Conecta con nosotros

Noticias

La tasa digital de la UE tropieza con las dudas e iniciativas de varios países miembros

Publicado el

La tasa digital de la UE tropieza con las dudas e iniciativas de varios países miembros

A pesar de que la UE rebajase sus propuestas iniciales de puesta en marcha de una tasa digital que gravase los ingresos de las grandes multinacionales tecnológicas que operan en Europa, los impulsores de la medida no han conseguido poner de acuerdo a los países miembros para su implantación. Así, la tasa corre peligro de no salir adelante. Sobre todo después de que, según Reuters, varios gobiernos la hayan rechazado y hayan anunciado que pondrán en marcha sus propias tasas dentro de sus fronteras.

La propuesta de la Comisión Ejecutiva de la Unión Europea, hecha el pasado mes de marzo, establecía que los miembros de la UE impondrían una tasa del 3% de los ingresos digitales de las grandes multinacionales tecnológicas, a las que se acusa de eludir impuestos desviando sus beneficios a los estados de la Unión Europea en los que los impuestos son más bajos.

Con esta tasa, se evitaría esta situación, pero para que entre en vigor, los 28 estados miembros de la UE deben aprobarla por unanimidad. Y hay muchos que no son partidarios de ella. Sobre todo los países que tradicionalmente han servido como sede en Europa para estas multinacionales por su fiscalidad favorable. Entre ellos, Irlanda.

Hasta ahora, muchas de las críticas a esta tasa europea se habían realizado a puerta cerrada, pero el pasado martes muchos ministros de finanzas de la UE expresaron sus preocupaciones por esta tasa en un encuentro en Bruselas que se retransmitió a través de Internet, lo que ha hecho que sus dudas sean públicas.

Alemania, que en un primer momento apoyaba el plan, ha pedido urgentemente una revisión que excluya específicamente las actividades que gravará la tasa que podrían relacionarse con los fabricantes de coches. El Ministro de finanzas alemán, Olaf Scholz, también comentó que la tasa no debería aplicarse antes del verano de 2020, y que sólo debe aplicarse si no se alcanza un acuerdo a nivel mundial sobre el mismo tema.

El Ministro de finanzas francés, Bruno LeMaire, que hasta ahora apoyaba también la tasa tal cual, ha cedido ante una de las propuestas alemanas y apoya el retraso de su entrada en vigor hasta finales de 2020. Pero sigue apostando porque la UE alcance un acuerdo sobre este tema antes de que finalice este año. Con esto pretende evitar que los estados miembros apliquen sus propias tasas nacionales, ya que en su opinión estas medidas dañarían al mercado único europeo.

Mientras, España y Reino Unido han anunciado que pondrán en marcha medidas para cobrar impuestos a las tecnológicas, y reiteraron su intención de avanzar con ellas sin esperar a un acuerdo de la UE. Además, el Ministro de finanzas de Italia, Giovanni Tria, ha asegurado que Italia también aprobará su propia tasa si la UE no alcanza un acuerdo a finales de año.

En cuanto a Austria, que tiene en estos momentos la Presidencia de la UE, hará un último intento de conseguir un acuerdo en una reunión de los ministros de finanzas de la UE que tendrá lugar en diciembre. Pero las autoridades del país son conscientes de que las divisiones que han aparecido en los últimos días son aparentemente tan profundas que las oportunidades de llegar a un acuerdo se han reducido de manera notable.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Top 5 cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!