Conecta con nosotros

Noticias

Apple tendrá menos proveedores externos de componentes y más producción propia

Publicado el

Apple

Los proveedores de los componentes que utiliza Apple en la fabricación de sus dispositivos no están tranquilos precisamente. Su número va descendiendo poco a poco, y últimamente casi no hay un mes en el que alguno vea cómo se rescinde su contrato con los de Cupertino. El último en experimentarlo este mismo mes de abril ha sido Information Technologies Group, y puede que, tal como apunta Bloomberg, a lo largo de los próximos meses haya más compañías que corran la misma suerte.

Esto no se debe a que en Apple estén descontentos con la calidad de los componentes, sino a que Apple está utilizando más elementos de fabricación propia para montar sus dispositivos, después de ser considerada hace unos años la empresa que más chips compraba de todo el mundo. El principal motivo para este cambio es, al parecer, que precisan chips especiales que prefieren fabricar ellos. La empresa lleva ya varios años desarrollando procesadores, pero desde hace bastantes meses ha decidido aumentar la gama de equipamiento que fabrica en sus instalaciones: tarjetas gráficas, chips Bluetooth, etc.

Este movimiento puede afectar a los fabricantes que dependan en exceso de los encargos de Apple, como Dialog Semiconductor, Synaptics y Cirrus Logic. Pero otros, hartos de sufrir  la reducción de su margen de beneficios por la agresiva política de precios de los de Cupertino, como Avnet, han decidido cortar ellos mismos la relación con la empresa y dejar de ser sus proveedores.

La fabricación interna permite a Apple mantener una posición de ventaja sobre los proveedores. Sobre todo, a raíz de la oleada de compras de empresas proveedoras, que ha hecho bajar su número notablemente. Sólo durante el pasado año, una de cada cinco empresas fabricantes de chips en Estados Unidos se vendió a otras, y desde 2013 se han vendido ya muchas proveedoras de Apple. Entre ellas SanDisk, Broadcom, Sharp o Fairchild Semiconductor International. Se calcula que desde 2014 se han vendido nada menos que 35 fabricantes de chips.

En este escenario hay menos competencia y menos presión sobre los precios, y eso a Apple no le conviene, porque suele apretar bastante a sus proveedores. Por lo tanto, ahora no lo tiene tan fácil, y puede que sea otra de las razones que le han llevado a aumentar su producción interna de componentes.

Pero los costes no son los únicos motivos para que Apple desarrolle sus componentes. Al hacerlo así, la compañía puede acoplar su software al hardware con más facilidad. Así lo manifestó el propio CFO de Apple, Luca Maestri, el pasado 14 de febrero en un evento celebrado en San Francisco. Según Maestri, la producción interna permite a Apple tener más control sobre los tiempos, la calidad y los costes.

Para poder subir su nivel de producción, Apple no se ha limitado únicamente a abrir nuevas líneas de producción. También ha comprado empresas, como Passif Semiconductor. La compró en 2013, y ha utilizado su tecnología de chips de comunicaciones de baja energía en el desarrollo de sus auriculares Bluetooth AirPod. Lo mismo sucedió con AuthenTec, que compró en 2012 por 356 millones de dólares, y cuya tecnología le ha permitido desarrollar los sensores de huellas dactilares y los escáneres de huellas integrados en el iPhone.

Eso sí, contratar expertos en las áreas hardware que Apple está desarrollando no es nada barato, como pone de manifiesto el aumento en la inversión en investigación y desarrollo que ha acometido la compañía en los últimos cinco años. Esta cantidad, tal como ha manifestado Maestri, se ha doblado, y se achaca a la apertura de nuevas líneas de producto y al desarrollo de su propia tecnología, entre otros motivos. Lo más caro en este campo en tecnología es la investigación en semiconductores, que se lleva más del 18 por ciento de la partida destinada a I+D. En la actualidad, Apple invierte el 4,7 por ciento de sus ingresos en investigación y desarrollo, frente al 2,2 por ciento en 2012.

El principal riesgo que corre Apple con esta estrategia es quedarse por detrás en cuanto a tendencias tecnológicas, puesto que al apoyarse en componentes creados en la compañía, habrá menos proveedores que le pueden mostrar lo último en su sector. También puede que más proveedores sigan el camino de Avnet y no esperen a que Apple les diga que no cuenta con ellas. Sobre todo si ven cómo Avnet ha mejorado sus resultados desde que rompió con Apple: en la actualidad tiene un margen de beneficios de un 13,7 por ciento, un dos por ciento más de lo que tendía hace un año.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!