Intel lanza los primeros procesadores Core de 10ª Generación

Core de 10ª Generación

Intel ha anunciado el lanzamiento de los primeros procesadores Core de 10ª Generación, una serie importante basada en la nueva arquitectura «Ice Lake«, que abre la era de los chips fabricados en procesos tecnológicos de 10 nanómetros.

Los Core de 10ª Generación son un punto de inflexión en procesadores para PCs a todos los niveles. Además del aumento de rendimiento en monohilo y multihilo, Intel ha aumentado el soporte de nuevas instrucciones y extensiones; ha mejorado el tamaño de los búferes y las memorias caché; ha mitigado las vulnerabilidades asociadas a la ejecución especulativa, Spectre y Meltdown; ha añadido soporte para últimas tecnologías de conectividad y buses y ha incluido una nueva generación de gráficas integradas Gen11.

“Estos procesadores Intel Core de 10ª Generación cambian el paradigma de lo que significa ofrecer el liderazgo en plataformas de computadoras personales móviles. Con Inteligencia Artificial a gran escala por primera vez en la PC, una arquitectura de gráficos totalmente nueva, la mejor integración de la conectividad Wi-Fi 6 (Gig+) y Thunderbolt 3 de su clase gracias a la tecnología de proceso en 10 nm y el diseño de arquitectura de Intel, estamos abriendo la puerta a una gama de experiencias e innovaciones totalmente nuevas para las computadoras portátiles», explica Chris Walker, Vicepresidente Corporativo de Intel y Gerente General de Plataformas de Movilidad de Cliente en el Grupo de Computación de Cliente.

Primeros procesadores Core de 10ª Generación

Los primeros Core de 10ª Generación en llegar al mercado serán 11 modelos distintos destinados a ordenadores portátiles y convertibles. Como estaba previsto, el debut de esta nueva generación se ha limitado de momento a los modelos de bajo consumo (serie U) y a los de consumo ultra bajo (serie Y), que cuentan con un máximo de cuatro núcleos y ocho hilos y tienen unas frecuencias de trabajo bastante contenidas.

Core de 10ª Generación

Intel declara que sus nuevos procesadores aumentarán un 18% en el rendimiento promedio de instrucciones por ciclo (IPC) frente a la antigua arquitectura Skylake, con un aumento será aún mayor en algunas aplicaciones, con picos en el rango del 30 al 40% para algunos tipos de cargas de trabajo.

El rendimiento mejorado se producirá con la nueva microarquitectura Sunny Cove, que elevará la cantidad de unidades de asignación de cuatro a cinco, y los puertos de ejecución de ocho a diez. También dobla el ancho de banda de la caché L1, y se han integrado las unidades SIMD, Shuffle y LEA en los bloques vectoriales y de enteros. Esto debería traducirse, en resumen, en una importante mejora de rendimiento.

La presencia de nuevos algoritmos y de nuevas instrucciones también mejorará el rendimiento y la especialización de los procesadores Sunny Cove, tanto a nivel de predicción de saltos como en lo que respecta a las cargas de trabajo relacionadas con el cifrado, la compresión-descompresión y la inteligencia artificial, inferencia y aprendizaje profundo. Intel usará esta microarquitectura y los procesos de 10 nanómetros tanto en los Core de consumo como en los Xeon profesionales.

Core de 10ª Generación

Otra importante mejora de los Ice Lake de 10 nm será la nueva generación gráfica Intel Gen11 Graphics, fruto de las ambiciones renovadas de la división gráfica tras el fichaje estrella de Raja Koduri (ex-responsable del grupo Radeon Technologies de AMD) y de otros como Tom Petersen, ingeniero destacado y Director técnico de Marketing de NVIDIA.

Gen 11 ha introducido mejoras a nivel de arquitectura para elevar el rendimiento bruto a niveles de 1 TFLOP con el incremento de unidades de ejecución (ALUs) que pasan de 24 a 68, el aumento de la memoria caché L3 y un aumento de la frecuencia del núcleo hasta 1,1 GHz. Cuenta con un motor 3D significativamente más grande para aumentar el rendimiento de los juegos 1080P hasta cotas cercanas hasta 60 FPS. La compañía también ha mejorado la tecnología de video QuickSync con codificadores HEVC dobles que pueden crear y reproducir contenido HDR 4K.

Los Ice Lake de 10 nm también serán los primeros procesadores de Intel en soportar nativamente tecnologías como Thunderbolt 3 y la norma Wi-Fi 6Intel ya anunció planes para soporta la interfaz Thunderbolt 3 en sus futuras CPUs y liberar la especificación para uso libre de royalties por los fabricantes. Ello se concreta en esta generación y debe resultar en menores complicaciones técnicas para su integración y con ello una mayor adopción del que es, sin duda, la interfaz más avanzada para interconexión de equipos y dispositivos.

Se espera que estos procesadores debuten a finales de 2019 a través de nuevos equipos de fabricantes como HP. Dice Intel que este lanzamiento solo el comienzo y anunciará productos adicionales en la familia de procesadores Intel Core de 10ª Generación, para portátiles de alto rendimiento; PCs de sobremesa; estaciones de trabajo y la variante para empresas, Intel® vPro™.