Pérdidas de datos, un problema real con gráficos por países

Las pérdidas de datos se han convertido en un problema muy importante que está presente mayor o menor medida en todas las empresas a nivel global, y que sin duda puede acabar teniendo consecuencias muy graves.

Ya hemos hablado sobre la necesidad de unir seguridad e impresión, pero en este artículo queremos analizar esa realidad desde un punto de vista más concreto y común, la pérdida de datos en papel que se produce de media en las empresas de algunos de los países más avanzados del mundo.

Como podemos ver en los gráficos que acompañamos en Alemania y Estados Unidos se encuentran las empresas que más problemas han tenido en este sentido, mientras que Francia y Reino Unido son los que mejor parados salen, aunque presentan un margen de mejora claro ya que incluso en el caso del segundo tenemos en total un 42% de empresas han perdido datos alguna vez en los últimos 12 meses, mientras que en Estados Unidos la cifra se eleva a un 82%.

Preocupante, sobre todo porque hablamos de datos que se pierden en papel, y en muchos casos dentro de la propia empresa. Si los datos son confidenciales, contienen datos personales o detalles de un nuevo proyecto o estrategia el daño que puede sufrir nuestro negocio es claro.

datos

Pull Printing de HP al rescate

Todas estas pérdidas de datos podrían reducirse al mínimo con algo tan sencillo como Pull Printing, una característica de seguridad que incorpora HP en sus soluciones profesionales y que permite recurrir a un sistema de autenticación para proceder a la impresión o retirada de documentos de la cola de impresión.

Lo explicamos mejor con un ejemplo. Nuestro director de proyecto tiene algo grande y secreto entre manos y va a imprimirlo en la impresora del departamento, que está a unos pasos de su despacho. En ese momento suena el teléfono y tiene que atender una llamada importante, pero los documentos han salido ya por la impresora y han quedado expuestos, de manera que cualquier empleado de menor rango podría cogerlos sin permiso.

Con Pull Printing eso no ocurre, ya que los documentos quedan retenidos y no se puede acceder a ellos hasta que no se autentica un usuario autorizado, de manera que no caerán en malas manos. Una medida de seguridad sencilla, pero sin duda muy eficaz.