Conecta con nosotros

Noticias

La escasez de semiconductores ha cambiado la estrategia de los grandes del motor

Publicado el

Es un hecho, la escasez de semiconductores que estamos viviendo a nivel internacional no solo ha afectado al sector tecnológico en general, también ha salpicado gravemente al mundo del motor. Esto tiene una explicación, y es que los coches han vivido una importante evolución que ha estado profundamente unida a los chips.

La introducción de los sistemas de infoentretenimiento, y de funciones inteligentes cada vez más avanzadas, ha hecho que el mundo del motor tenga una dependencia cada vez mayor de la tecnología, y de los semiconductores. Hoy nos encontramos en un punto tal que, si una compañía del mundo del motor no recibe los chips que necesita, directamente no puede producir los coches que tenía previstos.

MCPRO Recomienda

Transformación Digital en España ¡Participa y envíanos tu caso de éxito!
Tendencias de inversión TIC en 2021 ¡Descárgate el informe!

No todos los gigantes del sector están afrontando la escasez de semiconductores de la misma manera. Por ejemplo, Daimler Benz ha optado por utilizar nuevos diseños en sus unidades de control que ya no dependen de un tipo de chip específico, mientras que otras compañías como Tesla han reprogramado directamente el software de sus coches para que se puedan utilizar otros chips que no escasean tanto.

Al final, esa capacidad de adaptación está jugando un papel clave en el sector, pero el problema es mucho más profundo de lo que parece, y necesita de otro tipo de medidas para poder ser resuelto de verdad, y con garantías de éxito. En este sentido, desde Reuters nos cuentan que algunos de los grandes del sector, como Volkswagen, están empezando a pasar de los intermediarios, y a establecer contactos estratégicos directos con los grandes fabricantes asiáticos de semiconductores.

Ese es un primer paso importante y en el camino correcto, pero algunos analistas creen que, al final, debido a la enorme relevancia que han adquirido los semiconductores, las principales marcas del sector del automóvil deberían plantearse invertir directamente en la producción de chips, algo que podría tener un impacto muy positivo en la recuperación del sector y acelerar el aumento de la producción.

En los casos más complicados, tenemos constancia de que algunos coches están siendo comercializados sin ciertas funciones que requieren de determinados chips que no están disponibles. Estos vehículos no carecen de funciones vitales para su correcto funcionamiento, pero incluso en estos casos los tiempos de espera para poder comprar ciertos coches se están alargando, y la producción de algunos modelos eléctricos se ha tenido que suspender de forma temporal. Se espera que esta situación se mantenga casi durante todo 2022.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!