrantes, con los que crea modelos de predicción. Éstos pueden llegar a reconocer un objeto colocado junto a la pieza del tejido inteligente. Es decir, lo que guardamos en un bolsillo. O un simple gesto táctil.

Un ejemplo concreto se daría cuando un bolsillo enviase un recordatorio a nuestro teléfono cuando no detecta monedas para parquímetros, las llaves de casa o una mascarilla. Por lo que se refiere al reconocimiento de gestos, el usuario podría frotar el teléfono contra el bolsillo y activar rápidamente un comando del teléfono a través de NFC, entre otras infinitas posibilidades.

No es la primera vez que Microsoft tantea el mercado de la ropa inteligente. De hecho lleva ya más de diez años experimentando con algunas ideas, como los guantes tecnológicos. Tampoco es la primera vez que se patentan proyectos de esta índole. De hecho, podemos encontrar algunos centrados en vendajes inteligentes capaces de monitorizar y tratar heridas, camisas capaces de bajar la temperatura corporal o telas que pueden llegar a escuchar. Pero lo destacable de esta nueva patente de Microsoft es que iría encaminada al mercado de consumo real.

Eso sí, en la memoria hay sonoros fracasos como el Project Jacquard de Google, una chaqueta de Levis que usaba hilo conductor, sensores y etiquetas IoT para crear áreas sensibles al tacto y a los gestos en la manga de la chaqueta. No se vendió más allá de unas pocas unidades.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!