SSD sigue ganando mercado ¿Cuáles son sus ventajas?

ventas de SSD

Las ventas de SSD siguen creciendo, señala un informe reciente de Trendfocus que confirma al formato como el gran estándar en almacenamiento especialmente en dispositivos de movilidad.

El número total de SSDs enviados en el primer trimestre de 2016 fue de 30,7 millones de unidades. De ellas, las unidades de estado sólido cliente fueron de 27 millones de unidades con un aumento del 4 por ciento, mientras que el resto se destinaron al mercado empresarial. Las SSD típicas en formato de 2,5 pulgadas crecieron un 5% mientras que el crecimiento de nuevos formatos como M.2 fue más lento, lo que Trendfocus atribuye al importante retroceso del mercado PC general.

Aunque el mercado de consumo sigue siendo el gran baluarte de las SSD, el segmento empresarial también continúa haciendo grandes avances en todos los segmentos. Los SSD SATA representaron el 80 por ciento de todos los SSD empresariales vendidos, creciendo un 5 por ciento. Los modelos SAS crecieron un 6,7 por ciento aunque el gran vencedor fue el formato de mayor rendimiento, las SSD PCIe con un avance del 16,3 por ciento respecto al trimestre anterior.

Las SSD (unidades de estado sólido) se han convertido en el gran estándar en la informática móvil por sus múltiples ventajas frente a los discos duros y se utilizan de forma masiva en 2 en 1, convertibles, portátiles premium, Ultrabooks, tabletas electrónicas y smartphones.

Sus ventajas son destacadas y comienzan en unas velocidades de transferencia de datos que en general triplican la entregada por los discos duros y permiten mejores tiempos de arranque del sistema operativo, en el acceso a las aplicaciones o en los reinicios desde modos de suspensión o hibernación.

La ausencia de partes móviles de SSD les permite mejorar el ruido emitido, la emisión calorífica y el consumo, mientras que formatos avanzados como M.2 con tamaños similares a una tarjeta de memoria, permiten  crear equipos cada vez más delgados y ligeros, un aspecto esencial en informática móvil.

La bajada de precio de las memorias flash NAND, base de las SSD, está permitiendo rebajar el coste por GB de las soluciones basadas en almacenamiento sólido, en el que es el único aspecto donde los discos duros siguen siendo superiores.

Para finalizar, hablar de su fiabilidad. A pesar de sus componentes mecánicos, los discos duros siguen siendo “norma y seña” en cuanto a resistencia de unidades de almacenamiento y de ahí su uso masivo en servidores y centros de datos 24/7 donde prima la fiabilidad por encima de todo.

Afortunadamente, las nuevas generaciones de SSD han mejorado muchísimo en fiabilidad. Incluyen células de memoria adicionales libres para cuando las otras fallen no perder capacidad, reasignando sectores dañados. Los fabricantes ofrecen 3 o 5 años de garantía y la vida media oficial de una SSD se estima entre 5 o 7 años, según las últimas pruebas de resistencia.