Conecta con nosotros

Noticias

Wearables para mascotas: ¿moda pasareja o negocio emergente?

Publicado el

Wearable para mascotas

Cada cierto tiempo, el sector tecnológico nos sorprende con un nuevo tipo de dispositivo. En algunas ocasiones, éstos alcanzan el éxito y se convierten en un elemento más de nuestra vida diaria, y otras tantas acaban en el cajón de los productos olvidados, para desgracia de aquellos que se dejaron conquistar por la nueva propuesta. E incluso, en el caso de alcanzar cierto (o gran) éxito, este puede acabar siendo bastante efímero. Esto es lo que ocurrió la década pasada tanto con los PDA como con los GPS, que tuvieron un tiempo de gloria, pero luego vivieron un ocaso anticipado, debido principalmente a auge de los smartphones, dispositivos capaces de aunar un sinfín de funciones en un solo aparato.

Y a día de hoy, estamos viendo una situación de indefinición parecida con los smartwatches, esos relojes inteligentes que ya deberíamos llevar todos en la muñeca, pero que por diversas razones no han terminado de calar en el gran público, y que todavía no sabemos si finalmente despuntarán o, por el contrario, perderán el poco fuelle que tienen en la actualidad y en unos años ya nadie los recordará. Aunque menos conocidos por el gran público, hay otro tipo de wearables que también están en el punto de mira de la industria, que permanece a la espera de ver si va para arriba o para abajo. Hablo de los wearables para mascotas, a los que la Agencia Reuters dedica un artículo, en el que analiza el éxito que está teniendo este tipo de dispositivos en un mercado tan singular como enorme, China.

En dicha publicación se analiza la opinión de varios usuarios de collares, correas y dispensadores de comida inteligentes para mascotas, y en general parece que el encaje que estos dispositivos están teniendo un buen encaje en dicho mercado. Tanto que, según algunos analistas, esperan un crecimiento de ese (aún pequeño) mercado a un ritmo del cinco por ciento por trimestre, lo que en pocos años sí que le puede dar un volumen bastante más alto de lo que podríamos imaginar hoy. Sin embargo, ante estas perspectivas, es imprescindible tener en cuenta que estamos hablando de un mercado que todavía es muy frágil y, en consecuencia, basta con un leve cambio de tendencia para que todas esas expectativas se vayan al traste.

¿Dónde está el futuro?

Esta es, sin duda, la pregunta del millón, ¿qué va a pasar con este incipiente mercado? Por una parte la evolución en China puede ser determinante, ya que si alcanza el volumen adecuado, el “ruido” puede cruzar esas fronteras y hacer que los wearables para mascotas se popularicen. Sin embargo, y esto es una opinión personal, creo que la clave para el éxito no está tanto en el mercado doméstico como en el profesional. Hace ya años que se emplean dispositivos para, por ejemplo, evaluar los movimientos migratorios de determinadas razas de animales, comprobar su estado (como en el caso de los linces ibéricos) y otros fines similares.

Y es en este campo, el de control de animales protegidos, así como en entornos profesionales, donde los wearables pueden tener más recorrido. Se me ocurre, por ejemplo, con los perros que se emplean para buscar supervivientes tras tragedias en grandes extensiones de terreno, o los que se emplean en búsquedas de restos mortales en la investigación de homicidios. También pueden tener mucho sentido en el caso en perros cazadores, para el control de rebaños, etcétera. Es ahí, en un entorno más profesional, donde los wearables para animales, y especialmente con la llegada de Internet de las Cosas, pueden crecer en funciones, interés y, por lo tanto, en buenas perspectivas para sus fabricantes.

 

Imagen: Tractive

Click para comentar

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!