Conecta con nosotros

Noticias

¿Qué está pasando en Wall Street?

Publicado el

¿Qué está pasando en Wall Street?

El viernes de la semana pasada, algo en el ambiente hacía presagiar un mal fin de semana para la bolsa estadounidense. Los índices cayeron entonces de manera notable, pero nada comparado con lo que sucedió ayer lunes. El índice Dow Jones registró una caída del 4,6%, cerrando en 24.46,09. Y pudo ser peor, porque hubo momentos en los que las pérdidas superaban el 6% y el índice bajó por debajo de los 24.000 puntos. El índice S&P 500 también tuvo una fuerte caída, del 4,09%, llegando hasta los 2.649,04 puntos, y el Nasdaq cayó por debajo de los 7.000 puntos. Según El Economista, bajaron todos los sectores: salud, (4,30%), industrial (4,04%), financiero (4,01%), energético (3,75% y tecnológico (3,71%).

Como consecuencia, según Reuters, el índice Dow Jones perdió de una sentada todo lo que había ganado desde principios de 2018, perdiendo incluso un 1,5%. Y el índices S&P 500 registró la mayor caída en un solo día de toda su historia, con una bajada de casi 1.600 puntos. También ha perdido todo lo ganado en el 2018, quedando ahora con unas pérdidas en 2018 del 0,9%. En otro orden de cosas, el índice de Promedio Industrial Dow Jones perdió ayer 1.175,21 puntos: el 4,6%. Estos dos índices cosecharon ayer la mayor bajada porcentual de su índice desde agosto de 2011.

¿Qué está pasando en Wall Street?

Este gráfico de la evolución del Dow Jones en 2017 y 2018 da una idea de lo que suponen las pérdidas de ayer. Fuente: Google Finance.

¿Qué está sucediendo para que se haya producido este fuerte descenso en la bolsa? Hay opiniones para todos los gustos. Muchos opinan que se trata de la esperada corrección del mercado tras varios años de bonanza y subidas. Hay quien piensa que después de estos descensos, y una vez lograda la estabilidad, los valores subirán de nuevo. Pero otros creen que esta bajada es el principio de una caída más duradera y mantenida en el tiempo, y que los mercados seguirán a la baja. Eso sí, muchos no se lo esperaban.

Según Dennis Dick, un operador de Bright Trading LLC: “muchos de los que llevan tres o cuatro años en este mercado no habían visto nada como esto hasta ahora. La psicología del mercado ha cambiado hoy. Llevará un tiempo recuperar la anterior“. Lo que sí se ha podido observar es que se produjo una oleada de ventas automáticas registradas en un breve periodo de tiempo, hacia el final de la sesión. Esto hizo caer bruscamente los valores, que aun así, recuperaron prácticamente la mitad de lo que habían perdido antes del cierre. Estas ventas se programan cuando los índices o los valores pierden más de cierta cantidad, como 500 o 600 puntos.

¿Qué pasará con la bolsa a corto plazo?

Los que apuestan por una tendencia alcista desde ahora alegan que las fuertes ganancias corporativas en Estados Unidos, potenciadas por los recortes fiscales de la Administración Trump, serán la base de un crecimiento y servirán de apoyo para mejorar las valoraciones del mercado. Pero los pesimistas, que apuestan por una tendencia a la baja (entre ellos muchos de los brokers que operan a corto), aseguran que el mercado está, literalmente, sobresaturado en lo que se refiere al rendimiento al alza de bonos. Mientras, los bancos centrales retiran sus políticas de dinero fácil que han estado vigentes en los últimos años. Todo apunta a que la economía estadounidense puede estar “sobrecalentada”, en un escenario en el que el riesgo de inflación es más elevado que las amenazas de recesión. Esto queda apoyado por los datos de la subida salarial registrada en enero: un 2,9%.

A pesar de la caída, el mercado de valores de Estados Unidos ha subido hasta niveles récord desde la llegada a la presidencia de Donald Trump. Sobre todo, ante sus promesas de bajadas de impuestos, desrregulación empresarial e inversión en infraestructuras. Y a pesar de su espectacular caída de ayer, todavía está un 23,8% más alto que el día que venció en las elecciones. Ante esta caída, lo único que han manifestado desde la Casa Blanca es que las bases de la economía de Estados Unidos son fuertes.

Mientras, aumentan las preocupaciones sobre el aumento de la inflación y sobre el rendimiento de los bonos en Estados Unidos. Y crece la preocupación porque la Reserva Federal se vea obligada a subir este año los tipos de interés a un nivel mayor de lo previsto, lo que tendría un impacto negativo en los parqués. Michael O’Rourke, responsable de JonesTrading en Greenwich (Connecticut), apunta a que “el mercado ha tenido una racha increíble. No encontramos  en un entorno en el que los tipos de interés están subiendo. Tenemos una economía más fuerte, así que la FED debería seguir reforzándola. Estamos viendo cómo suceden cambios reales, y las distintas inversiones se están ajustando a ellas“.

Con la Bolsa de Nueva York a punto otra vez de abrir, el resto de índices, como es normal, han ido acusando los efectos de esta caída de ayer lunes. Según eldiario.es, en Asia, el Nikkei japonés ha caído un 4,73%. Y las bolsas europeas también registraban descensos apreciables en su apertura. No obstante, los desplomes se han ido reduciendo a lo largo de la mañana, puesto que los futuros de Wall Street han registrado subidas ligeras, lo que ha contribuido a calmar u poco los ánimos. A media mañana, el Ibex español bajaba algo más de un 2% y el Eurostoxx caía un 1,89%. Otras de las principales bolsas del continente registran caídas: París (1,82%), Fráncfort (1,74%), Londres (1,71%) y Milán (1,69%).

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!