5G: Hacia la conectividad total en movilidad

La búsqueda de la conectividad total es una característica fundamental para un usuario de negocios. Si para trabajos en escritorios la conectividad está resuelta con las redes cableadas Ethernet, las tecnologías inalámbricas de comunicaciones que están en el mercado y las que se están desarrollando, garantizan la capacidad, rendimiento y seguridad de una conexión permanente a Internet.

Wi-Fi ac (IEEE 802.11ac) es la última versión del estándar de redes inalámbricas de área local Wi-Fi, responsabilidad de la organización sin ánimo de lucro Wi-Fi Alliance. Es compatible con versiones anteriores del estándar y opera en la banda de 5 GHz, una zona del espectro radioeléctrico más liberado de interferencias que la saturada de 2,4 GHz, utilizada en routers o dispositivos inalámbricos de la generación anterior.

Su principal activo frente a anteriores versiones del estándar es una gran mejora de las tasas de transferencia, triplicando las tasas de Wi-Fin al alcanzar 1,3 Gbps de máximo teórico usando tres flujos de 433 Mbps, además de mejoras en eficiencia energética. Los nuevos routers 802.11 ac son capaces de enviar señales inalámbricas orientadas hacia los dispositivos, mejorando la calidad de la señal y el rendimiento efectivo que alcanzarán, aumentando de paso la estabilidad de la señal.

En resumen, múltiples mejoras en estabilidad y rendimiento para un estándar que se está extendiendo rápidamente y que ya está incluido en los equipos profesionales HP de nueva generación.

¿Y qué ocurre cuando no está a nuestro alcance este tipo de redes inalámbricas de área local Wi-Fi?

Aquí es donde entran los nuevos protocolos para redes de comunicaciones y su soporte por las operadoras como la cuarta generación de redes de banda ancha móvil 4G que ofrece entre otras mejoras, mayor seguridad y calidad de servicio (QoS), junto a velocidades de acceso muy superiores a las anteriores: 100 Mbit/s en movimiento y 1 Gbit/s en reposo.

Está basada completamente en el protocolo IP, siendo un sistema de sistemas y una red de redes, que se alcanza gracias a la convergencia entre las redes de cables e inalámbricas. LTE es la norma 4G más utilizada aunque no la única y se está extendiendo rápidamente a la vez que las operadoras amplían la cobertura de sus redes. Una buena parte de equipos móviles de HP ya ofrece en opción el uso de esta tecnología.

¿Y para el futuro?

Conectividad_movil_2

El futuro de las redes móviles se llama 5G cuya disponibilidad comercial se espera a comienzos de 2020. Sucesora del actual 4G, una de sus novedades será un espectacular aumento de la velocidad de transferencia. En teoría, velocidades en bajada de 10 Gbps (1,25 GB/s) frente a los 75 Mbps (9,375 MB/s) del actual 4G-LTE.

Tanto tecnológicas como operadoras están desarrollando tecnologías 5G. Aún no está estandarizado pero las grandes compañías llevan tiempo creando redes de prueba y prototipos capaces de soportarlas. La compañía sueca Ericsson ha conseguido alcanzar velocidades de 5 Gbps reales y Samsung ha probado con éxito tecnologías 5G con velocidades de 1 Gbps.

También la española Telefónica, contribuyendo de forma activa en todos los trabajos que está siendo desarrollado por organismos de investigación y de estandarización  para definir el futuro de esta tecnología.

Huawei es otra de las compañías que tiene avanzado el desarrollo del 5G y desplegará toda la tecnología en el Mundial de fútbol ruso en 2018. Para ello, la firma china y el operador ruso MegaFon quieren tener completado el proyecto piloto en junio de 2017.

HP_BUSINESS1