Conecta con nosotros

Noticias

Google reacciona a la polémica generada por el director creativo de Stadia

Publicado el

Stadia es el nombre que recibe la plataforma de juego en la nube de Google, y constituye una de las apuestas más importantes que ha llevado a cabo recientemente la compañía de Mountain View, aunque como sabrán muchos de nuestros lectores no ha tenido el éxito esperado.

Todavía es pronto para determinar qué futuro le espera a Stadia. De momento, Google sigue comprometida con la plataforma, y viendo la inversión que ha realizado, y los acuerdos que ha adquirido con algunos desarrolladores de videojuegos, es probable que mantengan su compromiso con Stadia durante un margen de tiempo considerable. Todo dependerá, obviamente, de la respuesta que vaya recibiendo por parte de los usuarios.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España 20 casos de éxito en 2020
Descubre cómo las empresas se reinventan tras la pandemia ¡Descárgate la guía!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Las diferentes pruebas que se realizaron en su momento sobre Stadia confirmaron que, a pesar de ser una plataforma de última generación, estaba por detrás de otras como GeForce Now de NVIDIA, una auténtica «veterana» que ya se encontraba disponible desde hacía tiempo, aunque en fase beta.

No hay duda de que la evolución de Stadia no ha sido todo lo buena que cabía esperar, y es evidente que Google no ha logrado cumplir con las enormes expectativas que había generado con dicha plataforma de juego en la nube. Esto ha tenido consecuencias importantes y ha puesto en entredicho la viabilidad de aquella.

Como he dicho al principio del artículo, no creo que Google vaya a dar carpetazo a Stadia a corto plazo, tampoco de una manera radical, pero si su situación no mejora dentro de un periodo de tiempo razonable puede que acabe desapareciendo. A lo largo de su historia, Google ha lanzado y ha retirado una gran cantidad de servicios y de aplicaciones, así que no será algo nuevo.

Alex Hutchinson, director creativo de Google Stadia Montreal, hizo recientemente unas declaraciones poco afortunadas que han levantado ampollas. El ejecutivo dio a entender que los streamers de videojuegos deberían comprar una licencia comercial especial o, en su defecto, pagar derechos a los desarrolladores de juegos para compensarles por la actividad que realizan.

La comunidad de streamers se echó encima de director creativo de Alex Hutchinson, y como no podía ser de otra forma salpicaron a Google Stadia. Para evitar, o minimizar, el impacto negativo que pudiera tener sobre dicha plataforma de juego en la nube, Google se apresuró a comentar que no comparte su opinión, y que tampoco refleja la opinión de Google. Parece que la cosa fue seria, ya que el propio Alex Hutchinson modificó sus comentarios para dejar claro que todas las opiniones que vertió fueron totalmente personales.

Hemos llegado a un punto complicado con el tema de las opiniones personales en redes sociales por parte de profesionales del sector tecnológico. Opinar en la era de las redes sociales se ha convertido en deporte de riesgo, y hacerlo siendo trabajador de una empresa internacional del calibre de Google conlleva una responsabilidad todavía mayor. Puedo entender la postura de Google, y desde luego su reacción me parece mucho más acertada que la de otras empresas que se han visto en situaciones similares, como ArenaNet, por ejemplo, que decidió despedir a dos empleados por no ser «amigos fuera del trabajo» de todos los fans de sus juegos.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!