Conecta con nosotros

A Fondo

¿Qué puede cambiar en la industria tecnológica tras el triunfo de Joe Biden?

Publicado el

Joe Biden

Joe Biden será el próximo presidente de Estados Unidos toda vez que las proyecciones de los medios le han otorgado el triunfo en los últimos estados clave para superar la cifra mágica de 270 votos electores necesarios para la elección. A falta de la certificación de los resultados por el legislativo de cada estado y la resolución de las ‘pataletas’ de Donald Trump a modo de demandas judiciales, todo apunta que Joe Biden se convertirá en el presidente número 46 de EE.UU.

Elección histórica por varios motivos. Joe Biden ha obtenido el mayor apoyo ciudadano de un candidato en la historia electoral de Estados Unidos, casi 75 millones de votos. También será la persona de mayor edad en acceder al cargo, el segundo presidente católico desde John Fitzgerald Kennedy y especialmente (por lo que pudiera suceder durante su mandato y en la posible reelección) llegar acompañado de la senadora Kamala Harris, la primera mujer vicepresidente, afroamericana y con ascendencia asiática para más señas.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España 20 casos de éxito en 2020
Descubre cómo las empresas se reinventan tras la pandemia ¡Descárgate la guía!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

A la espera del aterrizaje en el cargo el 20 de enero de 2021, Joe Biden ha prometido «cerrar las heridas» de un país partido en dos tras las políticas de Trump, «curar» el país (en referencia al COVID-19), devolver «el primer día» a Estados Unidos a organismos como la Organización Mundial de la Salud, paralizar la salida del país del Acuerdo del Clima o «restablecer el liderazgo en el escenario mundial» con unas políticas más moderadas y esperemos beneficiosas para todo el planeta.

Tampoco nos engañemos. La sombra de Trump es alargada así como sus más de 70 millones de votos, el proclamado «Trumphismo» aunque sea sin Trump es un debate abierto en el Partido Republicano y la sociedad americana sigue siendo eminentemente conservadora.

Por otro lado, Biden no es un socialista «peligroso» y será difícil revertir el America first que encumbró al poder a Trump y sus consecuencias en el comercio mundial. De hecho, al presidente electo se le considera eminentemente «proteccionista». También importante el recuento hasta «el último voto» de estas presidenciales y las próximas elecciones para derimir el importantísimo control del Senado.

Joe Biden

Joe Biden y las políticas tecnológicas

Wall Street adelantó la elección del nuevo presidente con subidas en bolsa, especialmente en las grandes tecnológicas, siguiendo una tendencia alcista que las acompaña durante todo el año. Compañías como Microsoft han dado la bienvenida al nuevo ejecutivo de la mano del presidente Brad Smith, «construyendo nuevos puentes para cerrar las brechas que nos dividen».

Es un argumento que ha recogido el mismo Biden y que se ha repetido dentro de Estados Unidos y fuera, a lo largo de todo el mundo por dirigentes mundiales, organizaciones y analistas. Las grandes tecnológicas estadounidenses son multinacionales con inmensas cifras de negocio a nivel internacional. «La colaboración con el resto del mundo es fundamental para el país», ha destacado en su misiva el presidente de Microsoft.

La industria tecnológica no es ajena a la política global y tiene pendiente decisiones particulares que pueden cambiar su rumbo. Repasamos las más importantes que las políticas de Joe Biden deberá abordar:

Antimonopolio tecnológico

Independientemente de quién gane las elecciones presidenciales, la aplicación de las leyes antimonopolio contra las grandes tecnológicas va a continuar. Y hay unas cuantas investigaciones pendientes, contra Google por su posición en búsquedas y publicidad; contra Apple por las políticas de su tienda de aplicaciones, contra Facebook por la cuestión de los datos y la privacidad o contra Amazon por

La victoria demócrata las puede impulsar. De hecho, el Subcomité Antimonopolio del Comité Judicial de la Cámara de representantes encabezado por los demócratas, publicó un informe condenatorio en el que acusaba a Amazon, Apple, Facebook y Google de abusar de su posición de mercado. Ese movimiento precedió a la esperada demanda del Departamento de Justicia contra Google.

Los analistas esperan que la administración de Biden se centre en garantizar que el Departamento de Justicia esté mejor financiado para mantener un régimen de aplicación más agresivo al tiempo que establece cambios estatutarios cuidadosamente dirigidos para impulsar y cumplir las leyes antimonopolio.

Neutralidad de la Red

Las reglas promulgadas por la administración Obama para proteger la neutralidad de la Red quedaron derogadas tras la entrada en vigor de una nueva normativa impulsada por el regulador de comunicaciones estadounidense, FCC, con el beneplácito de la Casa Blanca y el Partido Conservador.

De nada sirvieron los últimos movimientos en el Senado de Estados Unidos para intentar retrasar la puesta en marcha de las nuevas reglas, como tampoco la posición contraria de la Internet Association, que representa a grandes empresas de Internet como Amazon, Facebook, Google, Netflix o Twitter, las editoriales de grandes medios por lo general contrarias, ni la opinión mayoritaria de la ciudadanía contraria en un 83% a la entrada en vigor de estas normas.

El lobby de las poderosas operadoras de telecomunicaciones estadounidenses ganaron la batalla, que no la guerra. Que un ex-abogado de la operadora Verizon, desde su actual puesto de presidente de la FCC, fuera el máximo responsable del proceso de desmantelamiento de la neutralidad en la red, indicaba por sí sólo quiénes fueron los impulsores y beneficiados de todo este proceso. Se espera que la nueva administración revierta la situación y restablezca las normas de Obama, con quien Joe Biden fue vicepresidente.

Joe Biden

Sección 230: Redes sociales

La Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones es otra de las normas controvertidas. La legislación otorga algunas protecciones de responsabilidad a las empresas de Internet que alojan contenido generado por el usuario, empresas como Facebook y Twitter, pero también el sistema de comentarios de un periódico digital.

Después de que Twitter colocara etiquetas de verificación de hechos en sus tweets, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que revisa la autoridad de las empresas de redes sociales para interpretar la Ley, que la Comisión está considerando ahora.

Biden también ha pedido que se deroguen las protecciones actuales otorgadas por la Sección 230. La industria debería esperar que su administración impulse una nueva legislación para responsabilizar a las empresas de redes sociales de la distribución de contenido como fake news. No será nada sencillo hacer eso y hay derechos como el de libertad de expresión involucrados.

Ley federal de privacidad

Hay grandes presiones sobre el ejecutivo de Estados Unidos para que promulgue una ley federal de privacidad y aborde un tema importante en política tecnológica, especialmente desde que se aprobó el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea.

Algunos estados han aprobado normativa bajo la administración de Trump como la Ley de Privacidad del Consumidor de California (CCPA) y los analistas creen que con Joe Biden las probabilidades de que se apruebe una ley federal de privacidad son más altas asumiendo que los demócratas también tienen el control del Congreso, recuperando de paso el suspendido Escudo de privacidad UE-EE. UU.

California ha aprobado recientemente la Proposición 24, que aborda cómo las empresas deben manejar los datos de los usuarios aumentando los costes de cumplimiento para las empresas. La aprobación de una ley federal permitiría a la administración atribuirse el mérito de abordar la principal queja sobre las grandes tecnologías, «no el tamaño en sí, sino una percepción de falta de control sobre la recopilación de datos», explican los analistas.

Tecnología china

La administración Trump ha iniciado bajo su mandato una guerra comercial contra China con la tecnología como protagonista y bajo el paraguas (sin pruebas) de la consabida seguridad nacional. Los bloqueos contra Huawei, ZTE, Broadcom, Grindr y más recientemente, TikTok o WeChat han ocupado las portadas.

En este apartado los analistas no esperan que Biden sea un ‘angelito’ y tomará una posición igualmente dura con las empresas de infraestructura crítica como Huawei. Es menos probable que la presión sobre aplicaciones de consumo como TikTok se mantengan y se espera que Biden hable duro con China, «pero con menos aranceles unilaterales y más cooperación de los aliados internacionales». prevén.

Otros analistas creen que la administración Trump «cambió irreversiblemente» la relación económica de Estados Unidos con China y será difícil revertirla: «No importa quién gane las elecciones, un gran desafío para el próximo presidente sería abordar esos problemas de seguridad sin comprometer las reglas claras del mercado y su aplicación constante en nuestra economía».

Como vemos, grandes desafíos y toma de decisiones para Joe Biden también en políticas particulares para la industria tecnológica.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!