Conecta con nosotros

Opinión

Cómo modernizar la implementación del PC y aumentar la productividad

Publicado el

Dell Latitude 9420

La forma de trabajar ha experimentado una gran transformación en el último año y ahora priman los modelos de trabajo flexible que permitan a los empleados trabajar desde cualquier lugar. Ante esta situación, la gestión remota del PC se ha convertido en una inversión fundamental para cualquier negocio. Los departamentos de TI tienen que buscar maneras de garantizar que su tecnología y servicios se adapten a diversos equipos, ajustándose a las necesidades de cada empleado para que puedan obtener una mayor satisfacción en el lugar de trabajo y ser más productivos, independientemente de dónde se encuentren.

En este contexto, ser capaz de gestionar la satisfacción del usuario y el tiempo de actividad del dispositivo, a distancia, va a ser esencial. Esto se puede supervisar con la opinión del usuario, la información basada en telemetría y el soporte proactivo y predictivo basado en IA para ayudar a comprender las necesidades de los empleados. Todo ello se puede lograr con la gestión moderna del PC.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

Los requisitos transformadores del lugar de trabajo moderno

Un estudio de Dell Technologies desvela que el número de empleados que trabajan desde casa o de forma remota en Europa aumentó un 21% con la pandemia. Esto supuso una gran presión para los profesionales de TI, que tuvieron que reaccionar y a la vez adaptarse las actualizaciones de Windows 10 y de hardware.

Un informe de Forrester estima que un equipo de TI tarda 30 horas en implementar un PC. También revela que el 53% de los responsables de TI tienen que hacer frente a la diversidad de dispositivos de cada empleado, a la vez que aumentan las llamadas de asistencia que reciben, la mitad de ellas relacionadas con problemas de contraseña, VPN o aplicación. Esta situación se ve agravada por los  problemas de seguridad, ya que el trabajo en remoto ha aumentado la exposición al riesgo. Los equipos de TI tardan 191 días de media en identificar violaciones de datos, según un informe de TechBeacon.

Transformar los procesos empresariales críticos es esencial para mantenerse al día con las necesidades cambiantes del lugar de trabajo. Para ello, es necesario considerar una serie de factores:

  • En primer lugar, el envío de sistemas totalmente personalizados y preconfigurados directamente a los usuarios finales reducirá significativamente el tiempo y esfuerzo manual que los equipos de TI dedican a implementar dispositivos.
  • Centrarse en proteger proactivamente dispositivos, usuarios y datos a través de cualquier red, con la corrección y detección en tiempo real, es clave.
  • Cuando se trata de abordar la diversidad de dispositivos, la gestión moderna del PC exige un único panel de administración.
  • Por último, es importante reducir las llamadas al soporte técnico y las escalaciones, con el fin de ahorrar tiempo al equipo de TI y costes a la empresa.

Avanzar hacia la implementación sin contacto ofrece una mayor productividad

El ingrediente principal para iniciar el cambio y, en última instancia, transformar la fuerza de trabajo es la modernización de los modelos de implementación de PC. Mediante el uso de servicios de configuración, los administradores de TI pueden personalizar los equipos electrónicos a las necesidades de cada usuario y configurarlos antes de la implementación, ahorrando tiempo, dinero y  recursos de soporte de TI. 

La generación de imágenes, la configuración del BIOS y del sistema, y el etiquetado de activos pueden tener lugar en un centro de configuración. Con un  servicio de aprovisionamiento basado en la nube, se puede preconfigurar dispositivos de forma dinámica y segura desde la plataforma en la nube, haciendo un preaprovisionamiento para Microsoft Intune o Workspace ONE. Esto puede reducir significativamente los puntos de contacto requeridos por el departamento TI. También implica que los dispositivos listos para usar se pueden enviar directamente al usuario final.

Una vez en uso, los dispositivos se pueden administrar de forma remota con Intune o Workspace ONE, sin importar dónde se encuentre el trabajador. De esta forma, los administradores de TI tienen la certeza de que el dispositivo está siendo optimizado para su uso y cualquier problema puede abordarse proactivamente.  Esto ahorra tiempo en las llamadas al soporte de TI y permite a los empleados ponerse directamente a trabajar, mientras que las empresas se benefician de una fuerza de trabajo ágil, conectada y flexible.

Firmado: Roberto Navarro, Client Solutions Director de Dell Technologies

El equipo de profesionales de MCPRO se encarga de publicar diariamente la información que interesa al sector profesional TI.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!