Conecta con nosotros

Noticias

Netflix pierde 200.000 suscriptores y sus acciones se despeñan: caen más del 35%

Publicado el

Netflix pierde 200.000 suscriptores y sus acciones se despeñan: caen más del 35%

Netflix hizo públicos sus resultados del primer trimestre de 2022 el pasado martes, que reflejaban una pérdida notable de suscriptores por primera vez en su década de historia: 200.000, cuando según The Guardian preveían ganar 2,5 millones. Pero eso no era lo peor. La compañía prevé además perder 2 millones de usuarios más en el siguiente trimestre, es decir, el que ya ha comenzado.

La noticia cayó como un mazazo entre sus accionistas, que no tardaron en aplicar un durísimo castigo a la compañía, que ha llevado a que sus acciones, a día de hoy, hayan perdido más de un 35% de su valor: alrededor del 37%. Nada menos que 50.000 millones de dólares de su valor total se han evaporado. Y a esto hay que añadir la bajada anterior de sus acciones en lo que va de año, periodo en el que ya habían caído un 40%. Se acabó por tanto la etapa de crecimiento exponencial de las acciones de la compañía, que no hace mucho proporcionaba notables ganancias a sus accionistas, ya que desde finales de 2019 hasta acabar 2021, las acciones de Netflix subieron nada menos que un 86%.

Así, de los 700 dólares que valía cada título de Netflix en noviembre de 2021, se ha pasado a 244 dólares, su valor a la apertura del mercado de hoy. Y accionistas de peso pueden estar empezando a abandonar el barco, o al menos se lo están pensando. Uno de ellos, ya ha dado el paso. Reuters señala que el inversor multimillonario William Ackman vendió todos sus títulos de Netflix ayer miércoles, perdiendo más de 400 millones de dólares con respecto al precio que pagó por ellas cuando las adquirió el pasado mes de enero. Entonces pagó 1.100 millones de dólares por los 31 millones de acciones de los que se ha desprendido ahora.

Desde Netflix apuntan a diversos factores como causantes de la pérdida de suscriptores de su servicio. Uno de ellos es el replanteamiento que los consumidores se están haciendo de los servicios de streaming a los que están suscritos, una vez que lo peor de la pandemia parece haber pasado y vamos retomando la normalidad y las actividades fuera de casa.

Otro es un mayor nivel de competencia en el streaming de películas y series, con entrada en el mercado de servicios como Disney o Warner Bros Discovery, en muchas ocasiones con catálogos de notable importancia. También otros que ya funcionaban, como HBO o Amazon, van sumando contenidos y ampliando mercados. La compañía también se verá afectada por salir del mercado ruso, lo que les va a hacer perder unos 700.000 suscriptores, y sin duda también afectará a sus datos de usuarios el aumento de la inflación en muchos mercados.

La compañía, que no hace mucho subió el precio de varios de sus planes de streaming a pesar de que estaban empezando a notar señales de que el crecimiento de su número de usuarios estaba frenando, ha reconocido que han experimentado «viento de cara en crecimiento de ingresos«, además de reconocer que están notando mayores niveles de penetración en el mercado, pero también una competencia más feroz.

Por tanto, entre otras cosas, necesitan crear más contenido original, una de sus principales apuestas. Pero su caída en bolsa no va a ayudar precisamente a ello. A pesar de ser todavía muy elevado, el valor de la compañía, debido a su caída en bolsa, es mucho menor, y las perspectivas que tiene complican a la compañía el acceso a la financiación para crear nuevos contenidos.

Pero también van a tomar medidas, aunque todavía no tienen claras varias de ellas. Lo que sí están seguros de hacer es acabar con la compartición de cuentas, ya que se estima que unos 100.000 hogares acceden a los contenidos de la plataforma con cuentas que no están pagando. Terminarán así con la permisividad que mostraban hasta ahora con estas cuentas. Según Reed Hastings, Fundador y CEO de Netflix, «cuando crecíamos rápido no era una prioridad, pero ahora trabajamos duro en ello«.

La compañía, en una carta a los accionistas, también ha asegurado que intentarán impulsar el crecimiento mejorando la calidad de su programación. Además, van a valorar la puesta en marcha de una opción de suscripción con publicidad, a un precio menor que el que tienen los planes actuales. Hastings ha reconocido además que él ha estado siempre «en contra de la complejidad de la publicidad» y ha sido siempre «seguidor de la sencillez de la suscripción«, pero reconoce que «aunque me gusta eso, me gusta más que los consumidores tengan la posibilidad de elegir«.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!