Procesadores Intel para la próxima década

procesadores Intel

Unas imágenes filtradas en Internet, muestran la hoja de ruta de los nuevos procesadores Intel para finales de esta década y el comienzo de la siguiente y el salto en procesos tecnológicos de fabricación, primero a 10 nm y después a unos increíbles 7 nanómetros.

La mejora de los procesos de fabricación ha sido una constante los últimos años en el gigante del chip. Intel utiliza hoy los procesos tecnológicos de fabricación más avanzados del sector de procesadores para PC, con los 14 nanómetros estrenados en la plataforma Broadwell y que también utilizan los Skylake y los Kaby Lake que fueron lanzados recientemente con la séptima generación de procesadores Core.

Si Kaby Lake será la plataforma de referencia en 2017, para 2018 Intel comercializaría los Coffee Lake. Según las imágenes (oficiosas) mantendrían los procesos de 14 nanómetros aunque contarían con nueva arquitectura y sería la primera en ofrecer modelos de seis núcleos físicos al mercado de consumo general, es decir, fuera de la plataforma “Extreme” de Intel.

intel_2

Por su parte, Gemini Lake sería la variante de ultra bajo voltajesucedería a la recién presentada Apollo Lake, utilizada para dar vida a procesadores Atom, Celeron y Pentium en versiones de bajo consumo.

intel_3

El siguiente avance en procesos de fabricación llegaría con la plataforma Cannonlake de 10 nanómetros a la que Intel tiene previsto saltar a finales de la década. Un proceso de fabricación que manteniendo el rendimiento permitirá reducir aún más el tamaño de los chips. También el precio de producción y su consumo lo que redundaría en una gran autonomía en equipos portátiles y convertibles con estos chips que incluirán la CPU, GPU y controladora de memoria en la misma die, aumentando enormemente la integración de componentes y partes del chipset, que ya hemos visto en las últimas plataformas.

Ice Lake y Tiger Lake, también fabricadas en procesos de 1o nanómetros, serían las dos siguientes plataformas de procesamiento

No sería hasta 2022 cuando Intel alcanzaría otros hito asombroso en procesos de fabricación: 7 nanómetros. Para conseguir esta tecnología, Intel está investigando otro tipo de materiales, como el arseniuro de indio y galio, en procesos distintos del FinFET actual, nueva litografía y nuevos empaquetados 3D. Sobre esa base, el futuro para la próxima década serían los 5 nanómetros, una tecnología de ciencia ficción que puede transformar toda la computación tal y como la conocemos.