Conecta con nosotros

Noticias

Cómo invertir con seguridad en startups del mercado chino

Publicado el

La inversión en startups chinas crece sin parar, y ya en 2014 la de los business angels en el país había subido un 70% con respecto a 2013. Pero esto, como suele ser habitual con todo lo que sucede en China, no sigue las mismas pautas que en otras partes del mundo. Por lo tanto, antes de lanzarse a una inversión en el país es necesario tener claras algunas particularidades del ecosistema empresarial chino.

En Hong Kong lo conocen muy bien, tanto por su cercanía como por la experiencia que tienen en inversiones en el país. Sobre todo, en cuanto a inversión en startups en fases tempranas del desarrollo. En este campo, las inversoras de capital riesgo tienen mucha experiencia, y son las que, junto con un puñado de Business Angels, dominan el sector de la inversión en startups. Sobre todo, inversoras con fondos procedentes de la construcción, como Horizon Ventures. Esto no extraña a nadie que conozca el entorno empresarial en la región, puesto que la mayor parte de la riqueza de la ciudad tiene su origen en inversiones en propiedades.

Pero esto está cambiando gracias a varias inversoras nuevas, así como a varios inversores independientes. Uno de ellos es David Chang, que según Forbes se encarga de la gestión de MindWorks Ventures, y ha protagonizado varias inversiones de cierto peso en los últimos meses. Por ejemplo, en la ronda de Serie A de LaLaMove el año pasado, una compañía llamada a convertirse en el primer unicornio de Hong Kong. También ha participado en una ronda de capital semilla, junto con el Fondo para Emprendedores de Hong Kong de Alibaba, en la startup del sector fintech Qupital.

Chang no es ningún novato en la inversión en empresas que se encuentran en sus primeros estadíos de desarrollo. Le viene de familia, ya que su padre era un inversor muy conocido en Silicon Valley. chang empezó más o menos como hacen todos los inversores, utilizando su red de contactos y su dinero para invertir en startups, con la idea de pagarse los estudios con ello. La inversión que dio un giro a su carrera en esos primeros tiempos fue una que llevó a cabo en una compañía de préstamos entre iguales de China que le proporcionó un retorno de su inversión de un 450 por ciento en seis meses. Desde entonces, Chang se enganchó a la inversión y se convirtió en inversor a tiempo completo.

Lo hizo tan bien que en un par de años un grupo de empresas familiares británico que quería invertir en startups tecnológicas asiáticas contactó con él. Invertir en China siendo extranjero es muy complicado y suele estar, en muchos casos, cerrado para los de fuera, por lo que conviene hacerlo a través de un contacto o inversora local. Y para este grupo, MindWorks era la solución perfecta. Cuenta con mucho acceso y presencia en China y su domicilio fiscal está en Hong Kong, lo que asegura que no habrá restricciones en el control del capital invertido.

Consejos para invertir en China

Además de poco abierta a extranjeros, la inversión en startups en China está muy basada en las conexiones y contactos locales. Mucho más que en Silicon Valley. El acceso a los mejores acuerdos está reservado a los miembros de un círculo muy reducido, y aunque parezca extraño, el medio preferido para interactuar entre empresas e inversores es la app de mensajería de Tencent WeChat.

Para comprender cómo funciona la inversión en capital semilla en China, nada mejor que un ejemplo de cómo lo hizo Chang con una de sus apuestas. Uno de los antiguos clientes de empresa de Chang, de su etapa como inversor bancario, es la empresa de software china Kingsoft. Chang pasó mucho tiempo cuidando su relación con varios de sus directores de nivel medio mientras trabajaba para ellos en sus operaciones bancarias. Pasado cierto tiempo, estos directivos de nivel medio se fueron de la empresa y crearon sus propias empresas de tecnología. Y como es natural, para buscar sus primera inversiones se movieron entre su red de contactos.

Esta manera de actuar es muy similar a la que siguen los miembros de la denominada Mafia de PayPal, y pone de manifiesto el poder que puede proporcionar tener una red de contactos sólida. En China, todo puede cambiar de un día para otro, y los contactos son los que pueden marcar la diferencia a la hora de tener acceso a los mejores acuerdos.

Por lo tanto, es importante tener contactos. Pero para los extranjeros es muy complicado tenerlos en China, y además es muy posible que no quieran implicarse de la manera que lo haría un local, y que tampoco quieran complicarse mucho la vida. Por lo tanto, en estos casos, y según aconseja Chang, lo más recomendable si se desea hacer inversiones en startups que se encuentran en la fase de búsqueda de capital semilla es entregar el dinero a una empresa de inversión de capital riesgo y dejarles actuar. De esta manera, las posibilidades de conseguir una buena inversión aumentan exponencialmente.

Otro de los puntos a tener en cuenta es el mercado potencial que tiene ante sí una compañía en sus primeras fases de desarrollo. Como inversor en una etapa inicial, el retorno al que se debe aspirar debe estar comprendido entre el 100 y el 1000 por ciento. Por eso es importante conocer el tamaño del mercado al que se dirige el producto o servicio que desarrollará la empresa. Según aconseja Chang “echa un vistazo a la presentación de la empresa y empieza a leerla desde el final. Fíjate en el tamaño del mercado. Si el número que corresponde a esa cuota es grande, se puede empezar a hablar. Siempre mira cómo de grande es el tamaño del mercado y trabaja en orden inverso“.

Para los que buscan una inversión menos arriesgada, y no les importa obtener como retorno una cifra de dos dígitos, hay otros activos bastante menos arriesgados, y desde luego, según Chang, no pasan por la inversión en capital semilla si puede evitarse.

Lo que queremos es, en esencia, retirar el riesgo de estos inversores que están empezando en el mercado, que vemos como extremadamente superpoblado. La gente puede ver empresas geniales crecer desde sus inversiones de capital semilla, pero esas son probablemente una de cada 10.000“.

Dicho esto, las mejores oportunidades que hay en China dependen sólo del tamaño del mercado. Chang es todavía muy optimista con respecto al país, pero comprende que los  inversores chinos son cada vez más inteligentes y precavidos, lo que ha disparado las valoraciones. Por lo tanto, otro de sus consejos a la hora de invertir en el país es tener paciencia y dejar que algunas de estas empresas se asienten y lleguen a conseguir ingresos antes de entrar en su accionariado como inversor.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!