Conecta con nosotros

Noticias

Resultados de Alphabet: ¿positivos o negativos?

Publicado el

Alphabet

En teoría, para saber si las cuentas de una empresa son buenas o malas, suele bastar con compararlas con las del ejercicio (o periodo concreto) anterior. Si son mejores, son positivos, si son similares, son regulares, y si son peores, entonces evidentemente son malos. Parece sencillísimo, pero en realidad eso solo es así “a medias”, ya que hay un sinfín de factores adicionales, que deben ser tenidos en cuenta a la hora de valorar los números con los que una empresa cierra un trimestre o un ejercicio. Y a continuación lo vamos a comprobar, viendo las cuentas del segundo trimestre fiscal de Alphabet, la empresa matriz de Google.

Así pues, vayamos por partes. En un primer vistazo, y en base a los datos publicados por la propia empresa, crecen los ingresos (bueno) pero disminuyen los beneficios (malo). Los ingresos netos del segundo trimestre fiscal de Google han sido de 26.010 millones de dólares, un ascenso que ha superado las previsiones de los analistas, y que supone un crecimiento del 21% con respecto a los 21.500. Sin embargo, si vamos al capítulo de los beneficios, es decir, el rendimiento obtenido una vez excluidos todos los gastos, vemos que los datos son mucho peores, puesto que frente a los 4.900 millones de dólares obtenidos el Q2 del pasado ejercicio, este año se han quedado en 3.524 millones, es decir, un descenso de casi el 30%.

Es cierto, y la propia Alphabet lo destaca en esta presentación de resultados, que la principal razón de ese descenso no es otra que el pago de la multa impuesta a la compañía por parte de la Unión Europea, con un importe récord, de nada menos que 2.700 millones de dólares. Así pues, y la tecnológica lo ha hecho, si descontamos el importe de la deuda que (al menos en principio) es un gasto puntual, la situación de Google habría sido bastante más positiva, puesto que sus beneficios habrían subido hasta los 6.224 millones de dólares, es decir, un 27% más que el segundo trimestre del año anterior.

Es más, si vemos los números así, eliminando la multa de la ecuación, podemos comprobar un dato muy interesante, y es que no solo se han incrementado los ingresos, sino que el crecimiento del beneficio es todavía mayor (un 21% de ingresos frente a un 27% de beneficios), lo que indica que la empresa es más rentable ahora que hace un año. Así, llegados a este punto, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que las cuentas presentadas por Alphabet son singularmente positivas, y que por lo tanto los mercados deben estar encantados, ¿no? Pues en realidad no y, es más, las acciones de la compañía bajaron tras la presentación de los resultados. Parece una locura, ¿verdad? Solo cabe entender que los inversores han castigado a la empresa por la sanción económica, que probablemente no sea la última (ya en junio te hablamos de otra nube que planea sobre el cielo de la compañía).

Y, por otra parte, los inversores siguen preocupados por la gran dependencia de Google de la publicidad. Nadie pone en duda que la empresa lleva años buscando diversificar al máximo sus fuentes de ingresos, pero a día de hoy la publicidad sigue siendo el pilar fundamental. Así, cabe entender que lo que todo el mundo espera es que llegue el momento en el que ésta sea solo un área más de negocio de la compañía, y lo más rentable posible, pero no la columna vertebral sobre la que se sostiene todo el gigante.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!