Conecta con nosotros

Noticias

Ponte Vecchio es la primera GPU de Intel a exaescala fabricada en 7 nm

Publicado el

El gigante del chip ha presentado Ponte Vecchio, la primera arquitectura gráfica de Intel fabricada en proceso de 7 nm con pretensiones de exaescala que está optimizada para trabajar con sistemas de inteligencia artificial y centros de datos.

No hay duda, estamos ante una propuesta muy ambiciosa, no solo por lo que supone a nivel de hardware, sino también por el enorme ecosistema de software que acompaña a Intel Ponte Vecchio. En este sentido destaca la llegada de oneAPI, una herramienta centrada en los desarrolladores que gira en torno a la computación heterogénea, y que como vemos en la imagen que acompañamos permite la programación unificada en diferentes plataformas: CPU, GPU, inteligencia artificial y FPGA.

Intel ha confirmado que la iniciativa oneAPI se convertirá en uno de los grandes referentes en un mundo de múltiples arquitecturas, gracias a su apuesta por ofrecer una experiencia de programación unificada y abierta, con la que será posible trabajar con total libertad sin que por ello tengamos que hacer compromisos a nivel de rendimiento, ni que asumir complicaciones que puedan llegar ser perjudiciales.

Esta plataforma permite mantener las inversiones realizadas en software, soporta diferentes lenguajes de programación y es compatible con una gran cantidad de idiomas, lo que se traduce, en definitiva, en una enorme flexibilidad y versatilidad, dos ventajas importantes a las que se unen, además, una programación de bajo nivel y el valor que ofrece un lenguaje de programación directo.

A nivel de silicio Intel Ponte Vecchio es, como anticipamos, una GPU altamente escalable que está pensada para trabajar principalmente con inteligencia artificial y en centros de datos. El gigante de Santa Clara ha utilizado el proceso de fabricación de 7 nm para dar forma a su solución gráfica más avanzada hasta el momento, ha confirmado la utilización de Foveros, una técnica de apilado de chiplets en 3D y la presencia del sistema de interconexión Xe Link, basado en el estándar Compute Express Link.

Más impresionante resulta el conteo total de unidades de ejecución que ha logrado integrar Intel por cada GPU en Ponte Vecchio, 1.024. Para que nos hagamos una idea de lo que supone esto basta recordar que las soluciones gráficas integradas más potentes de la compañía no superan las 100 unidades de ejecución. Está claro que el uso de la nueva arquitectura Gen12 y la configuración en tarjetas gráficas dedicadas ha hecho posible ese salto tan enorme, pero también tenemos una importante optimización a nivel de silicio.

La integración de la memoria caché «Rambo», unificada para que pueda ser utilizada indistintamente por el procesador y por la GPU, es otro elemento a tener muy en cuenta, ya que permitirá mantener un alto nivel de rendimiento de forma sostenida que mejorará, en teoría, hasta en 40 veces el rendimiento en FP64 (doble precisión).

Por último, aunque no por ello menos importante, tenemos la impresionante configuración a exaescala que ha mostrado Intel, y que está formada por dos procesadores Xeon «Sapphire Rapids», seis GPUs Ponte Vecchio, una configuración de memoria unificada y un sistema de interconexiones muy cuidado para reducir al máximo la latencia. Estará disponible a partir de 2021, pero antes llegarán las soluciones gráficas Xe en proceso de 10 nm dirigidas principalmente al mercado de consumo general.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Los mejores cupones

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!