Conecta con nosotros

Noticias

El responsable de HoloLens sale de Microsoft entre acusaciones de conducta inapropiada

Publicado el

El responsable de HoloLens sale de Microsoft entre acusaciones de conducta inapropiada

Alex Kipman, el responsable de los equipos de Microsoft que trabajan en el desarrollo del casco de realidad aumentada HoloLens, así como del controlador de movimiento Kinect para Xbox, ha dimitido de su puesto y ha abandonado la compañía entre acusaciones de conducta poco apropiada, que incluye abusos verbales e incluso acoso sexual. GeekWire, que se ha hecho con un correo electrónico interno enviado por Scott Guthrie, el responsable de todo lo que tenga que ver con la nube en Microsoft, en el que se confirma su salida.

En el correo, Guthrie señala que ambos «han decidido que es el momento justo para que él salga de la empresa en busca de otras oportunidades«. Eso sí, en el correo no se menciona ninguna de las acusaciones que unos 25 empleados de Microsoft han hecho a Kipman, del que dice que permanecerá todavía en su puesto otros dos meses para ayudar con la transición. Los trabajadores que denunciaron las situaciones vividas con él hablan incluso de tocamientos no deseados, y de que fueron avisados de no dejar a mujeres solas cerca de él.

Además de la salida de Kipman, Guthrie desvela detalles sobre una reorganización de la división de realidad mixta que hasta ahora lideraba Kipman. Así, los equipos de hardware se unirán a la división de Windows y dispositivos, liderada por Panos Panay.

Como parte de esta reestructuración, el grupo de Presencia y colaboración con realidad mixta se integrará en la organización de Microsoft Teams, que a su vez forma parte de la división de Experiencias y dispositivos de la empresa. Según Guthrie, estos cambios estarán más en línea con sus esfuerzos relacionados con el metaverso, y contribuirán a la aceleración de la ruta hasta su desarrollo, algo que tienen planeado intensificar durante el próximo año fiscal de Microsoft.

La división dedicada a HoloLens, al parecer hace tiempo que atraviesa bastantes problemas. El pasado mes de febrero aparecieron varias noticias que decían que se había cancelado el HoloLens 3, aunque Kipman lo negó. No solo eso, sino que aseguraban que todo el departamento era un caos, lo que pone de manifiesto que en enero, el Wall Street Journal asegurase que cerca de un centenar de empleados del equipo de HoloLens habían abandonado la compañía en 2021. De ellos, 40 se fueron a trabajar a Meta.

Lo cierto es que Microsoft contaba con conseguir un contrato con el ejército de Estados Unidos, mediante el que tenía que facilitar 120.000 cascos para los soldados, por un valor de casi 22.000 millones de dólares durante los próximos 10 años.

Pero el ejército ha retrasado el acuerdo y el Pentágono no parece estar muy por la labor, más que nada por su coste y por las escasas aplicaciones que ven a los cascos. Al menos de momento. Así queda recogido en un informe del pasado mes de abril emitido por el Inspector general del Departamento de defensa. No obstante, Guthrie asegura que el ejército aprobó el mes pasado un test de operaciones con los cascos.

Redactora de tecnología con más de 15 años de experiencia, salté del papel a la Red y ya no me muevo de ella. Inquieta y curiosa por naturaleza, siempre estoy al día de lo que pasa en el sector.

Lo más leído

Suscríbete gratis a MCPRO

La mejor información sobre tecnología para profesionales IT en su correo electrónico cada semana. Recibe gratis nuestra newsletter con actualidad, especiales, la opinión de los mejores expertos y mucho más.

¡Suscripción completada con éxito!