Conecta con nosotros

Noticias

X no es una nueva empresa tecnológica

Publicado el

google x

Las empresas y divisiones que van quedando bajo los paraguas de Alphabet y Google tras la reestructuración de la compañía van conociéndose poco a poco. Tras desvelarse el destino de Nest o de la división Life Sciences (que ahora se llama Verily), llega el turno de saber lo que va a suceder con Google X, la unidad encargada de la investigación y desarrollo de productos “especiales” de Google, que según Re/Code, pasa a ser una compañía independiente bajo Alphabet y ha anunciado una reestructuración en su forma de funcionar; un cambio en su logo, que pasa a ser una gran X de color amarillo; y un cambio de nombre. A partir de ahora, se denominará exclusivamente X. A secas.

Vista hasta ahora como una máquina de gastar dinero para Google, después de la gigantesca reorganización que se está llevando a cabo tras el nacimiento de Alphabet, X no va a dejar de ser un lugar en el que se investiga en proyectos avanzados y poco corrientes, pero sí va a cambiar algunas cosas. X funcionará más o menos como la incubadora de proyectos de Alphabet, y se encargará de desarrollar proyectos, fundamentalmente de hardware, y convertirlos en negocios viables económicamente para después transformarlos en unidades de negocio independientes.

Sus responsables también han elaborado un código, mucho más estricto que los anteriores, para analizar los proyectos y deducir si son viables o no, y si deben suspenderse, eliminarse o seguir en marcha. Para ello puso en marcha el pasado otoño un grupo de trabajo, The Foundry, que se encarará de evaluar los proyectos en marcha y de asignarles un responsable. Lo dirige Obi Felten, que antes ha trabajado durante seis años en el equipo de marketing europeo de Google.

Los que trabajen en proyectos ya no irán tan “por libre” como antes, y será más empresa y menos laboratorio, al contrario de lo que ha pasado hasta ahora. No se va a dar tanto publicidad a lo que sucede dentro como sucedió con Google Glass, que generó muchísima expectación pero ha tenido que volver a repensarse para convertir las gafas de Google en algo viable y con más sentido.

Por ahora, X ha acogido los grupos de robótica nacidos de las compras de robótica, así como un proyecto relacionado con los drones. Conocido como Project Wing, a él se unirá también en X Project Titan. Y a punto de salir de esta “incubadora” están Project Loon, la iniciativa de llevar Internet a todo el mundo mediante globos especiales, y Makani, una empresa de energía eólica adquirida por Google.

Por otra parte, Sergey Brin, que en los primeros tiempos de X estaba muy implicado en el funcionamiento de este laboratorio gigante, dejó de hacerlo desde el nacimiento de Alphabet. Las riendas de X las lleva ahora Astro Teller, que ha sido el responsable de X desde la salida de uno de sus fundadores, Sebastian Thrun. Por debajo de Teller está un desconocido Rick DeVail, que se encarga del equipo de evaluación rápida de la empresa y tiene en su haber la idea y el germen de varios proyectos. Uno de ellos, Project Loon.

Son muchos cambios para X como hemos visto que, a pesar de haber sufrido varias salidas en los últimos años, tan relevantes como la de Andy Rubin, X seguirá desarrollando proyectos y siendo uno de los puntales de innovación de Alphabet, solo que más centrada en resultados y viabilidad de los proyectos que se “incuben” en ella.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!