Conecta con nosotros

A Fondo

¿Cómo cambiará Internet en Europa la nueva normativa de derechos de autor?

Publicado el

Como cambiara Internet en Europa la nueva normativa de derechos de autor

El pasado martes, el Parlamento Europeo aprobaba en una votación bastante ajustada (348 votos a favor, 274 en contra y 36 abstenciones) una polémica nueva Directiva de derechos de autor, que se aplicará en la Unión Europea, y que puede cambiar de manera notable Internet tal como lo conocemos en la actualidad.

Se trata de una normativa que ha provocado enfrentamientos entre internautas y plataformas de Internet, por un lado, y por otro, las entidades y grupos que quieren una regulación de los derechos de autor más restrictiva. Tanto, que incluso plataformas como Youtube aseguran que las nuevas normas servirán para poder censurar contenidos con menos trabas.

No obstante, la aplicación de la normativa no será inmediata. Todavía tiene que pasar varios trámites. El primero pasa por conseguir que los 28 países miembros den su visto bueno a la normativa, en decisión del Consejo. Después, cada uno de los países de la UE contará con un plazo de dos años para que sus leyes se adapten a ella, que tiene muchas partes polémicas, aunque las que más controversia generan residen en sus artículos 15 y 17 (antes 11 y 13).

Con ellos, plataformas como Google, Facebook o Youtube serán directamente responsables de los contenidos que se suban a ellas, y tendrán que vigilar que sus usuarios no publiquen obras protegidas por derechos de autor sin el permiso de sus creadores.

Artículo 15: derechos de autor específicos para la prensa

El artículo 15 prevé la creación de un derecho afín de los de autor, destinado a la prensa. Con él, se busca que Google News (que ya cerró en España) o Facebook tengan que remunerar a los medios de comunicación por los artículos que enlazan sus usuarios.

Todo esto para intentar que los editores de noticias alcancen acuerdos más ventajosos en cuanto a la remuneración que reciben por el uso de sus obras en Internet. También para acabar con las dificultades que tienen los dueños de derechos de obras periodísticas para que no se enlacen noticias sin su permiso.

Una cosa sí está clara: compartir fragmentos de artículos de noticias que específicamente excluido de la directiva. No obstante, el acuerdo incluye disposiciones para que los agregadores de noticias puedan abusar de esto, lo que afectaría a plataformas como Menéame o Reddit. Los fragmentos podrían aparecer, por tanto, en agregadores o compartirse en Facebook, pero tendrían que ser «muy breves». Está por verse qué es lo que se considera como «muy breve», eso sí.

Esta política, debido a la legislación en vigor en España ya hizo que Google News cerrase en todo el país, además de diversos problemas en Alemania, que también cuenta con una legislación bastante restrictiva al respecto. Está por ver qué sucederá en el resto de países de la UE, a los que se extenderá la legislación cuando esté lista.

Para Google, que ha expresado su opinión tras conocerse el sentido de la votación, las consecuencias de la aprobación de la normativa serán negativas. La compañía ha querido recalcar que a su juicio, estas medidas no solucionarán los problemas de inseguridad jurídica existentes.

Artículo 17: filtros para que no se publiquen contenidos protegidos

Mientras, el artículo 17 persigue dar más fuerza a artistas y propietarios de derechos frente a las plataformas en las que se usan sus contenidos, como Youtube. También serían responsables jurídicas del contenido que se publique en ellas, incluso del que suban a ellas terceros, y tendrían que conseguir licencias de los titulares de los derechos de cada obra para poder compartirlas. Por otro lado, según recoge el texto, los periodistas deberían recibir parte de los ingresos que la empresa para la que trabajan logre por estos derechos.

Esto supone un problema, ya que habría que establecer un mecanismo para diferenciar los contenidos que no tienen derechos de autor de los que sí los tienen. Por ejemplo, mediante filtros de carga automáticos, como ContentID de Youtube. Esto, para los que quieren libertad en Internet, es un problema serio, porque a su juicio traerá acarreada la censura en la red. Y además de limitar la libertad de expresión, también apuntan a que acabará con los pequeños creadores.

Por ejemplo, un youtuber que quiera incluir canciones en sus vídeos, o extractos de otros vídeos en su canal, tendría que pagar derechos de autor. En ocasiones, estos ascenderían a fuertes cantidades, lo que reduciría sus opciones de creación de vídeos y, probablemente, le desanimaría.

La directiva también especifica que los gifs y los memes estarán exentos de la normativa de derechos de autor, pero no son pocos los que desconfían de que los algoritmos encargados de localizar obras protegidas por derechos de autor no los censuren, lo que llevaría a coartar la creatividad online.

Además de gif y memes, también estarían exentas las contribuciones a Wikipedia y otras obras enciclopédicas sin ánimo de lucro, lo mismo que las plataformas de software de código abierto, como Github. En cuanto a las startups, contarían durante un tiempo con una legislación menos restrictiva: tres años de actividad, pasados los cuales pasarían a estar afectadas por las mismas normas que el resto.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!