IDC: Mantener Windows XP puede costar 300 dólares anuales

WindowsXP

A poco más de un mes de la finalización del soporte técnico de Windows XP, siguen llegando datos que aconsejan la migración a sistemas operativos más modernos o mejor, aprovechar para renovar el parque de PCs con equipos como los Ultrabooks con Windows 8.1.

Ya hemos hablado en otros artículos que los aspectos de seguridad que rodean al final de un sistema operativo con doce años de antiguedad, son motivos más que suficientes para la actualización, ya que a partir del 8 de abril no habrá nuevas actualizaciones de seguridad, ni parches urgentes, ni servicio de soporte gratuito o de pago así como tampoco actualizaciones on-line con nuevo contenido técnico.

Ello significa que Windows XP quedará «en manos de los ciberdelincuentes», según alertan las firmas de seguridad, ya que éstos están retrasando la publicación de vulnerabilidades zero day para las que no se conoce solución a la espera que Microsoft deje de publicar estas actualizaciones.

Si la migración desde Windows XP es obligatoria por seguridad hay otros motivos que la aconsejan como el desaprovechamiento del fenómeno BYOD o la pérdida de productividad móvil.

También otros más tangibles para mantener estos equipos habitualmente con muchos años a sus espaldas tanto en costes propios de mantenimiento, como los que habrá que emplear para asegurar el sistema operativo.

La firma de investigación de mercado IDC pone cifra a estos costes que podrían elevarse hasta 300 dólares anuales cuando finalice el soporte técnico a Windows XP, frente a los 75 dólares actuales. El dato llega del estudio en India del impacto para asegurar entornos TI y migrar de Windows XP aunque puede extenderse a segmentos corporativos y administrativos de otros países.

En esta línea, la agencia británica de inteligencia a través de su división CESG especializada en seguridad de la información y destinada a proteger los sistemas de comunicaciones informáticas del gobierno, administraciones locales y empresas, emitió recientemente un informe demoledor de la situación de Windows XP tras la finalización del soporte técnico, realizando unas recomendaciones que supondrían en la práctica la inutilidad de los equipos con este sistema operativo o un gasto en gestión que seguramente superaría la compra de equipos nuevos como señala el estudio de IDC.

Por ello, la recomendación es la de migración de equipos a sistemas operativos más seguros como Windows 7 y Windows 8, convirtiendo la inseguridad y altos coste de mantener el sistema, en una oportunidad para renovar equipos utilizando programas de migración como los de HP que ofrecen el plan perfecto para su parque de PCs si tiene que migrar un negocio pequeño o una mediana empresa.