Conecta con nosotros

Noticias

Jarro de agua fría para Huawei: AT&T no venderá sus smartphones por presiones políticas

Publicado el

Jarro de agua fría para Huawei: AT&T no venderá sus smartphones por presiones políticas

Pocas horas antes del comienzo del CES, Huawei se llevaba un buen chasco: AT&T, con la que llevaba tiempo negociando para que vendiese sus teléfonos en Estados Unidos, decidía echarse para atrás y no comercializarlos en el país. La noticia es un auténtico jarro de agua fría para la compañía, que apostaba con fuerza por crecer en el mercado estadounidense. Y sin un acuerdo como este, lo tiene complicado, puesto que en Estados Unidos, la venta de la inmensa mayoría de los terminales se hace a través de una operadora. Según datos de NPD, hasta ahora sólo unos 30 millones de usuarios de dicho país se decantan por la compra de sus móviles en el mercado libre. Es el 12,5% del mercado estadounidense. Muy poco pastel para las ambiciones de Huawei, que tendrá que hacer frente a una fuerte competencia.

AT&T no ha confirmado los motivos que le han llevado a tomar esta decisión, aunque todo apunta a que responden a presiones políticas. Todo comenzó con una carta que, según Reuters, 18 miembros del Congreso y del Senado de Estados Unidos enviaron una carta a la Comisión Federal de Comunicaciones. En ella comunicaban a su presidente, Ajit Pai, su preocupación por los planes que tenía Huawei para lanzar productos para el mercado de consumo a través de una de las principales operadoras de telecomunicaciones.

Sus firmantes comentaban su preocupación por la presencia de las empresas chinas en las telecomunicaciones estadounidenses. Y se hablaba abiertamente sobre el espionaje de China y el papel que juega Huawei en él. Según un informe citado en ella, esta empresa tiene lazos con el Partido Comunista Chino, así como con los servicios de seguridad e inteligencia de China. Y parece que la FCC no se lo ha tomado en broma. Como consecuencia, Huawei no podrá, como planeaba, vender entre otros su modelo de gama alta Mate 10 a través de AT&T. Lo hará, tal como ha confirmado, en el mercado libre.

En la actualidad, Huawei es el tercer mayor fabricante de smartphones en volumen de ventas, por detrás de la surcoreana Samsung Electronics y de Apple. Si consiguiese entrar en el mercado estadounidense de la mano de uno o varios operadores, Huawei escalar en la clasificación y conseguir no de sus objetivos: superar a ambas. Y si conseguía acuerdos con operadoras estadounidenses podría conseguirlo, puesto que en tiene mucho margen de crecimiento en el país. Actualmente sólo cuenta con un 0,5% de la cuota de dicho mercado.

El CEO de Huawei, muy molesto con lo sucedido

A pesar de la rotura del acuerdo con AT&T, Huawei condujo su presentación del Huawei Mate 10 Pro en el CES, a cargo de su CEO, Richard Yu. Pero no todo salió como estaba previsto en el guión. Yu estaba muy molesto por lo sucedido, y se notó durante toda su intervención. Al final de la misma, no puedo contenerse más y se salió del guión para hacer unas declaraciones sobre lo sucedido. Según The Verge, finalizada la presentación, Yu habló de sus impresiones por la ruptura en el último momento de las negociaciones con AT&T.

Todos saben que en el mercado estadounidense cerca del 90% de los smarthpones se venden a través de las operadoras. Es una gran pérdida para nosotros, y también para las operadoras. Pero la pérdida mayor es para los consumidores, porque no tendrán la mejor elección“. Yu también habló, con cierto disgusto, de la desconfianza que genera la empresa, subrayando que también se ha topado con muchos que dudaban de ella en China, porque hace seis años, cuando entró en el mercado de consumo, también era una desconocida en el sector.

Ha recordado que “ganamos la confianza de las operadoras chinas y la de los mercados emergentes. También conseguimos la de las operadoras globales y la de todas las europeas  japonesas“. También recordó que prestan servicio “a unos 70 millones de personas en todo el mundo. Hemos dado pruebas de nuestra calidad y de la protección de la seguridad y la privacidad” y que seis años después de  su entrada en el mercado de los smartphones son el tercer fabricante del mundo en ventas de terminales.

Verizon también puede rechazar acuerdos con Huawei

Las presiones políticas que han hecho que AT&T no quiera firmar un acuerdo con Huawei están alcanzando a otros operadores estadounidenses. Al parecer, Según Android Police, han llegado a Verizon, cuyos responsables tenían también la intención de lanzar un smartphone de Huawei. La compañía había mostrado su disposición a lanzar el Huawei Mate 10 el pasado verano, pero lo retrasó después hasta otoño. Ya estamos en invierno, y todavía no hay ni rastro del smartphone de Huawei en Verizon.

Según varias fuentes, es muy probable que Verizon rechace también llegar a un acuerdo. Al parecer, según varias fuentes, la compañía está experimentando las mismas presiones que AT&T. Y a juzgar por las declaraciones de Huawei sobre la comercialización del Mate 10 Pro en Estados Unidos, en las que se confirma que el terminal se venderá en este país en el mercado libre, y no a través de una operadora, en la empresa ya lo tienen asumido,

EEUU cada vez más preocupada por las inversiones chinas

En el gobierno de Estados Unidos comenzaron las preocupaciones por las inversiones procedentes de China antes incluso de la llegada al poder del Presidente Donald Trump el año pasado. No pocos se preguntan si este interés inversor, que cada vez es mayor, por parte de China, no obedece a otros fines distintos a los puramente económicos, y se hacen también en parte para conseguir información. Aparte de, claro está, para aumentar la cuota de mercado de las empresas del país y competir con una fuerza cada vez mayor con las empresas locales. Un tema que preocupa mucho a la administración actual, que está bastante interesada en proteger los intereses de las compañías estadounidenses frente a las de otros países.

Las entidades reguladoras revisan con lupa cualquier movimiento de las empresas e inversores chinos en Estados Unidos, lo que ya ha tenido varias consecuencias. La primera es el descenso de inversiones de China en Estados Unidos, que han quedado reducidas a la mitad. En 2017 alcanzaron los 25.000 millones de dólares, frente a los 50.000 de 2016. La segunda es el bloqueo por parte del Comité de inversión Extranjera de Estados Unidos de varios acuerdos con los que varias entidades chinas habrían comprado empresas en Estados Unidos.

Entre los acuerdos bloqueados está la adquisición de la compañía de transferencia de dinero MoneyGram International por parte de Ant Financial y la compra de una empresa fabricante de chips por Canyon Bridge Capital Partners, una inversora que cuenta con capital chino. Pero también los planes de compra de la división estadounidense de Zhongwang, respaldada por un gigante chino del aluminio, de un fabricante de aluminio de Estados Unidos.

También han aumentado desde hace unos años las investigaciones por las actividades de las empresas chinas en el país. En 2012, tal como recuerdan en Cnet, Huawei fue investigada en Estados Unidos, al igual que ZTE, para esclarecer si sus equipos (también vende equipamiento de redes) ofrecían oportunidades para el espionaje de terceros países. También para aclarar si eran una amenaza para las infraestructuras estadounidenses más importantes. Huawei siempre ha negado estas acusaciones, pero siempre ha planeado una sombra sobre la compañía en el país. Y le sigue pasando factura.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!