Conecta con nosotros

Noticias

HPE vuelve a la Estación Espacial Internacional con su Spaceborne Computer-2

Publicado el

HPE Spaceborne

HPE vuelve al espacio. Si todo sale bien, el próximo 20 de febrero, el Spaceborne Computer-2 será un pasajero más de la «Northrop Grumman Resupply Mission», que tiene como objetivo llevar provisiones y nuevos componentes a la estación espacial internacional (ISS).

Tras el primer Spaceborne, lanzado hace cuatro años, la revisión del equipo de HPE llegará con nuevas capacidades para el procesamiento de datos en el edge y con la posibilidad de procesar datos en tiempo real en la misma ISS, sin necesidad de enviar los datos a la Tierra.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

De esta forma, a partir de ahora, los astronautas lo tendrán mucho más fácil a la hora de completar sus experimentos, que pasarán de ofrecer resultados en semanas o incluso meses, a poder hacerlo en pocos minutos.

El objetivo del nuevo equipamiento es por lo tanto triple: ayudar a la tripulación a interpretar los datos que ofrecen distintos instrumentos (sensores remotos, satélites, etc.), realizar experimentos y pruebas piloto relacionados con la salud y la condición médica de los propios tripulantes (con capacidad hasta por ejemplo, procesar gráficamente secuencias de ADN) y poner en marcha todo tipo de pruebas de concepto que puedan ser interesantes.

Hasta ahora, muchas de estas pruebas eran imposibles de conseguir, debido al duro entorno de la ISS, con condiciones de gravedad cero y altos niveles de radiación que podían dañar los equipos necesarios para albergar las tecnologías adecuadas para ponerlos en marcha.

Para evitar esta exposición, el nuevo equipamiento formado por el HPE Edgeline Converged Edge System y el servidor HPE ProLiant DL360 están recubiertos del mismo aluminio empleado por la industria aeroespacial para sus cohetes y naves, en un diseño completamente sellado. Se espera en este sentido, que el Spaceborn-2 pueda estar operativo al menos durante los próximos tres años.

Por primera vez además, un «ordenador espacial» ofrecerá a los astronautas, capacidades de Inteligencia Artificial, automatizando en este caso gran parte de las tareas que sobre la propia ISS estos debían hacer hasta ahora de forma manual (comprobación de los valores en todo tipo de instrumentos y sensores, por ejemplo), de modo que dispondrán de mucho más tiempo que podrán dedicar a tareas más importantes.

Finalmente y gracias a su colaboración con Microsoft y el programa Azure Space los investigadores esperan poder aprovechar la situación única de este ordenador para evaluar todo tipo de condiciones climáticas y medioambientales, de modo que los datos que se obtengan puedan tener sentido para una futura misión a Marte, o al establecimiento de una base permanente en la Luna.

Periodista tecnológico con más de una década de experiencia en el sector. Editor de MuyComputerPro y coordinador de MuySeguridad, la publicación de seguridad informática de referencia.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!