Conecta con nosotros

Recursos

Ocho trucos para mejorar el rendimiento en máquinas virtuales

Publicado el

máquinas virtuales

El uso de máquinas virtuales es un método rápido, cómodo y seguro para ejecución de software, sea en tareas de producción con sistemas operativos, aplicaciones o para pruebas de software en general sin modificar el sistema principal que actúa como anfitrión.

Aunque el uso de la virtualización se remonta a la década de 1960 ha sido en la época actual cuando ha mostrado todo su valor, especialmente en aplicaciones profesionales y coincidiendo con un gran incremento de las infraestructuras de computación en nube.

Puede virtualizarse hardware, sesiones de usuarios, dispositivos de almacenamiento o redes, pero es en el software donde destaca este recurso tecnológico ya que soporta numerosos sistemas operativos (Windows, FreeBSD, GNU/Linux, OpenBSD, OS/2 Warp, Solaris, MS-DOS, OS X…) y su uso sólo está limitado por el propio soporte del software de virtualización a emplear.

Dejando a un lado las grandes plataformas de computación en nube que usan la virtualización como sustento tecnológico, a nivel cliente hay una buena oferta para crear máquinas virtuales en las plataformas principales (Windows, Mac y Linux) y están disponible a través de soluciones gratuitas o comerciales, como VirtualBoxVMware o Parallels o el Hyper-V que ofrece Microsoft en las versiones profesionales de Windows 10.

Cómo mejorar el rendimiento en máquinas virtuales

Sea cual sea la aplicación usada, hay una serie de consejos útiles que son comunes para acelerar su rendimiento, comenzando por la utilización de un sistema anfitrión lo suficientemente potente como para ceder una parte de sus recursos (procesamiento, memoria, almacenamiento…) para estas máquinas virtuales. Repasamos algunos que pueden ayudar.

  1. Asegúrate que Intel VT-x o AMD-V esté disponible y activado. Son extensiones especiales para los procesadores que mejoran su capacidad de virtualización activando la aceleración por hardware. Casi todos los procesadores de las últimas generaciones las soportan. AMD-V está activada por defecto en modelos compatibles. Con procesadores Intel es diferente y lo habitual es que el Intel VT-x venga desactivada por defecto, provocando errores a la hora de utilizar aplicaciones de virtualización. La solución es sencilla y pasa por entrar en la BIOS del equipo o en la configuración del firmware UEFI para activar esta característica.
  2. Crea discos de tamaño fijo y no dinámicos. Al crear la máquina virtual, puedes elegir entre dos tipos diferentes de discos virtuales. Por lo general, aplicaciones como VirtualBox o VMware, utilizan discos discos asignados dinámicamente que crecen a medida que los vas utilizando y necesitas más espacio. Sin embargo, es preferible asignar un espacio fijo desde el principio, tendrás un mayor rendimiento y menor fragmentación. Es la mejor opción a no ser que tu espacio en disco sea crítico y no te quede más remedio que emplear almacenamiento dinámico.
  3. Elige la unidad de almacenamiento más rápida. Muchos usuarios tendemos a instalar y ejecutar las máquinas virtuales en una unidad de almacenamiento secundaria con mayor capacidad y que suele ser un disco duro. Si puedes, haz espacio a tu SSD y utilízala en su lugar, porque la mejora de rendimiento será brutal. Por el mismo motivo, evita emplear unidades externas que -por lo general- te van a ralentizar la ejecución de las máquinas virtuales, a no ser que dispongas de medios rápidos con interfaces Thunderbolt/USB 3.1.
  4. Instala herramientas software adicionales. Después de instalar un sistema operativo invitado en una máquina virtual, debes instalar los paquetes adicionales de software que para ellos disponga la aplicación de VM que estés utilizando. VirtualBox, VMware o Parallels ofrecen herramientas y/o controladores especiales que ayudan a que cada sistema funcione mejor en el hardware particular de tu máquina.
  5. Asigna más memoria RAM. Las máquinas virtuales son devoradoras de memoria RAM. Cada máquina virtual contiene un sistema operativo completo, por lo que tienes que repartir la memoria RAM del ordenador en varios sistemas separados. Microsoft recomienda al menos 2 GB de RAM para sistemas con Windows 7/10 y lo mismo podemos decir de las distribuciones GNU/Linux actuales. Ese es el mínimo recomendado, pero si tienes hardware suficiente deberás asignar una mayor cantidad.
  6. Asigna más núcleos de CPU. En máquinas virtuales el procesador sí importa, y mucho. De hecho, hace la mayor parte del trabajo. Si tienes un procesador multinúcleo, asigna los que te puedas permitir. Como con la memoria RAM, todo dependerá del número de máquinas virtuales que arranques simultáneamente y del sistema a virtualizar. Prueba con varias opciones hasta lograr el equilibrio y que no te ralentice tu sistema principal.
  7. Ajusta la configuración de vídeo. Ajustar la configuración de vídeo también puede mejorar el rendimiento de tu máquina virtual y además de gestionar resolución de pantalla como haríamos en el sistema principal, debemos asegurarnos de tener habilitadas la aceleración 2D y 3D. También podemos gestionar la cantidad de memoria de vídeo dedicada.maquinasvirtuales.
  8. Excluye directorios en el antivirus. La solución de seguridad de tu equipo puede estar escaneando los archivos de la máquina virtual cada vez que se acceda a ellos, reduciendo el rendimiento. El antivirus no puede ver el interior de la máquina virtual para detectar virus que se ejecuten en sistema operativo invitado, por lo que esta exploración es inútil. Para acelerar las cosas, añade el directorio de la máquina virtual a la lista de exclusiones de tu antivirus.

Finalmente, señalar que la máquina virtual puede suspenderse en vez de apagarse por completo para ponerla en marcha más rápidamente cuando la necesites. La función es similar a la hibernación o suspensión. El sistema operativo huésped se reanudará donde lo dejaste en lugar de arrancar desde cero.

Interesante el uso de máquinas virtuales, un recurso tecnológico valioso para profesionales, desarrolladores o usuarios avanzados a la hora de ejecutar software.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de las soluciones TI para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Recursos

¿Quién lidera el mercado de MSP en España?

Publicado el

guía MSP

Los servicios gestionados de TI han supuesto un revolución en el mercado en los últimos años y algunas empresas han sabido ver las ventajas que esto podría reportarle a sus clientes y a su negocio. En general, los proveedores MSP (por su siglas en inglés) han supuesto un revulsivo en la forma de consumir productos tecnológicos pero aún sigue existiendo cierto desconocimiento sobre quién lidera el mercado a nivel nacional.

Para poner en orden todo el caos en el que se han sumido los servicios tecnológicos presentamos la Guía MSP. El directorio elaborado conjuntamente por MuyCanal y MCPRO, y con el apoyo de acens, econocom, Prosol y Walhalla Cloud, se presenta como un recurso para ayudar a partners y empresas a encontrar al aliado perfecto.

muycanal-guia-msp-02

En la Guía MSP podrás encontrar:

  • Un directorio con información de más de 100 proveedores de servicios que operan en España
  • Fichas con datos ampliados con MSP de referencia
  • Entrevista en exclusiva que profundizan en el valor del MSP

Canal y CIOs: complemento perfecto

La acción se apoyará desde dos de nuestros nuestros medios por razones que son obvias pero no siempre lo parecen. MuyCanal es nuestro medio dirigido al canal de distribución y MCPro es aquel destinados a los responsable de tecnología de medianas y grandes empresas. Dos mundos que a veces se miran pero muchos veces se ven menos de lo deberían.

Como comentamos en la propia Guía MSP, la complementariedad es evidente y necesaria:

Los CIOs y responsables de negocio se encuentran entre la necesidad de transformar digitalmente la empresa y la presión de no suponer un riesgo o gasto. Una complicada situación en la que los MSP cada vez están más preparados para darles apoyo, consultoría y soporte de una forma especializada y adaptada.

Una convergencia que es y será crucial pero donde todavía hay partners que no lo ven tan claro. Para ellos también en esta Guía que demuestra que juntos somos más fuertes.

Cuéntanos todo lo que te parece la Guía MSP en los comentarios o en el hashtag #GuíaMSP.

Más información | Guía MSP

Continuar leyendo

Recursos

Cómo crecer profesionalmente y ser un experto en Big Data

Las empresas actuales necesitan poner en marcha proyectos de Big Data, y para poder aprovechar todo el potencial que ofrecen los datos es necesario contar con profesionales expertos en análisis, gestión y ejecución de proyectos de Big Data.

Publicado el

ICEMD Big Data Analytics

El Big Data es una de las nuevas tecnologías que más interés suscita en las empresas en la actualidad. Cada vez son más las que ponen en marcha proyectos relacionados con la gestión del Big Data. Pero para poder aprovechar todo el potencial que ofrecen los datos es necesario contar con profesionales expertos en análisis, gestión y ejecución de proyectos de Big Data.

¿Qué es realmente el Big Data?

Big Data es la capacidad de recopilación, almacenamiento y explotación de gran cantidad de datos, tanto estructurados como no estructurados. Está definido por lo que David Mangas Núñez, Industry Lead para FSI en Microsoft y Profesor del Máster en Big Data Management de ICEMD, define como “las tres V“: volumen, velocidad y variedad.

El volumen del Big Data hace referencia a la capacidad de gestión de grandes cantidades de datos. La velocidad, a la capacidad de soportar proceso de datos, si no en tiempo real, prácticamente en el momento en el que suceden. Por último, la variedad en Big Data es la capacidad de soportar múltiples formatos de datos, sean estructurados o no.

¿Qué perfiles profesionales trabajan con Big Data?

A pesar de que en principio el Big Data puede parecer una disciplina muy acotada, en realidad es muy amplia. No existe un único perfil profesional que trabaje con Big Data. Fundamentalmente, hay tres principales: Arquitecto de Datos, Científico de datos y Analista de Datos.

El Arquitecto de Datos es el que se encarga, según David Mangas, de la “definición de la arquitectura tecnológica que debe soportar un proceso de Big Data, desde su ingesta hasta la explotación de la información y sus diferentes salidas“. Mientras, el Científico de Datos es un perfil más centrado en los números. Se encarga de analizar datos “en busca de respuestas a problemas cotidianos en modelos y tendencias de los datos mediante herramientas de machine learning“.

Pero quizá el perfil más especialista en el trabajo con Big Data es el Analista de Datos. Este profesional se encarga de “dar soporte en la toma de decisiones mediante el conocimiento del negocio, realizando preguntas sobre los datos a los que el científico debe dar respuesta mediante la búsqueda de correlaciones. Debe conocer tanto el universo del Big Data como las herramientas que lo soportan, así como tener un conocimiento específico del negocio que le permita determinar qué buscar en ellos“.

Pero ¿qué herramientas son las más adecuadas para trabajar con Big Data? Elegir entre tantas parece complicado. Así lo asegura Ramón Pin Mancebo, Data Engineer en Orange España y Profesor del Máster en Big Data Management de ICEMD: “la variedad de herramientas Big Data a utilizar es muy extensa. Esto hace que acercarse al mundo del Big Data pueda resultar intimidante cuanto menos. Decidir qué soluciones utilizar a la hora de definir nuestra arquitectura requiere mucho cuidado y planificación” ¿Cuáles son entonces las más relevantes? Pin lo tiene claro, son siete: Apache Hadoop, Apache Spark, Apache Flink, Presto, Apache HBase, Apache Cassandra y Apache Kudu.

Hasta aquí se han esbozado tanto las principales herramientas para trabajar con Big Dara como tres de los principales perfiles profesionales que trabajan con este tecnología. Si quieres profundizar en ello y convertirte en un especialista en Big Data, échale un ojo al Máster en Big Data Management de ICEMD.

Continuar leyendo

Recursos

Diez consejos contra el robo o extravío de un dispositivo móvil en vacaciones

Publicado el

robo o extravío de un dispositivo móvil

Estamos en pleno verano y probablemente estés a punto de iniciar un merecido descanso. “Vacaciones”, entre comillas, porque muchos profesionales o autónomos no pueden cancelar la actividad total ni en estos periodos y deben cargar con sus dispositivos móviles.

Preparar nuestros equipos informáticos -tanto los que dejamos en la oficina funcionando como los que nos llevamos- para atender cualquier urgencia que surja (o seguir trabajando si no podemos desconectar) sin tener que interrumpir nuestras vacaciones, es una tarea que debemos realizar antes de salir.

También observar algunas precauciones en el viaje o durante el periodo de descanso porque el robo o extravío de ordenadores portátiles, tablets o smartphones es una lacra que se cuenta por millones de unidades anuales a lo largo de todo el mundo, con especial incidencia en equipos premium.

Cómo minimizar el robo o extravío de un dispositivo móvil

Circular por aeropuertos, estaciones de tren u otros centros de transporte; restaurantes, hoteles y zonas públicas o seminarios o conferencias, se está convirtiendo en un factor de riesgo para nuestro equipo informático. Además de la pérdida económica directa del hardware, dejar en manos de terceros nuestros datos profesionales, financieros o personales, o las contraseñas para accesos a servicios de Internet, pueden suponer un coste incuantificable.

Es por ello que te recordamos algunas medidas de protección básicas contra el robo o extravío, minimizar su impacto o en su caso, tener oportunidad de recuperar los dispositivos:

  1. Guarda la factura de compra como el comprobante imprescindible para presentar la correspondiente denuncia en caso de robo o extravío.
  2. Anota todos los datos del equipo, especialmente su número de serie y la dirección MAC, un identificador único en dispositivos con chips para redes. Puedes hacer una marca discreta en tu equipo y guardar una fotografía de la misma para demostrar inequívocamente que es de tu propiedad.
  3. En portátiles, también puedes incluir una pequeña pegatina con tu nombre y teléfono móvil para que puedan ponerse en contacto contigo en caso de perdida. No todo son robos.
  4. Si no lo estás utilizando, nunca dejes tu equipo a la vista en sitios públicos que son donde ocurren la mayoría de los millones de extravíos y robos de dispositivos móviles.
  5. Asegúrate de realizar copias de seguridad previas de todos tus datos en caso de viajes o si eres un usuario de negocio móvil. Bloquea el acceso a la BIOS y a la cuenta de administrador con una contraseña lo más fuerte posible.
  6. Mantén tus archivos más valiosos en carpetas cifradas y, si utilizas servicios de almacenamiento on-line, guarda las contraseñas a buen recaudo. Utiliza sistemas avanzados de protección de datos.
  7. Activa los sistemas de seguridad integrados de tu equipo, como la contraseña de desbloqueo, el lector de huella digitales u otros medios de autenticación para impedir el acceso.
  8. Valora la contratación de un seguro específico para el caso de robo o extravío. Un seguro estándar no suele incluir el robo en las coberturas. Activa sistemas antirrobo específicos como el Intel Anti-Theft que evita el arranque del equipo a nivel de hardware (CPU/Chipset/BIOS/Drivers) y también el acceso a los datos de la unidad de almacenamiento.
  9. Utiliza los sistemas de anclaje disponibles para asegurar tu equipo, especialmente en seminarios, conferencias o bibliotecas.
  10. Activa servicios de geolocalización para intentar recuperar dispositivos perdidos o robadas rastreando su ubicación.

Continuar leyendo

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!