Conecta con nosotros

Noticias

Pure Daily Care: los problemas de un vendedor dentro de Amazon

Publicado el

Amazon

Faltan pocos días para la llegada del esperado Black Friday y el posterior Cyber Monday, dos fechas críticas para el comercio online, y que cada año se completan con unas cifras de ventas que superan las alcanzadas en ediciones anteriores. Y es que, atentos a la demanda de los usuarios, los comerciantes buscan no decepcionar las expectativas de los usuarios y, en consecuencia, ofrecen algunas ofertas muy difíciles de ver durante el resto del año. Así, podemos decir que estas son, junto con las navidades, las fechas más importantes para todos (plataformas y vendedores). Sin embargo, Pure Daily Care no podrá reeditar sus éxitos de años anteriores y, en realidad, casi tendrá que celebrarlo si al menos consigue deshacerse de buena parte de su stock para, de ese modo, ponerse al día de los numerosos pagos pendientes que se acumulan.

Pero empecemos por el principio, Pure Daily Care es una tienda especializada en productos de belleza que, durante años, ha empleado la plataforma que Amazon ofrece a comercios de todo el mundo, y gracias a la cual pueden llegar a todos los millones de clientes de la compañía. Y esta, a su vez, pueden incrementar el tamaño de su catálogo sin tener que hacer grandes inversiones logísticas, de adquisición de stock, etcétera. Este es, por lo tanto, un escenario ventajoso para todas las partes: Amazon incrementa su catálogo (y, claro, comisiona por las ventas de esos comercios), las tiendas disfrutan de una audiencia multimillonaria y de los servicios de Amazon (sistema de pagos, de envíos, servicios de marketing, etcétera) y los clientes podemos encontrar prácticamente todo lo que busquemos en la plataforma creada por Jeff Bezos.

El problema es que, aunque la plataforma ha podido crecer mucho gracias a su apertura a terceras partes, ese crecimiento del ecosistema también ha dado lugar a situaciones un tanto complejas, y que suelen estar relacionadas con la incapacidad de Amazon de llevar a cabo una supervisión constante de lo que ocurre con y entre esos vendedores. Y es que el problema de Pure Daily Care viene precisamente de las acciones que, según denuncia su creador, David Damavandi, y recoge hoy CNBC, ha llevado a cabo contra él otro vendedor que también emplea Amazon Marketplace como plataforma de ventas. Y lo más llamativo del caso es que, pese a que todos los datos aportados apuntan a que su tienda ha sido la víctima en este conflicto, su tienda se ha visto cerrada por Amazon durante varias semanas, que además ha coincidido con uno de los periodos de mayor volumen de ventas. Estas acciones han obligado a empresario a despedir a aproximadamente la mitad de su plantilla (hasta ahora de 12 empleados), así como a liquidar gran parte del stock con el que contaba (seguramente en previsión de las ventas propias de estas fechas) a un precio muy inferior al previsto, para compensar los problemas de imagen que su atacante le ha generado.

Todo empieza cuando, hace unos meses Damavandi detecta una tienda que no es que venda los mismos productos que él (lo que es totalmente legal, admisible y lógico), sino que está copiando al milímetro sus fotos y descripciones de los productos, lo que ya resulta más cuestionable. En ese momento optó por presentar una demanda por infracción de derechos de autor ante Amazon, con el fin de que la plataforma eliminara el producto del otro vendedor implicado, Krasr. Poco después de hacerlo, recibió una comunicación de alguien que se identificaba como parte de Krasr, y le pedía que retirara la reclamación, a lo que, siempre según su versión, respondió que lo haría si ellos eliminaban el producto “copiado”. Ninguna de la partes actuó en esa línea pero, sin embargo, solo un día después, Damavandi recibió un correo electrónico de Amazon que decía que la empresa había recibido su solicitud para retractarse de la denuncia por infracción. Una retractación que no se había producido.

Así, la clave radicaría en la suplantación de identidad por parte de Krasr, que habría “colado” en Amazon, una acción que habría permitido a Krasr mantener a la venta el producto por el que Damavandi puso la reclamación. Sin embargo, este no es el punto y final de la historia. Al contrario, solo habría marcado el inicio de las hostilidades, puesto que el empresario afirma que, pocas semanas después, empezó a recibir mensajes de Whatsapp (en su línea personal) de alguien que se identificó como empleado de Krasr. ¿Y en qué consistían esos mensajes? En amenazas de llenar las páginas de sus productos de calificaciones negativas de los mismos, así como otras acciones dirigidas a sabotear su su actividad comercial, con el fin último de acabar por expulsarlo del mercado. Un ataque en el que la otra parte no ha dudado en recurrir incluso a acceder a la cuenta de vendedor de Pure Daily Care para, de este modo, obtener información sobre compradores insatisfechos y, suplantando la identidad de Damavandi, ofrecerles algún tipo de compensación a cambio de que retiraran dichas críticas. Algo que Amazon persigue y castiga, y que estaría en la base del cierre que ha sufrido la tienda durante varias semanas.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!