Conecta con nosotros

Noticias

Facebook estudia cambiar los planes que tenía para Libra y dar soporte a otras monedas

Publicado el

Libra

Facebook está al parecer valorando la posibilidad de cambiar los planes que tenía con respecto a su criptomoneda Libra, tras varios meses de presiones regulatorias y políticas en diversos países. Así lo asegura The Information en un reportaje del que se han hecho eco en The Verge, a partir de varias fuentes que aseguran que Facebook ya no tiene intención de que Libra sea la pieza clave y fundamental de su estrategia de pagos digitales.

Lo que Facebook quiere hacer con el Proyecto Libra es modificarlo para que cuando se lance sea compatible tanto con el token Libra como con monedas ya existentes y que estén respaldadas por gobiernos, como el dólar y el euro. Además, Facebook va a retrasar el lanzamiento de su monedero digital independiente Calibra, que pretende ser la primera demostración de la tecnología de Libra, y que permitirá a cualquiera que tenga un smartphone comprar y almacenar la criptomoneda, y pagar después los productos y servicios que lo admitan con él. El monedero no solo será compatible con Libra, sino que también lo será con varias monedas más.

MCPRO Recomienda

Aprende a realizar streaming de vídeo de forma eficaz Leer
Estudio "La virtualización en las empresas españolas" ¡Descárgate el informe!
Gestiona los dispositivos de tu empresa de forma inteligente Leer

Hasta ahora estaba previsto que Calibra se lanzase este verano, pero va a retrasar su salida hasta octubre. Además, en vez de estar disponible en todo el mundo desde su lanzamiento, puede que tenga su disponibilidad restringida a las monedas respaldadas por diferentes gobiernos con las que el Proyecto Libra sea compatible en la app. Esto podría ralentizar el despliegue de Calibra, cuyas funciones más destacadas, el almacenamiento de dinero y las transferencias, llegarán a Facebook Messenger y WhatsApp, aunque todavía no está claro cuándo.

El proyecto Libra se anunció en junio de 2019, como un movimiento arriesgado para intentar revolucionar la transferencia de dinero y situar a Facebook y sus socios en el punto de partida de una nueva industria de pagos digitales basada en Blockchain. Tenía dos partes: la criptomoneda Libra, diseñada de manera similar a otras criptomonedas como el Bitcoin, pero con diferencias básicas con ellas, centradas en hacer que fuese más estable y menos pasto de la especulación; y una red de Blockchain que sería la base técnica de la criptomoneda, así como la herramienta para verificar las transacciones y la propiedad de la criptomoneda.

Cuando anunció todo esto, en Facebook ya se tenían que iba a hacer cierta desconfianza, así que creó una organización sin ánimo de lucro, la Asociación Libra, de la que Facebook y su nueva filial Libra serian meramente un miembro. En us lanzamiento formaban parte de ella otras 27 empresas y entidades. El grupo, que tiene su sede en la localidad suiza de Zurich, tiene entre sus tareas la supervisión del desarrollo de la criptomoneda y de la red de Blockchain que la dará soporte.

La moneda también contaba con el soporte de un grupo de activos, entre los que hay diversas monedas que ya existen en el mundo y a lo que también contribuían los miembros que participaban en la asociación, que en su lanzamiento incluía a gigantes de los pagos como Mastercard, PayPal, Stripe y Visa. Desde entonces hasta ahora, todas estas se han retirado del proyecto.

A pesar de todas estas medidas, el Proyecto Libra se encontró con gran oposición por parte de políticos y mandatarios de diversos países. Los reguladores estaban preocupados por la gran influencia potencial de Facebook en el proyecto, debido a que la compañía era la que había tenido la idea y podría tener un interés financiero en su éxito. También por las consecuencias imprevistas de permitir a empresas que buscan beneficios empezar a emitir monedas y a meterse en la economía y la geopolítica globales.

También había preocupaciones sobre la manera que se emplearía para clasificar a Libra, y sobre cómo se regularía la plataforma que le va a dar soporte y quién lo haría. Especialmente a medida que parecía que iba a avanzar hacia la oferta de servicios de banca, como los préstamos, en lo que Facebook expresó abiertamente su interés cuando se anunció el lanzamiento de Libra. Pero la mayor preocupación de todas era la capacidad de la moneda y la tecnología de permitir a las personas mover dinero sin ser detectados, y de hacerlo fuera del sistema bancario, lo que podría llevar al blanqueo de dinero y otras actividades criminales.

El proyecto empezó a tener serios problemas cuando el pasado otoño empezaron a abandonar la Asociación Libra varios de sus miembros, entre ellos los que hemos mencionado. Desde entonces, su responsable, el antiguo directivo de PayPal David Marcus, ha templado los objetivos del proyecto y, según parece, ha realizado diversos cambios en el proyecto para aplacar los ánimos de los reguladores. Eso sí, estos movimientos han llevado a retrasos en el proyecto, que por ahora no tiene una fecha de lanzamiento fijada.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!