Conecta con nosotros

Noticias

Facebook “echa el freno” con la inteligencia artificial

Publicado el

Inteligencia artificial

Los avances en inteligencia artificial no dejan de sorprendernos en los últimos tiempos. No hace tanto tiempo desde que empezamos a hablar de machine learning pero, a día de hoy, rara es la semana que no tenemos conocimiento de un nuevo y sorprendente avance a este respecto. Sin embargo, y coincidiendo con esta frenética carrera, también llevamos ya algún tiempo escuchando voces que pretenden alertar sobre los potenciales riesgos que pueden llegar de la mano de esta tecnología. Y hablamos de voces con mucho peso, como por ejemplo Elon Musk, Steve Wozniak o Stephen Hawking, que temen las consecuencias de una evolución “excesiva” pueda llevar a situaciones que, aunque a día de hoy son patrimonio exclusivo de la ciencia ficción, cada vez parecen un poco más reales. Y tras leer la noticia publicada por Forbes, sobre lo ocurrido recientemente en Facebook, un escalofrío ha recorrido los cuerpos de muchas personas.

Pero, ¿qué es lo que ha ocurrido exactamente? ¿Es realmente, como han indicado en algunos medios, que un sistema de inteligencia artificial se había “descontrolado” y, por lo tanto, era necesario apagarlo? No exactamente. Lo cierto es que lo “único” que ha hecho el sistema es modificar el lenguaje que emplea para la comunicación entre los nodos que componen su red neural, optimizando así sus comunicaciones. A primera vista, analizando el “nuevo lenguaje”, da la impresión de tratarse de un inglés bastante incorrecto, pero sometido a una análisis más profundo, se ha comprobado que en realidad optimizaba sustancialmente la comunicación entre los nodos, mejorando así el rendimiento, eliminando elementos innecesarios, evitando posibles ambigüedades… en resumen, ha tomado su idioma “original” pero, de motu propio, lo ha modificado para mejorarlo. Sin intervención por parte de sus responsables, que se han visto obligados a desconectar el sistema.

¿Y cuál es la razón? Podemos verlo desde diversas perspectivas, que nos devuelven varias razones para justificar el apagado. El primero, sin duda, es que el sistema de inteligencia artificial ha llevado a cabo una tarea que no le había sido encomendada. Analizó su entorno y tomo la decisión de realizar modificaciones en el mismo. Esto, aunque todavía está muy lejos de acercarse a lo que se da en llamar la “consciencia digital” o la singularidad, sí que nos demuestra que un sistema particularmente avanzado puede tomar las decisiones que considere adecuadas, incluso en aspectos que no hayan sido contemplados por parte de sus creadores. Esto me recuerda a A Logic Named Joe, el formidable relato escrito por Murray Leinster hace ya más de 70 años y que, con el paso de los años, parece más un ejercicio de visión de futuro que un relato de ciencia ficción.

Así, aunque no hablemos de sistemas autoconscientes, algo que quizá nunca llegue a existir, sí que lo hacemos de formas de inteligencia artificial cada vez más compleja, y que en base a sus conocimientos y su constante aprendizaje, son y serán capaces de tomar decisiones lógicas (no emocionales, claro), que la lleven a realizar todo tipo de acciones sin control humano. ¿Y qué decisiones pueden ser esas? Pues todas las relacionadas con cualquier elemento dependiente de dichos sistemas. Y aquí entramos en una situación en la que, por “inteligentes” que puedan ser todos esos sistemas, si no disponen de toda la información necesaria, o si carecen del factor humano que en muchas ocasiones se debe contemplar en la toma de decisiones, se puede llegar a un resultado muy preocupante.

Además, el caso de la inteligencia artificial de Facebook lleva asociado un problema adicional, y es que podría ser el precursor de un futuro en el que los nodos y los sistemas se comuniquen entre sí mediante lenguajes sintéticos, desarrollados y negociados por esos propios sistemas, y que los humanos no seamos capaces de entender. Y es que, hasta ahora, cuando dos máquinas se comunican entre sí, siempre lo han hecho en base a protocolos desarrollados por el ser humano y, por lo tanto, cualquier persona con los conocimientos necesarios es capaz de interpretar dichas comunicaciones y, por lo tanto, saber “de qué están hablando” las máquinas. Sin embargo, en un caso como el que acabamos de conocer, estas comunicaciones podrían pasar a ser totalmente incomprensibles para nosotros. Dicho de otra manera, a partir de cierto punto podríamos no entender sus comunicaciones y, por lo tanto, no poder tomar decisiones en relación con lo que están haciendo esos sistemas, algo que también suena bastante mal.

Noticias

Amazon: el rival a batir en dispositivos para el Hogar Inteligente

Publicado el

Hogar Inteligente Amazon

El segmento del hogar inteligente moverá 53.000 millones de dólares en 2022, según las previsiones de la firma de análisis Zion Market Research. Amazon quiere una parte de esa tarta tanto en la parte de los dispositivos como en tecnologías de control por voz.

Amazon celebró el jueves un evento donde sorprendió al personal al presentar quince nuevos dispositivos habilitados con Alexa, el asistente más avanzado del mercado que el gigante del comercio electrónico está introduciendo en todos sus productos de hardware y también licenciado en el de terceros, como vimos ayer con el anuncio de una alianza con Lenovo.

El evento sirvió para confirmar las ambiciones de la firma de Bezos en dispositivos para hogar inteligente. Amazon ha tomado una ventaja importante y busca un nuevo canal masivo de ingresos. De paso, también confirmó que es capaz de celebrar -por sorpresa- un evento igual o más emocionante que los de Apple.

Entre los dispositivos presentados, vimos actualizaciones de algunos conocidos que lideran el mercado como los altavoces inteligentes Echo Dot o Plus; el modelo con pantalla Echo Show y nuevos modelos para cubrir otros campos como los Echo Link conectables a los sistemas de audio caseros o el económico Echo Input. Todos permiten hablar con Alexa para funciones de entretenimiento; obtener respuestas a preguntas; realizar compras o controlar otros gadgets conectados al hogar inteligente.

Entre las sorpresas, destacaron un reloj inteligente; un enchufe inteligente; un dispositivo hardware dedicado a automoción, que pretende llevar su asistente a cualquier vehiculo, y hasta un microondas inteligente.

Alexa es la estrella

Amazon sólo ha tardado cuatro años en convertir su tecnología de control por voz en la más poderosa de la industria y a Alexa en la referencia entre los asistentes virtuales. Ha sido la clave para abrir toda una categoría de producto con los Echo propios (los más vendidos -por mucho- del sector) y licenciado la tecnología y un paquete de desarrollo al resto de los OEM para creación de otros asistentes para el hogar.

Alexa también está llegando a otros segmentos como el de automoción con acuerdos como el de SEAT o al del retail a través de grandes minoristas como Best Buy. Más importante aún es la integración de Alexa en los Windows PC con aplicación propia, en lo que fue uno de los anuncios destacados del pasado CES.

Alexa cuenta hoy con 50.000 habilidades disponibles y se esperan otras. Con la presentación de los nuevos Echo, Amazon ha anunciado una serie de actualizaciones que deberían convertirla en más agradable y conversacional y en definitiva, lograr el gran objetivo de todos estos asistentes: convertir su uso en más natural.

El premio es gordo y Amazon tiene una ventaja importante frente a Google, Apple y Microsoft.

Continuar leyendo

Noticias

Internet se dividirá en dos en la próxima década, según Eric Schmidt

Publicado el

Eric Schmidt, ex-presidente ejecutivo de Alphabet, comentó recientemente en una entrevista que está totalmente convencido de que Internet se acabará dividiendo en dos, y que esto ocurrirá en 2028.

Estas declaraciones se produjeron durante la celebración de un evento organizado por la firma de inversión Village Global VC, y la verdad es que tiene mucho sentido tras analizar la explicación que ofreció este conocido ejecutivo, en la que parte de la ya clásica dualidad China-Estados Unidos.

La idea que propone Schmidt es simple: con la globalización China está teniendo un peso cada vez mayor en la economía internacional. El país ofrece servicios y productos tecnológicos que han adquirido una enorme popularidad, y muchas de sus empresas gozan de una gran importancia en países occidentales.

Sin embargo esos productos y esas empresas dependen de un gobierno dictatorial que como sabemos censura los medios y recorta las libertades de sus ciudadanos sin temor al qué dirán, una realidad que según Eric Schmidt constituiría el punto de partida de esa Internet dividida en dos.

Por un lado tendríamos una Internet censurada y controlada por China, que tendría que ser utilizada por aquellos que quieran hacer negocios concretos con el gigante rojo, y la Internet libre que todos conocemos, una bifurcación que en cierta forma ya existe en el mundo real con The Belt and Road, una iniciativa surgida en China que tiene por objetivo conectar al país con otros países para potenciar el comercio y  la influencia política del gigante asiático.

En resumen, una Internet controlada por China y una Internet controlada por Estados Unidos en 2028, una idea que con las premisas que ha dado Eric Schmidt no suena para nada descabellado, sobre todo si tenemos en cuenta que hasta Google está dispuesta a tragarse su orgullo para volver a operar en el mercado chino.

Obvia decir que si esta realidad se acaba cumpliendo todas las empresas que sean partícipes de esa Internet controlada por China serán cómplices de las violaciones de derechos humanos que lleva a cabo el gobierno de dicho país, y lo mismo ocurrirá con Google si acepta las exigencias que le impondrán para volver a operar con su conocido buscador en el mercado chino.

Continuar leyendo

Noticias

Las criptomonedas han tocado fondo, habrá un “renacimiento”

Publicado el

Michael Novogratz, fundador de Galaxy Digital Capital Management, ha hecho una valoración sencilla pero muy interesante del estado actual del sector de las criptomonedas. El ejecutivo tiene claro que dicho sector ha tocado fondo: se ha alcanzado un nivel de valoraciones mínimas, pero no lo considera como algo negativo, sino más bien como una oportunidad.

En su opinión la situación actual resulta idónea para que se produzca un “renacimiento” en el sector de las criptomonedas, y cree que la gran beneficiada de esto será Bitcoin. Dicha moneda llegó a arañar los 20.000 dólares, pero se ha ido desinflando de forma gradual hasta llegar a caer por debajo de los 6.000 dólares. Al momento de escribir este artículo tenía un valor aproximado de 6.716 dólares.

Es evidente que si esta previsión se cumple ese incremento de valor del Bitcoin acabará generando un efecto de arrastre sobre las demás criptodivisas, que verán incrementado su valor de forma proporcional a ella. Esto se debe a una relación de dependencia que ya hemos confirmado en noticias anteriores.

La gigantesca burbuja que afectó al mundo de las criptodivisas se produjo por una enorme especulación que acabó siendo insostenible. Novogratz reconoce ese problema y asume que la situación ha sido complicada, pero también ha comentado que es ahora cuando se encuentra lista para comenzar su despegue, ya que el mercado está sufriendo lo que se conoce como “fatiga del vendedor” y las criptomonedas se han convertido en una reserva de valor que representa una oportunidad de inversión clara.

Novogratz defiende el valor de las criptomonedas como inversión en fondos de riesgo, y cree que acabarán generando un efecto llamada por parte de los principales inversores, que no querrán perderse ese “renacimiento” del Bitcoin. ¿Nos acabará llevando esto a una segunda burbuja? Es posible, al fin y al cabo el hombre tiene tendencia a tropezar dos veces en la misma piedra.

Continuar leyendo

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!